Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/12/2015 10:24:00 PM

“¿Y si el Congreso propusiera un ‘gabinetico’?”: Velasco

El presidente del Congreso rechaza la propuesta oficial de un ‘congresito’. Le pide al presidente, primero, un acuerdo político con todos los sectores para refrendar eventuales acuerdos de paz.

Al Congreso de la República no le han caído nada bien las recientes declaraciones del presidente Juan Manuel Santos. Sobre todo aquellas en las que apunta la fórmula para refrendar los acuerdos a los que eventualmente lleguen el Gobierno y las FARC en La Habana.

Santos, en entrevista con SEMANA, aseguró que los acuerdos se podrían refrendar mediante un acto legislativo “que podría crear una especie de ‘congresito’ que les dé desarrollo a algunas de las decisiones de los acuerdos”. La sola idea generó rechazo y confusión.

Cuando parecía ser un tema en el aire, el mandatario entregó nuevas pistas. Aunque aclaró que lo del ‘congresito’ (una fórmula de transición que se usó ya para la entrada en vigencia de la Constitución de 1991) tan solo era una posibilidad y que no pretendía revocar al actual Legislativo.

El mandatario dijo que “se podría determinar cómo un grupo de congresistas, puede ser la comisión primera del Senado, de la Cámara, más algunos representantes de las FARC que tengan la capacidad de darles la implementación legal a los acuerdos. Esa es una de las posibilidades, hay muchas otras”, insistió.

Las nuevas declaraciones fueron desestimadas y hasta descalificadas por la mayoría de los sectores políticos en el parlamento. Semana.com habló con el presidente del Congreso, Luis Fernando Velasco, quien admitió la necesidad de encontrar fórmulas audaces, pero nunca que estas supongan la revocatoria a un Congreso elegido de forma popular.

Incluso pidió respeto hacia el Legislativo a la hora de divulgar estas propuestas. “¿Qué diría el país si propusiéramos crear un ‘gabinetico’?”, se preguntó.

Semana.com: Por segunda vez en una semana el presidente Juan Manuel Santos plantea la posibilidad de un ‘congresito’ para refrendar los acuerdos de paz. Usted, como presidente del Congreso, ¿cree que el Gobierno se los saltará para refrendar los acuerdos de paz?

Luis Fernando Velasco:
Me parece un error insistir en el término congresito. El ‘congresito’ tiene un antecedente, y es una Asamblea Constituyente que revocó un Congreso y en su lugar creó un cuerpo colegiado constituido por 36 miembros para tomar unas decisiones que la propia Asamblea le delegó.

Hoy tenemos un Congreso elegido por los colombianos, entre otras cosas, en el que a diferencia del Gobierno, sí está representada toda la sociedad. Acá está la oposición y muchos sectores. Cuando uno oye con mayor detenimiento la propuesta del presidente, en el fondo lo que él quiere decir es que dentro del mismo Congreso hay que buscar un mecanismo heterodoxo para ir aclimatando y desarrollando acuerdos.

Yo le respondería al presidente que antes de buscar la forma hay que buscar el acuerdo político dentro del Congreso. Aquí tenemos que contar no con las fuerzas de la Unidad Nacional sino con las que están por fuera, incluida la oposición. Si tenemos un acuerdo político, le construiremos el ‘cascaron’ jurídico y acá podemos ayudar.

Semana.com: ¿Le inquieta que se revoque el Congreso?

L. F. V.:
No me preocupa eso, lo que preocupa es que no se cumplan las reglas constitucionales. Un poder en una democracia no puede tomar decisiones de otro poder. Usted se imagina qué pensaría el país si yo le propongo al Congreso un acto legislativo para quitarles las funciones a los jueces y que las asuma el Congreso, o qué pensaría el país si nosotros proponemos que se acabe el gabinete ministerial y creemos un gabinetico.

El debate es más de fondo. Entendemos que frente a una guerra de más de 50 años tenemos que encontrar unas salidas heterodoxas, incluso la más heterodoxa debe estar regida por unas normas de las que no podemos salirnos. Acá le estamos diciendo: Señor presidente haga el acuerdo político y luego sentémonos a hacer el ‘cascarón’ jurídico.

Semana.com: En todo caso, ¿es inconstitucional que otro órgano, así sea dentro del mismo Congreso, termine aprobando normas o acuerdos?

L. F. V.:
Si usted quiere crear un ‘congresito’ existiendo un Congreso, genera una gran confusión. Pero hay que sentarse con las fuerzas políticas y el resto de la sociedad y encontrar cómo podemos crear una circunscripción especial para que aquellos que se enfrentaron al Estado puedan tener espacio a la hora de tomar estas decisiones.

Una norma es la expresión de un acuerdo político que unos delegados de la sociedad toman en nombre de otros ciudadanos. Entonces, primero es el acuerdo, luego el ropaje jurídico. No podemos hacer las cosas al revés.

Semana.com ¿Usted ve ambiente para un acuerdo político en ese sentido?

L. F. V.:
Creo que sí. Una sociedad que quiere de salir de 50 años de guerra termina entendiendo que tiene que hacer acuerdos. Entre otras cosas, en el debate de la paz, nadie dijo que no se hiciera un proceso de paz, había diferencias en cómo hacerlo, pero todo el mundo está de acuerdo con que se haga un proceso de paz. Ese debería ser el acuerdo central. Me parece que lo que nos ha faltado es hablarnos un poco hablarnos con menos agresividad tanto de la oposición hacia el Gobierno como del Gobierno a la oposición.

Semana.com: ¿Usted ve sentado a Uribe y a los voceros de las FARC en una mesa refrendando acuerdos de paz?

L. F. V.:
A mí no me aterra que la oposición a este gobierno se siente con personas con las que ha tenido profundas diferencias, si es para construir una sociedad en paz. No me parece estrambótico. Supongo que la oposición plantearía una serie de condiciones y garantías para el resto de la sociedad, pero en este país tarde o temprano vamos a tener que hablar todos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.