15 noviembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Congreso a punto de cerrar las puertas al 'voltearepismo político'

POLÍTICALa Cámara de Representantes no llegó a un acuerdo para levantar las sanciones al transfuguismo, y el proyecto que le permitiría a actuales parlamentarios cambiarse de partido está a punto de ser sepultado por el parlamento.

Congreso a punto de cerrar las puertas al 'voltearepismo político'.

Foto: Ilustración SEMANA

Los actuales congresistas que estaban pensando en reelegirse en el 2014 con el aval de otro partido político ven agotadas las posibilidades para hacerlo.

Esa es la principal conclusión luego de que este jueves se frustró en la Cámara de Representantes el que era quizás el último intento para
aprobar el proyecto que pretende, de forma temporal, levantar las sanciones que contempla la Constitución para castigar la conducta del transfuguismo. Los partidos políticos no llegaron a un acuerdo para salvar la iniciativa.

Por esa razón, el presidente de la Cámara de Representantes, Augusto Posada, se abstuvo de anunciar el proyecto de transfuguismo en el orden del día para la sesión plenaria del próximo martes 20 de noviembre, día que había sido señalado como la última opción real para que este proyecto superara los primeros cuatro debates de los ocho que necesita para convertirse en enmienda constitucional.

Los parlamentarios que impulsan el proyecto del transfuguismo responsabilizaron al Partido de La U, que tiene mayorías en la Cámara, y el cual. decidió oponerse a la posibilidad de que para los comicios del 2014, los actuales congresistas se cambien de partido político, con el argumento de que los partidos no se fortalecerán si cada cuatro años se permite a los dirigentes cambiarse de camiseta.

Incluso, La U ratificó esa decisión tras la petición expresa que el presidente Juan Manuel Santos les hizo para rechazar ese proyecto, precisamente en la Asamblea general de la colectividad, realizada el pasado 28 de octubre.

Posada, quien además es miembro de La U, dice que como presidente de la Cámara ha sido quien ha promovido la discusión y le ha dado plenas garantías al debate pese a la oposición de su partido. Pero ante la falta de acuerdo político, no volverá a anunciar la discusión de la iniciativa. “No puedo obstaculizar el resto de la agenda”, aseguró.

Sin embargo, en teoría el proyecto aún no ha sido archivado. Y de llegar a un acuerdo político para que el proyecto supere su segundo debate, varios congresistas aseguran que, cuando sólo falta un mes para el cierre de las sesiones ordinarias, el proyecto ya no tiene tiempo para que el Senado lo discuta.

El acuerdo para salvar este proyecto se frustró luego de que el representante Juan Carlos Salazar (PIN), incluyó en la ponencia la posibilidad de que los partidos políticos pudieran escindirse. Esto significa que si el 60 por ciento de sus parlamentarios decidieran salirse del partido, pudieran fusionarse con otras colectividades. Los parlamentarios de La U rechazaron esa propuesta porque nunca se discutió en la Comisión Primera de la Cámara.
Por eso, la posibilidad de que actuales congresistas, decontentos con la disciplina de sus partidos políticos, se cambien de colectividad, cada vez más se advierte imposible.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad