Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/01/07 20:11

Consejo de Estado pide no abusar de la tutela en caso Isagén

La corporación negó una acción que interpuso la Asociación de Trabajadores de la Energía, por considerarla “temeraria”.

Consejo de Estado pide no abusar de la tutela en caso Isagén Foto: Archivo particular

El uribismo y los trabajadores del sector energético no pierden la esperanza de que la justicia evite la venta de Isagén. Pese a que el Consejo de Estado la declaró legal, han seguido presentado acciones judiciales de diversa naturaleza con el anhelo de que, a última hora, algún juez les dé la razón.
 
Sin embargo, parece que a algunos de los críticos del negocio se les fue la mano en la persistencia. Al menos así lo cree la máxima instancia de lo contencioso administrativo, que calificó de temeraria una de las últimas tutelas que interpusieron trabajadores del sector para ser oídos.
 
La Asociación de Trabajadores de la Energía acudió al Consejo de Estado porque buscaba que esa entidad le permitiera hacerse partícipe de las acciones judiciales que pretenden evitar la venta de la participación accionaria de la Nación en Isagén.
 
Además, era su intención que por esa vía se ordenara la suspensión de la enajenación de la empresa. Lo hicieron antes de que esa misma autoridad judicial declarara legal el negocio.
 
No una, ni dos, sino tres veces acudieron al órgano jurisdiccional con la misma petición. Interpusieron acciones de tutela que resolvieron tres magistrados distintos, con idénticas pretensiones y frente al mismo caso: la venta de Isagén.
 
La corporación no sólo se abstuvo de ordenar la suspensión de la venta sino que negó el amparo que estaban solicitando los accionantes. Los magistrados valoraron negativamente que la agremiación demandante interpusiera varias acciones con los mismos propósitos.
 
Para esta autoridad judicial, esas actitudes no se pueden tolerar. De hecho, la Ley ordena negar las acciones de tutela cuando una misma persona las interpone ante distintos jueces y persiguiendo el mismo objetivo sin justificación alguna.
 
Esa actitud de los trabajadores del sector eléctrico fue calificada de temeraria. Lo fue porque así también la percibe la legislación, que busca que la acción de tutela no se convierta en una excusa para congestionar el aparato de justicia injustificadamente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.