Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/28/2013 12:00:00 AM

Conservadores, “mortificados” con Santos

Anuncian moción de censura a canciller, reservas ante referendo y defienden a Pastrana. ¿Se rompe la Unidad Nacional?

Vientos de rebelión soplan en el partido Conservador. De forma sorpresiva la reunión que el Directorio Nacional Conservador adelantó con los congresistas del partido, y que sobre el papel estaba convocada para analizar estrategias electorales de cara al 2014, se convirtió en un confesionario donde un “amplio volumen” de senadores y representantes se declararon “mortificados” con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Omar Yépez Alzate, presidente del partido, confesó que los dirigentes conservadores no solo han “perdido identidad” con el gobierno sino que se “sienten excluidos” de las “decisiones fundamentales de la política nacional”.

Y aunque el partido mantiene su asiento en la mesa de Unidad Nacional, como el segundo partido en importancia de la coalición del gobierno, no descarta que el respaldo a la administración Santos sea objeto de debate. “No faltan las voces que lo están reclamando”, admitió Yépez al término de la reunión celebrada este miércoles en la sede del Directorio Nacional Conservador, en el centro de Bogotá.

Esta circunstancia no deja de ser sorpresiva pues hace tan solo un mes la junta de parlamentarios conservadores, de forma unánime, había decidido ‘congelar’ los mecanismos para escoger candidato presidencial propio a la vez que le habían ratificado su respaldo al presidente Santos, especialmente en la política de paz.

Pero en menos de cuatro semanas las cosas parecen haber cambiado y el partido Conservador, según palabras de su presidente, se declaró este miércoles en estado de “acuartelamiento” y “sesión permanente” con el ánimo de discutir su futuro político inmediato.

Durante la reunión, tres fueron los asuntos que concentraron una especie de memorial de críticas de los conservadores al gobierno. La defensa de Colombia frente al litigio con Nicaragua, el manejo del paro agrario y las solución es a este sector, así como el proyecto de ley de referendo que propuso el gobierno para poder refrendar los eventuales acuerdos de paz con la guerrilla en las elecciones ordinarias de 2014.

Frente al primer punto de discusión, la bancada de representantes a la Cámara sorprendió al Directorio Nacional con la propuesta de adelantar una especie de ‘juicio político’ a la canciller María Ángela Holguín y proponerle al Congreso de la República una moción de censura contra la funcionaria. Argumentan que el gobierno ha sido blando frente a las pretensiones expansionistas de Nicaragua en el mar Caribe y se desconoce la estrategia con la que el gobierno va a enfrentar el fallo de La Haya, que le despojó soberanía de casi 75.000 kilómetros de mar territorial en el archipiélago de San Andrés.
La propuesta, según Yépez Alzate, fue acogida de “forma positiva” y los congresistas que la promovieron anunciaron que se reunirán con la excanciller conservadora Noemí Sanín para definir los criterios del debate que pretenden adelantar en el Congreso. Los conservadores sienten que las posiciones de Sanín frente al litigio fueron desatendidas sin argumento y cuestionaron que parte de la culpa por el fallo se la endilguen exclusivamente a la defensa que adelantó Colombia durante el gobierno de Andrés Pastrana.
Precisamente, sobre el expresidente Pastrana, Omar Yépez salió en su defensa al calificarlo como “un patrimonio del partido”. “Hemos estado en mora de hacerle un reconocimiento a su gestión de gobierno. Porque hay que establecer claramente qué tipo de país recibió y qué tipo de país entregó. (…) El partido y el país necesitan al presidente Pastrana”.
De forma unánime los conservadores rechazaron la propuesta del gobierno de reducir en un 40% el presupuesto para el sector agropecuario, contenida en el proyecto de presupuesto general de la Nación para el 2014. Es por eso que acordaron defender en el Congreso que el presupuesto para este sector no sea inferior a los 4 billones de pesos.
También cuestionaron la demora con la que el presidente Juan Manuel Santos ha atendido los “reclamos justificados” de los campesinos y señalaron que desde hace tres años los dirigentes conservadores han advertido de la crisis de este sector y el presidente no ha escuchado sus propuestas.
¿Bajarse del bus de la paz?
Y por si fuera poco, la política de paz del gobierno que los conservadores han respaldado en reiteradas oportunidades, esta vez fue objeto de reparos, sobre todo porque algunos congresistas manifestaron sus reservas frente al proyecto de ley que pretende habilitar el escenario de un referendo para refrendar los acuerdos entre el gobierno y las FARC precisamente el mismo día de las elecciones presidenciales o congresionales del año próximo.
Varios representantes a la Cámara consideraron que el partido no podría seguir adelante con este proyecto hasta tanto no hubiera una señal del gobierno sobre la forma como están evolucionando los acuerdos en la mesa de La Habana. Por eso convocaron para el próximo 4 de septiembre una reunión con los voceros negociadores del gobierno, Humberto de la calle y Sergio Jaramillo para que le informen a los congresistas del partido el estado de la negociación con la guerrilla.
Hernán Andrade rechazó la posibilidad de renunciar a la ponencia del proyecto de referendo porque como le confesó a Semana.com la paz es el punto cardinal del gobierno y significaría enviar un mensaje de que “los conservadores nos estamos bajando del bus de la paz” cuando el proceso está en su tramo definitivo. “No es conveniente hacerlo después de tanto apoyo que le hemos dado, entonces digamos de una vez por todas que la paz es liberal, como se decía en tiempos de López Michelsen”.
Por eso Andrade aseguró que el partido debería definir primero si permanece en la Unidad Nacional antes de fijar una postura contraria al proyecto que habilitaría que el referendo se pueda tramitar en las elecciones del 2014.
Ese debate, el de la permanencia en la Unidad Nacional, no lo eludirá la dirigencia conservadora. Sobre la mesa tienen la posición del expresidente Andrés Pastrana, un sector de conservadores antioqueños (Fabio Valencia Cossio, Luis Alfredo Ramos y Juan Gómez) que han pedido a la dirigencia azul apartarse del gobierno.
Un debate que estará determinado por tres factores. Primero, la representación burocrática del partido en el gobierno, la poca identidad que algunos conservadores sienten con el gobierno Santos y las dos realidades políticas que marcan la precampaña: el desprestigio del gobierno Santos y la amenaza que supone el uribismo para el partido Conservador. Varios dirigentes manifestaron que el Centro Democrático se está adueñando de la franja electoral que representan los conservadores.
Los conservadores que se declararon en asamblea permanente tendrán en frente semanas decisivas para definir su futuro. Si hasta hace un mes parecían resignados a mantenerse a la sombra del presidente Santos, ahora las cosas parecen haber cambiado. Vientos de rebelión soplan con más fuerza en las huestes azules.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.