Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/19/2015 11:40:00 AM

Dos firmas extranjeras, que operan en Colombia, salpicadas en casos de corrupción

Hidalgo e Hidalgo y Odebrecht están enredadas por casos de sobornos en Panamá y Brasil. Las empresas tienen contratos de enormes magnitudes en el país.

En la mañana de este viernes la noticia se regó como pólvora por tratarse de quienes son. La Policía Federal de Brasil confirmó las capturas de dos altos ejecutivos de la afamada empresa Odebrecht, una compañía de construcción e ingeniería con asiento en decenas de países, entre ellos Colombia y quizá la más poderosa de su ramo en Brasil.
 
Los principales detenidos son Marcelo Odebrecht y Otávio Azevedo, quienes presiden las empresas Odebrecht y Andrade Gutiérrez, respectivamente. El caso es de suma relevancia para Colombia teniendo en cuenta que ambas empresas llevan más de 20 años en el país. En ese lapso las dos firmas han realizado contratos con el Estado de enormes magnitudes en la ejecución de proyectos de infraestructura y construcción de hidroeléctricas.
 
La presencia de Odebrecht en el país es gigante. Por ejemplo, el consorcio Navalena, conformado por la firma brasileña Odebrecht y la compañía Valores y Contratos, es el encargado de adelantar la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena. Estas obras tendrán un plazo de ejecución de 13 años y tienen un costo cercano a 2,5 billones de pesos.
 
A esto se suma la construcción de la ruta del Sol Fase II, que fue entregada al consorcio Ruta del Sol S. A., cuyos socios son Odebrech, grupo Aval y Hermanos Solarte. El concesionario invertirá 3,6 billones de pesos en la construcción del sector dos, que comprende un total de 528 kilómetros.
 
“Con la ANI, Odebrecht tiene uno de los mayores contratos de concesión, si no el mayor, que es el contrato de la Ruta del Sol II, en ese contrato ellos son mayoritarios, con socios de Corficolombiana, parte del Grupo Aval”, dijo Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) a Blu Radio esta mañana. “Es una noticia supremamente desafortunada y nos ilustra los grandes problemas de corrupción que hay en la industria de la construcción en Colombia y en todo el mundo”, agregó.

Odebrecht Colombia, por su parte, emitió un comunicado de prensa en el que aseguró que las investigaciones que se adelantan actualmente en Brasil no afectan de ninguna manera las operaciones de la empresa en Colombia, pues son totalmente independientes. En efecto, la empresa en Colombia continúa con sus operaciones normalmente.
 
Pero ¿de qué están acusados los directivos? Ambas empresas, al igual que otras 25 firmas, son investigadas por su supuesta participación en una vasta red de corrupción enquistada en Petrobras (Petróleos de Brasil) que durante la última década, según admitió la propia petrolera, se apropió ilegalmente de unos 2.000 millones de dólares.
 
La denominada 'Operación Lavado de Autos', centrada en Petrobras, ha generado acusaciones contra muchos ejecutivos de las principales constructoras brasileñas y ha salpicado a decenas de políticos por supuestos pagos de sobornos, en su mayoría del Partido de los Trabajadores de la presidenta, Dilma Rousseff. El escándalo sacudió a su gobierno y afectó a la economía del gigante latinoamericano.
 
Pero si en Brasil llueve…
 
El caso de las empresas vinculadas con Colombia e involucradas en escándalos en el exterior no se detiene en Odebrecht. Semana.com ha relatado a lo largo de estos días cómo la firma ecuatoriana Hidalgo e Hidalgo (H&H), que tiene dos grandes obras en Colombia y busca otro contrato por 237.000 millones de pesos, está bajo la lupa de las autoridades panameñas.
 
La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) adjudicó un contrato de 1,2 billones de pesos en Cauca a un consorcio integrado por H&H y Carlos Solarte, este último, un constructor colombiano que ha estado vinculado a procesos por presuntos incumplimientos contractuales.
 
Según lo documentó la prensa panameña, el ex vicepresidente y empresario de ese país Felipe Virzi habría recibido 10 millones de dólares de H&H en el 2012 para ganar la licitación para el estudio, el diseño y la construcción de un proyecto agropecuario en el valle de Tonosí (centro de Panamá) valorado en 155 millones de dólares.
 
Virzi le contó a la Fiscalía cómo el saliente presidente Ricardo Martinelli era el que presionaba y daba instrucciones de a qué personas había que hacerles los pagos. Un escándalo que tiene a la prensa del vecino país abriendo con grandes titulares de prensa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.