Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2015/11/08 20:20

Una caleña lucha por llegar al Congreso de España

Consuelo Cruz, quien adoptó la ciudadanía española, es la primera afrodescendiente en ser candidata al Congreso de Diputados.

Consuelo Cruz es una activista social que estudió en la Universidad del Valle. Foto: Archivo Particular

La primera persona de raza negra en llegar al Congreso de Diputados de España podría ser una caleña de nacimiento. Si reúne los votos necesarios, claro está. Consuelo Cruz aún habla con ese dejo de los venidos del Pacífico que se pueden encontrar más fácil caminando por la avenida sexta de Cali, que por La Gran Vía de Madrid.

Pero el trabajo de Consuelo en la lucha por la reivindicación de los derechos de las minorías ha demostrado que los límites no existen. Y menos si se trata de sueños que antes parecían tan lejanos. Llegó en el 2003 a España y desde entonces comenzó a encontrar un lugar en el activismo. Dos años después se vinculó al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la segunda fuerza política hoy del país.

En los discursos de Consuelo, abogada de la Universidad Santiago de Cali y madre de dos hijas, siempre aparecen nombres como los de Rosa Park, esa mujer negra que se volvió un hito en la historia de Estados Unidos al negarle el puesto en el bus a un blanco, o el nombre de Fatu Sekra, la africana símbolo de la lucha contra la mutilación genital.

Ser el número 18 de la lista del PSOE al Congreso por Madrid no llegó del cielo. Consuelo coordina desde el 2005 en su partido, el Grupo Federal Afrosocialista, a través del cual se construyó “la proposición No de ley sobre memoria de la esclavitud, reconocimiento y apoyo de la comunidad negra, africana y afrodescendiente en España”.

Las elecciones generales en el país ibérico serán el próximo 20 diciembre. Ese día se renovarán 558 de los 616 escaños que conforman las Cortes Generales, esto es, 350 del Congreso de los Diputados y 208 de elección directa del Senado.

Una reciente encuesta contratada por ABC, de la firma GAD3, proyectaba que el PP, partido de Mariano Rajoy, presidente del gobierno de España, obtendría 128 escaños. El PSOE llegaría a 88. Ciudadanos, Podemos e Izquierda Unida son las colectividades que van detrás arañando posibles votantes, en una carrera maratónica que hoy inunda los medios de comunicación de toda España.

Que una mujer negra intente llegar al Congreso en un país en el que aún perviven rezagos de xenofobia y racismo, y donde además no se sabe con exactitud el número de afrodescendientes que viven en el territorio, sería mucho más que una conquista personal.   

“Porque España no ha asumido que su realidad ha cambiado, que ya no es una España blanca, católica apostólica y romana, sino que se ha convertido en diversa y plural. Dándose el hecho de que la población negra (afroespañola) está siendo completamente invisibilizada. Ha faltado valentía para asumir la diversidad en España, esperamos que sea el PSOE el primer partido que dé este paso”, dijo Consuelo en una entrevista que publicó su colectividad.

A los 53 años y después de haber coordinado seminarios, comités, organizaciones y grupos en los que se ha debatido el papel de las minorías en Europa, esta mujer de trenzas y mirada afable pretende decididamente pasar a la historia. Y no precisamente en su tierra.

Atrás quedaron el Valle del Cauca, el colegio de monjas Ateneo Comercial Femenino, donde estudió el bachillerato, y todo ese mundo que Consuelo siente tan familiar cuando se encuentra de frente con un africano o un afroespañol o un ecuatoriano de raza negra. Esa raíz común, esos derechos que aún no se reconocen plenamente en el mundo, es lo que alienta los pasos políticos de Consuelo. Y tal vez lo logre.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.