Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/1/2014 1:14:00 PM

El enredo del medio hermano del contralor Maya

La Fiscalía y la Procuraduría pidieron condenar al exfiscal Hernán Maya Daza, por presunta omisión en un caso de porte de armas.

Hernán Maya Daza es exfiscal delegado ante el Tribunal Superior de Sincelejo. Su nombre se dio a conocer, entre otras cosas, por ser medio hermano del exprocurador general Edgardo Maya, hoy contralor general de la República. En agosto del 2008, durante su gestión como funcionario judicial, fue protagonista de un espinoso asunto que lo tiene contra las cuerdas ante el estrado de la Corte Suprema de Justicia.

Según la Fiscalía, Maya Daza -presuntamente- archivó de manera irregular una investigación que se adelantaba en contra Enrique Alfonso Camargo Plata y Roberto Carlos Córdoba Guerra, investigados por porte ilegal de armas y por presuntos vínculos con grupos paramilitares. Desde entonces se abrió una investigación en contra el funcionario por prevaricato por acción. Parecía un caso menor, pero no es así.

Este lunes en audiencia los delegados de la Fiscalía y de la Procuraduría solicitaron a la Corte Suprema de Justicia condenar a Maya al evidenciar que hay pruebas contundentes.

“Este funcionario incurrió en un prevaricato puesto que ordenó la preclusión de este proceso sin justificación alguna, sin tener en cuenta que los dos procesados fueron capturados en flagrancia y reconocieron su participación en los hechos materia de investigación”, dijo el procurador delegado para el caso.

El representante del Ministerio Público aseguró que no se valoraron las pruebas allegadas la investigación, con lo que se presenta un “interés para tratar de desvanecer la procedencia de la acción o bajar el escándalo sobre un arma pese a que era un caso públicamente conocido”.

“Prevaricato es la contradicción entre la ley y la decisión. Ni se requiere probar ingredientes normativos si es evidente que se sabía de las conductas ilícitas que era contraria a la ley”, precisó el procurador del caso al asegurar que Maya Daza incurrió en una conducta meramente contraria a la ley.

A su turno, Maya Daza se defendió de los señalamientos en su contra. Dijo que siempre actuó acorde con la ley. “(…) Durante mis actuaciones como fiscal no hubo una actuación que favoreciera a paramilitares. Me trasladaron el despacho a Bogotá porque me iban a matar, pero nunca los favorecí”, dijo el exfuncionario bastante exaltado.

Ahora, en manos del magistrado José Leonidas Bustos está la posibilidad de condenar o no a Hernán Maya Daza. Si es así, esta condena se sumaría a la del otro medio hermano del contralor, Jaime Blanco Maya, quien purga una pena por 38 años de cárcel por el delito de homicidio.

A él se le halló responsable en el homicidio de dos sindicalistas de la multinacional Drummond, Víctor Orcasita y Valmore Locarno, quienes perdieron la vida a manos de paramilitares de Cesar en el 2001. La justicia tiene la última palabra.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.