Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/22/2015 9:22:00 PM

Se creció la lupa de la Contraloría sobre Reficar

El organismo lleva a cabo una extensa auditoría sobre cada uno de los costos de la megaobra. La rentabilidad del proyecto podría bajar a la mitad de la proyectada inicialmente.

El miércoles el Gobierno inauguró por todo lo alto la entrada en operación de la planta de crudo de la Refinería de Cartagena (Reficar) con lo cual se puso en marcha el proceso de refinación de petróleo en uno de los proyectos más importantes para el país y particularmente para la industria colombiana. Pero, simultáneamente, en Bogotá la Contraloría General de la República le estaba dando las últimas puntadas a un extenso informe de auditoría sobre los millonarios costos del proyecto que dará a conocer en los próximos días.
 
Si bien la entrada en operación de Reficar se constituye en un hito para el país por las dimensiones del proyecto y su impacto económico, desde hace tres años el organismo de control ha venido lanzando algunas advertencias sobre los costos de la obra y los problemas con el contrato firmado con una firma estadounidense.
 
En la auditoria que se está llevando a cabo, Semana.com conoció algunos temas que despiertan preocupación. Por ejemplo, para el organismo los elevados costos están mostrando un deterioro en los indicadores del proyecto ya que la rentabilidad esperada por Ecopetrol, el dueño de la refinería, era del% y hoy alcanza una tasa de retorno interna de apenas el 5,6 %, muy por debajo del costo del capital de la petrolera colombiana, que afronta una deuda superior a 4.000 millones de dólares por la megaobra.
 
Los técnicos de la Contraloría están mirando con lupa por qué la ampliación y la modernización de Reficar demandó 4.223 millones de dólares adicionales teniendo en cuenta que el valor de la obra ascendió inicialmente a 3.777 millones de dólares.
 
Este monto se fue incrementando en los últimos años hasta terminar en 8.015 millones de dólares. Es decir, mucho más de lo que costará la primera línea del metro de Bogotá, más de los 5.500 millones de dólares que vale la ampliación del Canal de Panamá considerado el proyecto más ambicioso de América Latina, y casi siete veces lo que costó la modernización y ampliación del aeropuerto El Dorado de Bogotá.
     
Hay que recordar que en el 2011 se adicionaron 211 millones de dólares, al año siguiente otros 1.612 millones de dólares, y así sucesivamente.
 
Cuando el actual presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, era ministro de Hacienda, en el año 2012, tuvo una acalorada discusión con el presidente de Reficar de ese momento, Orlando Cabrales, por lo que consideraba costos excesivos. Esto, al cabo del tiempo terminó por sacar a Cabrales del cargo.
 
La Contraloría está revisando de manera detallada el contrato bajo la modalidad de ingeniería, suministro y construcción porque hay evidencias de mayores costos en tareas y alcances. Este es un tema muy complejo y que demanda mucho tiempo ya que se trata de mirar más de 2.500 contratos.
 
Esta auditoria vuelve a poner sobre el tapete el debate de hace tres años cuando se advirtió por los sobrecostos del proyecto. En ese momento, como ahora, la atención se centró en el contrato que dejó amarrado la multinacional Glencore, que era dueña de una parte de la refinería hasta que decidió salir del negocio y venderle su parte a Ecopetrol.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.