Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/10/29 17:04

Contraloría cuestiona el aumento en las tarifas de energía

El ente de control señaló que los colombianos deben saber si se utilizaron correctamente los 14 billones recogidos en las facturas con el famoso cargo de confiabilidad.

El ente de control investiga a dónde fueron a parar los recursos del fondo de confiabilidad. Foto: Archivo particular

Una pregunta que hace la Contraloría General de República (CGR) es: ¿En qué se gastaron los 14 billones de pesos que las empresas prestadoras y distribuidoras de energía recolectaron bajo la denominación de fondo de confiabilidad?

Lo que se sabía es que las empresas pusieron este gravamen adicional en las tarifas precisamente para enfrentar situaciones extremas como la que atraviesa el país por estos días. El impacto del Fenómeno del Niño es más grave de lo pronosticado y las empresas de energía se están viendo a gatas para prestar el servicio. Y una vez más los colombianos tendrán que rescatar a los conglomerados con un alza que comienza en diciembre.

Después de que el ministro de Minas, Tomás González, anunció que serán los colombianos y la propia Nación los que tengan que cubrir el déficit que tienen las empresas de energía, las voces de rechazo no han parado. Según el ministro González, el aumento en las tarifas se hace con el fin de prevenir posibles racionamientos.

Sin embargo, los entes de control comenzaron a cuestionar este aumento tarifario. La Contraloría General fue la primera en abrir una indagación para determinar si las empresas del sector energético y los reguladores del sector utilizaron correctamente los 14 billones de pesos que habían sido destinados al fondo de confiabilidad diseñado precisamente para coyunturas como la que está viviendo el país.

La Contraloría expresó su preocupación por los aumentos en las tarifas de energía de entre 400 y 3.000 pesos que anunció el Gobierno. Desde el organismo fiscal consideran que han pagado de manera cumplida y responsable lo que corresponde al famoso cargo por confiabilidad en las facturas de energía y por eso “la sociedad colombiana debe tener una respuesta del uso correcto de esos recursos”, expresaron.

El ente fiscalizador señaló que “las entidades competentes del sector eléctrico deben responder e informar a la Contraloría la forma como era evaluada la aplicación de los recursos del cargo por confiabilidad a los agentes del mercado a los cuales les llegaban los mismos y por qué el mecanismo no operó de forma efectiva”.

Frente a esta situación, la CGR considera que el principal problema que se empieza a evidenciar es el riesgo de no contar con la generación térmica de energía para abastecer la demanda nacional debido a la crisis financiera de algunas de las empresas del sector y los efectos del Fenómeno del Niño.

Por último, la Contraloría estima igualmente que el Ministerio de Minas y Energía y la Superintendencia de Servicios Públicos deben ser cuidadosos de no permitir rentas excesivas generadas por asimetrías de mercado o circunstancias coyunturales entre los agentes generadores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.