Lunes, 16 de enero de 2017

| 2016/04/28 11:10

Los 6.376 millones de pesos perdidos en falsas tutelas

La Contraloría reveló como la IPS Previsanar ocasionó un detrimento patrimonial haciendo uso de ese mecanismo, cobrando por servicios no prestados e incrementando costos indebidamente.

Imagen de referencia. Foto: Natalia Botero / SEMANA

Hace unos días, Semana.com reveló un presunto detrimento de casi 3.400 millones de pesos que halló la Contraloría en la liquidada Caprecom. Ahora, este organismo vuelve al ruedo con un nuevo escandaloso hallazgo en el que están en juego miles de millones de los recursos de la salud.

De acuerdo con el ente de control, la IPS Previsanar y su representante legal, el médico Sebastián Ramírez Mendoza, utilizaron acciones de tutela para hacer recobros ante el Fosyga, sin haber prestado los servicios.

Un recobro, según el Ministerio de Salud, es la solicitud que se hace a una entidad con el único objetivo de obtener el pago de cuentas por concepto de tecnologías de salud no incluidas en el Plan Obligatorio de Salud. Es decir, tratamientos de alto costo.

Eso no es lo único. Ramírez y su IPS habrían incrementado indebidamente los costos de los servicios de salud, hechos que se presentaron entre el 2007 y el 2010.

Con estas acciones, según la Contraloría, se causó un posible detrimento patrimonial de 6.376 millones de pesos. De ellos, 4.485 millones corresponden al daño causado por tutelas inexistentes y servicios no prestados. El restante, 838 millones, corresponden a sobrecostos. La suma se incrementa a más de 6.300 millones por la variación del Índice de Precios al Consumidor.

De acuerdo con el fallo de responsabilidad fiscal proferido por la Contraloría Delegada para Investigaciones, Juicios Fiscales y Jurisdicción Coactiva, el representante legal de la firma, Sebastían Ramírez, actuó con plena conciencia de que causaba un daño a los recursos parafiscales de la salud, al intervenir en la falsificación de historias clínicas, fallos de tutelas y el incremento en los costos.

“Actuando como representante legal y médico tratante de la IPS Previsanar Medicina Alternativa, Sebastián Ramírez Mendoza efectuó 130 recobros exitosos al Fosyga con base en sentencias de tutelas falsificadas, para lo cual contó con la asesoría de una empresa denominada CCA Asesores Ltda”, dijo la Contraloría en su informe.

Para el ente de control no hay duda de las irregularidades. Primero, porque en las historias clínicas es recurrente que aparezca la firma de un internista que no laboraba en Previsanar. Segundo, porque las firmas de este profesional nunca eran iguales pese a que era el mismo nombre.

Tercero, las personas que supuestamente recibieron atención médica nunca reconocieron sus firmas. Y en los resúmenes de las historias clínicas quedó en evidencia que los pacientes no tenían evolución en los tratamientos que les aplicaban.

Por último, la Contraloría revisó toda la facturación que esta IPS pasaba al Fosyga y se dio cuenta que los servicios nunca fueron prestados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.