Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1999/06/07 00:00

CONTROVERTIDA ESCOGENCIA

Helver Arango, destituido como notario cuarto de Cali, acaba de ser elegido vicepresidente de la <BR>comisión de acusaciones de la Cámara.

CONTROVERTIDA ESCOGENCIA

La disputa por los cargos directivos del Congreso está para alquilar balcón. Todo hace
pensar que una vez más los puestos directivos van a quedar en manos de los integrantes de la llamada
Gran Alianza. Sin embargo hay unos de suma importancia que ya empiezan a recaer en miembros
del Partido Liberal oficialista. Es el caso de la vicepresidencia de la comisión de acusaciones,
entidad que en el pasado reciente tuvo a su cargo la investigación al entonces presidente Ernesto Samper
Pizano.
El elegido para dicho puesto es el representante a la Cámara por el Valle del Cauca Helver Arango Correa,
quien llegó a la corporación luego de militar por mucho tiempo en las filas del movimiento que orientaba el
ex contralor general Manuel Francisco Becerra Barney. En la actualidad Becerra paga una condena de 70
meses de cárcel por orden de la Fiscalía General, que lo vinculó al llamado proceso 8.000 por haber
recibido dineros provenientes de empresas de fachada del cartel de Cali.
Aunque muy conocido en el Valle del Cauca, el nombre de Helver Arango trascendió a la opinión nacional
cuando el 21 de marzo de 1995 Miguel Rodríguez Orejuela visitó la Notaría Cuarta de Cali para firmar y
registrar su huella en un documento público. En ese momento contra el capo del cartel de Cali estaba
vigente una orden de captura expedida por la Fiscalía General de la Nación. Arango, sin embargo, no informó a
las autoridades de la extraña visita y después argumentó que sólo estaba cumpliendo con su trabajo.
El jefe del cartel de Cali estuvo acompañado por su abogada Maribel Sánchez, a quien ese día le dio poder
para que actuara en su nombre. El documento sirvió para que la abogada enviara una solicitud al DAS con el
fin de que ese organismo borrara los antecedentes penales que existían contra su cliente. El 23 de marzo
los expertos en dactiloscopia confirmaron la autenticidad del documento y de inmediato reportaron el
hecho a la Fiscalía y a la Superintendencia de Notariado y Registro.
El escándalo que se desató en esa oportunidad llevó al superintendente de la época, Pedro
Bonett, a destituir de manera fulminante a la persona que tramitó la solicitud de Miguel Rodríguez, es
decir, al notario cuarto de Cali, Helver Arango Correa, el mismo que acaba de ser elegido vicepresidente de
la comisión de acusaciones.
La comisión de acusaciones de la Cámara se encarga de conocer y manejar los asuntos más delicados
del país. En estos momentos tiene que definir el caso de los magistrados de la sala penal de la Corte
Suprema de Justicia, quienes fueron denunciados por algunos representantes a la Cámara. Aunque existe
una ponencia de los representantes Hugo Zárrate y Odín Sánchez para archivar la investigación, el caso
aún está por resolverse puesto que el otro investigador, Pablo Ardila, considera que se debe continuar con
la misma.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.