Martes, 17 de enero de 2017

| 2015/12/05 11:56

En libertad coronel Barragán investigado por irregularidades en la Contraloría

Un juez de Bogotá rechazó la solicitud de medida de aseguramiento en contra del oficial Carlos Barragán Galindo y de otros dos exfuncionarios de la Contraloría.

Un juez de Bogotá rechazó la solicitud de medida de aseguramiento en contra del oficial Carlos Barragán Galindo, y otros dos exfuncionarios de la Contraloría. Foto: Archivo particular

Este sábado el coronel (r) de la Policía Carlos Barragán Galindo, Libardo Núñez Páez y Raimundo Vélez Cabrales, detenidos por las presuntas irregularidades en un contrato de la Contraloría, respiraron tranquilos.

Los tres exfuncionarios que laboraron en el organismo de control durante la administración de Sandra Morelli, fueron acusados de los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y falsedad en documento público. Por eso, fueron capturados y presentados ante un juez que este sábado los dejó libres.

Según las investigaciones ellos, en junio del 2012, habrían elaborado irregularmente los estudios correspondientes al contrato de la empresa Mnemo Colombia S. A. S. para la implementación de un sistema de seguridad informática en la entidad.

"Habrían sostenido en dichos estudios previos que esa era Ia única compañía que podía realizar esa implementación, a pesar de que el mercado sí ofrecía otros potenciales oferentes para implementar el sistema de seguridad informática. Esto llevó a contratar a Mnemo de forma directa, sin realizar licitación pública", señaló el  ente investigador.

Por la gravedad de los hechos el fiscal del caso solicitó al juez 45 de garantías de Bogotá, la medida de aseguramiento en contra de los detenidos. Sin embargo, para sorpresa del ente acusasor la petición fue negada.

Según el funcionarió judicial no encontró válidos los argumentos de la Fiscalía. "Por carecer de contundencia en la solicitud se rechaza la medida de aseguramiento y se ordena la libertad", expresó. La decisión fue apelada por la Fiscalía.

Los tres exfuncionarios seguirán vinculados al proceso hasta que se determine su responsabilidad en los hechos por los que fueron acusados.

Una vida de honores del coronel

De los tres acusados, el más relevante es Carlos Barragán Galindo. Fue el oficial de inteligencia de la Policía que dirigió el operativo que terminó con la captura Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, capos del narcotráfico en el Valle del Cauca.

El oficial encabezó uno de los dos grupos de inteligencia que heredó del director de la Policía, general Rosso José Serrano, en noviembre de 1994, casi un año después de la caída de Pablo Escobar. El grupo de Barragán era conocido entonces como los 'Yupis'.

Se trataba de jóvenes entrenados por organismos extranjeros que, poco a poco, se fueron ganando la confianza de agencias de inteligencia internacionales como el FBI, la CIA y la DEA y el MI-5.

Pero Barragán y sus compañeros principalmente compartían información con la CIA. Sus acciones fueron a la postre el alma de la persecución contra los capos de Cali, que empezaron a caer como un castillo de naipes.

Barragán fue quien entregó los famosos ‘narcocasetes’ al expresidente Andrés Pastrana, donde resultaron implicados políticos y periodistas de la época involucrados con miembros de los carteles.

Esta información salió a la luz pública cuando el expresidente Ernesto Samper ganó la contienda electoral. Fue entonces cuando el país descubrió los nexos de los políticos y la mafia del Valle. Todo esto dio como resultado lo que se conoció como el proceso 8.000.

El experimentado oficial también estuvo un tiempo al frente del Inpec y luego ingresó a la Contraloría como jefe de la unidad de Seguridad y Aseguramiento Tecnológico e Informático, cargo en el que firmó el contrato que lo tiene ahora en líos con la justicia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.