Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/14/2013 12:00:00 AM

“Corridori le regaló un BMW a Juan Felipe Ruiz”

Alberto Donadio revela nuevos detalles sobre el descalabro de InterBolsa.

El periodista Alberto Donadio da en la siguiente entrevista nuevos datos del escándalo de Interbolsa aún desconocidos, como, por ejemplo, que Corridori le regaló un BMW al gerente de Riesgos de Interbolsa.

Donadio, pionero del periodismo investigativo del país, y que ayudó a fundar la Unidad Investigativa de El Tiempo en 1973, es quizá uno de los periodistas más informados del tema de Interbolsa. No en vano escribió, en cinco meses, un libro titulado “El cartel de Interbolsa, crónica de una estafa financiera”, publicado en abril pasado, en el que hace un recuento de lo que se sabe hasta ahora del caso, y en el que revela nuevos hechos de lo que él llama “un atraco planificado”.

Sebastián Díaz López: ¿Qué fue lo que usted descubrió para decidir publicar un libro como este?


Alberto  Donadio: “Dar un primer brochazo de cómo había sido la estafa, porque había dos opciones: esperar uno o dos años a que se adelantaran las  investigaciones, estudiar los expedientes y hacer un libro ya decantado donde  uno pueda analizar todas las indagatorias, las declaraciones que se rinden ante la  Superintendencia Financiera, pueda conocer las sanciones que se vayan a  aplicar o hacer un libro rápido de lo que se  sabía hasta  ese  momento, que fue lo que  yo  hice”.  

S.D.L: Hablemos de lo que ha sucedido con Interbolsa y sus directivas. La semana pasada la Procuraduría formuló pliego de cargos al superintendente  financiero y a otros cinco funcionarios por cuenta de este tema. ¿Se demoró en actuar la Procuraduría?

A.D.: “Tal vez no se demoró. Lo que es injusto es que este pliego de cargos no  resuelve un problema más grande que hay en la Superintendencia y es que el  gobierno debió cambiar al superintendente inmediatamente se conoció lo de  Interbolsa, porque estos funcionarios estaban de turno cuando eso pasó, ¿cómo  pueden  ellos  quedarse ahí? Tiene  que  venir alguien nuevo para  que mire si  hubo fallas en el superintendente financiero anterior, porque ahora hay una  situación absurda: el superintendente le formuló pliego de cargos a Corridori y a Rodrigo Jaramillo, ¿con  qué  autoridad  moral?”.

S.D.L: Pero Alberto, Caracol Radio reveló en primicia en diciembre del año pasado que el 1 de febrero de 2012, nueve meses antes de la liquidación de Interbolsa, Arnulfo Vanegas, director de Supervisión de la Autorreguladora del Mercado de Valores de Colombia, le envió una carta a Diego Herrera Falla, superintendente delegado para Supervisión de Riesgos de Mercado, en la que le advertía que algunos de los socios de Interbolsa estarían manipulando los precios de algunas acciones. Eso quiere decir que algunos directivos de la Superintendencia ya estaban tomando medidas frente a Interbolsa.

A.D.: “Pero es que ese es el problema. Ellos tenían conocimiento desde el mes de febrero  y sabían quién era quién en este engranaje, pero no actuaron, o les faltó información o fueron complacientes con los involucrados. No sabemos cómo calificar la conducta, pero no es la que la ley señala. Ellos tenían unas alertas y unos avisos. Además,  los  tenían  desde  hace 10 años cuando los señores de Interbolsa fueron sancionados por tomar el dinero de los clientes sin permiso. Es que la esencia de lo que sucedió aquí fue que no vigilaron a unas personas que ya tenían antecedentes, más bien los dejaron adquirir un prestigio que le sirvió para la última estafa”.  

S.D.L: Entonces, ¿el gobierno sabía o no de esta situación?


A.D.: “El gobierno dice que algunas cosas no las sabía. El problema ahí es que  las tenía que saber, porque tenía todos los poderes para averiguarlas. Si no las  averiguó también es una falta porque es un vigilante”.

S.D.L: Me deja entender que el gobierno tiene responsabilidad...

A.D.: “Es responsable por  acción o por omisión. Siempre es responsable. En  este  caso la estafa no se organizó en los últimos 15 días, sino que se venía  orquestando desde el 2009 cuando empezó todo lo de Fabricato”.  

S.D.L: Entonces, ¿qué debe hacer el gobierno?

A.D.: “Lo primero es cambiar al superintendente  porque si no lo  van a destituir y  va a ser  peor. Y luego nombrar a una figura que despierte toda la confianza y llegue a barrer con todo lo que hay en la Superintendencia”.  

S.D.L.: Se está viendo que algunos organismos públicos empezaron a fallar contra algunos de los servidores públicos, pero no se ha visto nada contra  Rodrigo ni Tomás Jaramillo,  Alessandro  Corridori, Juan Carlos Ortiz y demás.  ¿La Fiscalía se está demorando?

A.D.: “No, es que la Fiscalía debió haberlos detenido desde el principio y llamarlos  a indagatoria para que ellos cuenten”.

S.D.L: ¿Y sí hay suficientes pruebas para detenerlos?

A.D.: “Pero sí por lo menos al representante legal que es Rodrigo Jaramillo y a Álvaro Tirado, que es el presidente de la firma. Es que la gente no tiene a  donde ir  a reclamar la plata. Es que no tiene justificación que ya hayan pasado siete  meses y no los tengan presos  para que sientan la presión de estar aislados. Está preso Andrés Felipe Arias y no lo quieren soltar porque temen que él influya en  los testigos para declarar en el juicio. Entonces, eso deja ver que ya  la  justicia  ha  sentado un precedente, ¿por qué estos señores tienen un privilegio?”

S.D.L: ¿No será que tienen ese privilegio porque Rodrigo y Tomás Jaramillo le dieron dinero a la campaña Juan Manuel Santos cuando iba por la Presidencia?

A.D.: “Pues fueron 100 millones de pesos que no es mucha plata, pero igual se los dieron. Y por esa misma relación el gobierno tiene que dar la imagen de no estar  protegiendo a nadie. Eso se hace cambiando al vigilante”.  

S.D.L.: ¿Tengo entendido que cuando usted estuvo en Medellín conoció otra versión de lo que sucedió en la Superintendencia?

A.D.: “Esa persona me dijo que la Superintendencia sí conocía todo lo que estaba  torcido y podrido en Interbolsa, pero para que no se cayera el  mercado aceptaron la explicación que les dio Interbolsa, que era que ellos sí se iban a vender para que le compraran todas las operaciones y ese saneamiento le tocara a otro”.  

S.D.L: De acuerdo con lo que usted sabe, ¿qué validez le da a esta versión?

A.D.: “Pues puede ser muy cierta. Puede ser que el gobierno sí sabía de estas cosas y les creyó el cuento de que ellos sí iban a vender la compañía”.  

S.D.L: Pasando a otro tema, ¿por qué en su libro dice que Juan Carlos Ortiz es el mayor culpable en Interbolsa?


A.D.: “Más que el mayor culpable él es el personaje más importante porque la habilidad financiera en lo bueno y en lo malo es de Juan Carlos Ortiz. Él desde que salió de la universidad sabía de estos negocios, inclusive más que Rodrigo  Jaramillo. Este señor es muy hábil y eso no se lo niega nadie, además de que  tiene una cabeza para los negocios ilícitos. Por eso, es el personaje más importante porque el crecimiento de Interbolsa es obra  de él con el  crecimiento de los TEC que aún no se ha comprobado pero que con seguridad fue un chanchullo sensacional”.  

S.D.L.: Hablemos de Alessandro Corridori. Tengo entendido que él le regaló un BMW a una persona muy importante en Interbolsa. ¿Quién era esa persona?

A.D.: “Corridori se lo regaló a Juan Felipe Ruiz,  quien  era  el  gerente de Riesgo de Interbolsa la holding, no la comisionista. Él era la persona que tenía el riesgo  en todo el grupo”.  

S.D.L.: Deme su interpretación de por qué Corridori le dio semejante regalo precisamente a alguien de Interbolsa.

A.D.: “La fuente que me contó eso y que me dio el documento me dijo que Corridori tenía que pagarle por los préstamos que le daban en Interbolsa. Esa era la compensación por parte de Corridori. Esto es una  muestra  más  de  que había corrupción entre la firma y un cliente”.  

S.D.L: Simón Gaviria dijo que hubo lavado de activos. ¿Para usted sucedió esto?

A.D.: “No hubo. Además, él no ha presentado las pruebas. Yo no lo creo porque la estructura era un gigantesco auto préstamo en el que cogían todo el dinero que  veían  por  ahí,  lo  ponían  a  trabajar  y al  cliente  le  daban  una  chichigua.  Es que el  negocio  era  buenísimo”.  

S.D.L.: Hablemos del abogado Jaime Granados. ¿Él ha hecho denuncias muy serias de este tema, pero quiénes son esas dos personas importantes de Interbolsa que él no ha querido mirar?

A.D.: “Las que manejaban el Fondo Premium en Bogotá. Él ha hecho denuncias muy serias pero no en cuanto a esta gente. Es decir, pruebas no existen pero es una explicación que él tendría que dar”.

S.D.L.: ¿Quién tiene el dinero de los inversionistas de Interbolsa?

A.D.: “Una parte está perdida porque se la prestaron a personas que no pueden pagar, por ejemplo a un señor que está condenado por estafa o a empresas que no tienen cómo responder, por ejemplo la empresa en la que está la hija de Rodrigo Jaramillo que es una agencia de evento y publicidad. A ella le soltaron 24 mil millones. Ese dinero se perdió porque son préstamos entre familia. Otra está en Fabricato que si bien se desinfló la acción, puede que otra empresa le saque los activos a esta empresa y las logre subir. Hubo carteras que al principio se devolvió todo porque tenían CDTs, entonces los títulos existían, se liquidaron, a la gente de dieron su cheque y se fueron para la casa.

S.D.L.: ¿Qué papel jugó Vladdo en el escándalo de Interbolsa?

A.D.: “Fue un papel importantísimo porque le dio una credibilidad a la denuncia y se atrevió a hacer una cosa como periodista y fue decir “esto pasó, se los digo yo”. Una denuncia que no fueron capaces de hacer otros periodistas especializados en este tema, porque parte de la prensa económica y financiera es decir lo que dijo Vladdo”.

S.D.L.: Luego de esta investigación y de lo que se ha sabido, ¿usted considera que hay ética en el sector financiero del país?

A.D.: “Puede que la haya. Pero es que el problema es que uno no puede trabajar sobre la ética voluntaria. Uno tiene que trabajar sobre la intervención del Estado que está prevista y ordenada en la Constitución para permitir la libertad de negocios financieros, pero vigilar a los comisionistas con una pistola en la mano, porque la tentación para cogerse la plata ajena para hacer negocios es muy grande. Por muy honorables que sean hay que vigilarlos como si fueran unos hampones. Pero sí hay muchos banqueros que así no los vigilen son correctos y no hacen nada ilegal”.

S.D.L.: ¿Para usted Rodrigo y Tomás Jaramillo, Juan Carlos Ortiz, Alessandro Corridori y demás son unos estafadores?

A.D.: “Sí, son unos estafadores, porque la estafa es engañar o inducir a otro a que competa un error. Ellos son, como dijo Juan José Hoyos en una de sus crónicas en El Colombiano, unos hampones bien vestidos. Con esto podemos ver que la criminalidad de cuello blanco también existe y causa un daño mucho mayor porque está en las instituciones financieras. La gente del común nunca va a sospechar de este tipo de delincuentes”.

*Sebastián Díaz López es presentador y entrevistador del Noticiero Estudiantil Universidad EAFIT
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.