Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/15/2014 6:45:00 PM

“Estoy en el Jockey Club”

“Estoy en el Jockey Club”. “Estoy en el comando del Ejército”. “Estoy en el apartamento”. “Voy para el hotel”. “Voy para donde mi general”. “Estoy en el centro comercial”.


“Estoy en el Jockey Club”. “Estoy en el comando del Ejército”. “Estoy en el apartamento”. “Voy para el hotel”. “Voy para donde mi general”. “Estoy en el centro comercial” (escuche audio 1). Estos son algunos de los sitios a donde diariamente iba el coronel González. De acuerdo con los audios y con la cantidad de citas que coordinaba por fuera de la cárcel, es claro que permanecía más tiempo por fuera que por dentro del penal (escuche audio 2). 


Casi a diario iba a su apartamento, cerca de la PM 13. La situación llegó a ser tan descarada que tenía que programar citas para que lo encontraran en la prisión. “Firme por mí que yo no estoy ahí y me demoro en llegar”, dice en uno de los audios a una mujer que le lleva una notificación judicial. Para evitar que algunos de los guardias lo delataran simplemente les daba dinero o comida a cambio del silencio. No era un caso aislado. Es una práctica generalizada (escuche audio 3). 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?