Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/29/2017 7:38:00 PM

“Gustavo Moreno ejercía presiones a través de terceros”: hijo del exsenador Julio Manzur

SEMANA habló con Wadith Manzur, quien relató que conoció al exfiscal cuando su papá enfrentaba un proceso por parapolítica en la Corte Suprema de Justicia. Asegura que no accedieron las pretensiones del abogado.

SEMANA: ¿Específicamente en el caso de su papá cómo fue esa relación con el exfiscal Luis Gustavo Moreno?

W.M.: A Luis Gustavo Moreno lo conocí hace mucho tiempo a través de algunos amigos y colegas de él, quienes eran muy amigos y cercanos míos y tenían algunos temas laborales en común. Un abogado muy estudioso, muy juicioso, con una buena forma de expresarse y pues a raíz de ahí, él comenzó con el pasar del tiempo a tener vínculos con los temas de parapolítica y en algún momento pudimos conversar principalmente sobre el proceso de mi papá.

SEMANA: ¿Qué conversaron?

W.M.: Inicialmente, cuando lo conocí, hablamos por primera vez del proceso y que no había nada extraño, que no nos preocupáramos porque no había nada anormal. Luego me mandaba a decir que se está moviendo, que el tema se está tornando maluco, que hay cosas raras. Él mandaba mensajes poco a poco.

Puede leer: Musa Besaile admite que pagó 2.000 millones a magistrados de la corte 

SEMANA: ¿Esos mensajes qué decían? ¿Que iban a capturar a su papá, que lo iban a meter preso?

W.M.: Primero vamos a entregar nuestra versión ante la justicia con la que ya tenemos contacto, hablo de la Fiscalía General de la Nación para esclarecer los hechos. Vamos a contar la verdad de lo sucedido con toda la tranquilidad absoluta de que nunca accedimos a ninguna petición de nadie, que siempre confiamos en la justicia colombiana y en la inocencia de mi padre en este proceso.

SEMANA: ¿Nunca accedieron a las presiones de Luis Gustavo Moreno para favorecer supuestamente procesos en la Corte Suprema de Justicia?

W.M.: ¡Jamás, jamás! No te puedo decir que de pronto sí nos vimos presionados de cierta forma porque sin duda él sí tenía alguna información privilegiada de los procesos, pero no nos dejamos presionar por el momento y mi papá en ese tema sí fue muy radical diciendo que él no iba acceder a eso ante nadie porque él era inocente y jamás pagaría por una extorsión de ese tipo.

SEMANA: Pero al final estuvo detenido durante dos años por la Corte Suprema de Justicia...

W.M.: La corte le dictó medida de aseguramiento, se surtieron todas las etapas con las garantías, eso sí quiero decirlo y ser completamente objetivo. Sí tenemos algunos reparos que los haremos en su debido momento en el tema del proceso, más que todo con el tema de algún magistrado auxiliar, pero mientras estuvo en las manos de los magistrados titulares de la corte gozamos de todas las garantías del proceso. Obviamente bajo una medida de aseguramentiendo que ellos defendieron hasta el final, la cual levantaron el 19 de julio considerando que no había los motivos suficientes para continuarla.

Escuche Semana podcats: Las presiones del exfiscal Moreno a Manzur para frenar su captura 

SEMANA: ¿Ustedes creen que la medida de aseguramiento se debe a un debido proceso normal de la corte y no a presiones por no haber accedido a este tipo de cosas?

W.M.: Sin duda alguna tenemos nuestro sinsabor acerca de esa medida. Obviamente tampoco desconfiamos de la justicia colombiana. Nosotros somos completamente creyentes en las instituciones de este país a pesar de las situaciones críticas, pero sí tenemos nuestra duda sobre la medida de aseguramiento. Nosotros la debatimos ante la honorable corte considerando que no era justo esa medida después de nueve años de investigaciones y cuando se le había dado la cara a la justicia. Nunca existió un riesgo de una fuga o de que mi papá era un peligro para la sociedad porque duró nueve años con investigación abierta. Lo que los magistrados argumentaban era que de pronto podía haber un tipo de obstrucción o de manipulación a la justicia.

SEMANA: ¿Qué percepción le deja la entrevista de Musa Besaile en La W?

W.M.: Ha sido una experiencia difícil para toda la familia, pues nunca pensamos que de pronto esta entramada fuera a tener este alcance.

SEMANA: ¿Alguna vez Luis Gustavo Moreno les mencionó a los magistrados Leonidas Bustos, Francisco Ricaurte y Camilo Tarquino para presionarlos?

W.M.: A mí, personalmente, jamás.

SEMANA: ¿Y algún otro magistrado?

W.M.: ¡Nunca! Jamás mencionó a ningún magistrado, pero sí tenía conocimiento, a través de mis amigos, de que él era cercano a algunos magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Obviamente uno en las redes sociales, como dijo el senador Musa Besaile, lo veía rodeado de magistrados, de procuradores, de fiscales, de periodistas reconocidos del país que le publicaban sus artículos e investigaciones. Fue una persona que en realidad se supo mover muy bien en todos los ámbitos. Hablar con él producía un tipo de intimidación porque representaba poder.

SEMANA: ¿Y él hacía alarde de ese poder que tenía en la Corte?

W.M.: No solamente a mí. Sus libros mostraban eso, él tenía en su poder a varios congresistas del país que representaba, al doctor Luis Alfredo Ramos, al doctor Hernán Andrade. Yo tenía conocimiento de eso. Tenía algunos casos de éxitos frente a la Corte Suprema de Justicia que a uno lo convencía un poco de que en realidad sí podría tener méritos para defender a cualquier persona.

SEMANA: ¿Y cómo venían las presiones?

W.M.: Gustavo Moreno ejercía presión a través de terceras personas. A mí personalmente muy poco. Es decir, no llegaron hasta el punto como lo narró el senador Musa Besaile, no nos dio tantas oportunidades.

SEMANA: ¿Quiénes eran esas terceras personas?

W.M.: Son amigos muy cercanos con los que tengo que conversar. Yo sé que ellos no tienen nada que temer. Sin duda alguna ellos también en algún momento me lo advirtieron y se separaron de él, porque decían que estaba actuando raro, que no era la misma persona de antes, que había que tener cuidado, que no fuéramos a acceder a esa peticiones. Sin duda alguna también ellos sirvieron para formar la determinación que tomamos de nunca acceder a ese tipo de peticiones.

SEMANA: ¿Estamos hablando de terceras personas como magistrados, abogados y congresistas?

W.M.: No, son amigos míos de la universidad, del día a día que los conocí hace mucho años, desde cuando estaba en mis primeros semestres de estudio, con los que he compartido temas laborales, personas y familiares. Personas muy cercanas. No sé en qué ámbito lo conocieron (a Luis Gustavo Moreno), asumo que fue en el profesional y me lo presentaron.

SEMANA: ¿Cómo eran esas presiones? ¿Cómo eran los mensajes?

W.M.: Decía: tenga mucho cuidado que la defensa suya está descuidada. Inicialmente lo que él pretendía era tomar el poder en el caso de nosotros y ese fue el primer coqueteo. Pero ya después más adelante para el tema de la captura fue un mensaje muy directo.

SEMANA: ¿Cuál?

W.M.: Esperemos que hablemos con la justicia, pero fue un mensaje muy directo al cual nosotros no accedimos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.