Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/27/2012 12:00:00 AM

Corte de cuentas a la Ley de Víctimas

La directora de la Unidad de Víctimas realizó un balance sobre la aplicación de la ley y aseguró que el 40% de las personas que han sido atendidas son víctimas de la guerrilla.

Un balance a la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, realizó este jueves la Unidad de Víctimas. Diez meses después de que la Ley entrara en vigencia la directora de la entidad, Paula Gaviria, aseguró que la meta fijada por el Gobierno para la atención a las víctimas se alcanzará dos meses antes de lo previsto.
 
"Este 30 de octubre el Gobierno habrá indemnizado por vía administrativa con 823.000 millones a 110.000 personas afectadas por el conflicto", dijo Gaviria.
 
Hasta el 26 de septiembre, se han atendido a 90.000 personas que han recibido 535.000 millones por indemnizaciones las cuales y según el caso, pueden llegar hasta 40 salarios mínimos, lo que significa una media de seis millones de pesos por persona. La meta del Gobierno hasta diciembre del 2014 es el pago de 385.846 indemnizaciones.

Según los datos presentados por la Unidad, el 40% de las personas han sido víctimas de la guerrilla y un 25% por los paramilitares. Estas cifras, sin embargo, pueden tener modificaciones porque existe un alto número de casos en los que se desconoce el autor del hecho, dado que esta es una pregunta que no se les formula a las personas que se acercan a declarar sobre sus historias personales.

La indemnización busca reparar el daño sufrido no solo por el desplazamiento forzado sino también por homicidio, secuestro, tortura, delitos contra la libertad sexual en el marco del conflicto, desaparición forzada, despojo o abandono de tierras, y reclutamiento de menores de edad.

La Ley no es negociable con la guerrilla
 
De cara a la mesa de negociaciones que el Gobierno y la guerrilla de las FARC que iniciarán el próximo 8 de octubre en Noruega, Gaviria explicó que se puede avanzar en el cómo, cuándo, y dónde de la reparación a las víctimas pero en nada más porque este es un derecho innegociable.
 
"Un proceso de negociación que obvie la participación de las víctimas no podrá ser exitoso. La terminación del conflicto no es sostenible si a las víctimas no se les ha reparado primero y en eso es en lo que venimos trabajando con más de 90.000 personas sin importar el autor de esa victimización", resaltó Gaviria.

¿En qué gastan las víctimas su plata?
 
Desde la Unidad de Víctimas se ha valorado, como un gran avance en política pública, la implementación de la reparación individual y la incorporación del enfoque de atención sicosocial.
 
En este modelo, la víctima del conflicto recibe un acompañamiento personalizado mediante el cual construye con asesoría de la Unidad su plan de reparación integral y recibe asesoría sobre cómo invertir los recursos, gestionar subsidios de vivienda y crédito y acceder a programas de empleo, educación, protección social.

En este acompañamiento, la Unidad ha podido establecer cuáles son las preferencias o los sueños más frecuentes de las víctimas y en que prefieren gastar el dinero que reciben.
 
Los resultados indican que el 46% prefiere invertir en vivienda, el 20% quiere emprender un negocio y un 10% lo invierte en educación. Para otras familias, la plata no es lo más relevante y lo que exijan es que se les devuelvan los restos de sus hijos o conocer el lugar donde fueron enterrados.
 
La Unidad de Víctimas estima que en el país exista un universo de afectados por el conflicto superior a los cuatro millones de colombianos, censo que la entidad se encargará de verificar y afinar en los próximos meses.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.