Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/9/2016 2:28:00 PM

El karma de padecer diabetes en La Picota

Semana.com conoció el caso de un preso al que se le niega la prisión domiciliaria, pese a que necesita trasplante de corazón y de riñones y requiere de la amputación de sus miembros.

Mientras la Corte Constitucional exige que las decisiones judiciales y políticas sean cada vez menos proclives a mantener a los infractores de la ley en las prisiones, todavía hay jueces de ejecución de penas que siguen privilegiando su encarcelamiento.

Semana.com conoció el caso de un preso que padece de diabetes y al cuál los médicos le han diagnosticado un riesgo alto de muerte. Aunque la Corte Suprema ha reconocido que se le debe conceder la prisión intrahospitalaria, ha fracasado en su verdadero propósito: que la muerte lo sorprenda en su hogar.

Este hombre, que pide la reserva de su identidad, fue condenado a 11 años de prisión por haber cometido estafa y tres delitos más relacionados con este tipo de fraude. Sin duda, tiene una deuda con la sociedad que debe ser resarcida. La pregunta es hasta dónde se debe extender la severidad del castigo y en qué punto debe surgir la misericordia que las instituciones también deberían tener.

Fue privado de su libertad el 7 de mayo del 2012. Las preocupaciones por su estado de reclusión y las privaciones propias del régimen carcelario fueron un agravante cada vez más decisivo en el avance de la diabetes mellitus que padece.

La sugerencia de los médicos es que quienes padecen la enfermedad se sometan a un régimen alimenticio severo, que incluye la ingesta de alimentos dentro de lapsos no mayores a dos horas.

Héctor Hernán Giraldo, abogado del detenido, y quienes conocen el reglamento que se debe seguir en el penal de La Picota aseguran que esas especificidades nunca son tenidas en cuenta. Empezando por el tiempo que los reos permanecen en ayunas que, entre un día y otro, puede llegar a ser hasta de 16 horas.

Por eso, el apoderado y su defendido creen que esas condiciones extremas han llevado al capturado a agravarse, al punto de que ya ni siquiera cuenta con una expectativa alta de vida. Según el diagnóstico, el paciente necesita de un trasplante de corazón, otro de riñones y someterse a un procedimiento para la amputación de sus extremidades superiores e inferiores.

Ante semejante crisis en su estado de salud, el paciente y su abogado le pidieron a una juez de Ejecución de Penas de Bogotá que le otorgara el beneficio de la detención domiciliaria. Sin embargo, el Juzgado ordenó la privación de la libertad de manera intrahospitalaria, a cambio del pago de una fianza.

A través de una acción de tutela, la Corte Suprema se compadeció de su situación y lo relevó del deber de pagar dicha caución, pero mantuvo la decisión de concederle la detención en un hospital, no en su vivienda.

Sin embargo, el reo sabe que su presencia en una institución de salud es inútil, pues se niega a someterse a las delicadas intervenciones que se requieren para salvarle la vida. Lo único que quiere, insiste, es que se le permita morir en paz en su lugar de domicilio, ya que los médicos que lo han tratado reconocen que la probabilidad de que se produzca su deceso es sumamente alta.

Desde el punto de vista jurídico, la única opción que le queda a este hombre es que la Corte Constitucional escoja su caso para revisión. Mientras tanto, sigue padeciendo el karma de padecer de una enfermedad degenerativa -como la diabetes- estando en la cárcel.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.