Miércoles, 22 de octubre de 2014

| 2013/08/28 00:00

Corte ordena captura de Luis Alfredo Ramos

Las reuniones del excongresista con 'Ernesto Báez' y otros jefes paramilitares llevaron a la Corte a tomar la decisión.

El exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos. Foto: Archivo SEMANA

La Sala Penal de la Corte encontró fundamentos en las declaraciones de Juan Carlos Sierra alias el ‘Tuso’ y Fredy Rendón Herrera alias el ‘Alemán’, quienes aseguraron que se reunieron con el actual precandidato a la presidencia Luis Alfredo Ramos.

Dentro de las principales pruebas aportadas en el proceso está la reciente condena por parapolítica, a nueve años de cárcel, que profirió la Corte Suprema contra el también el exsenador Óscar Suárez Mira.

En dicha sentencia se precisa una reunión realizada en enero del 2005, en la que el condenado Óscar Suárez Mira se encontró con integrantes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y con otros políticos como Óscar Arboleda y Luis Alfredo Ramos para concretar apoyos a la ley de Justicia y Paz, eje de los beneficios dados a las autodefensas.

Ramos es exalcalde de Medellín, exgobernador de Antioquia y actual precandidato a la Casa de Nariño por el Centro Democrático.

¿Por qué lo investigan?

En la Corte Suprema de Justicia cursa una investigación preliminar en contra de Ramos por nexos con grupos paramilitares del oriente antioqueño. La investigación data de febrero del 2011. En versiones oficiales algunos desmovilizados dicen haberse reunido con sus comandantes y el exgobernador para manifestarse un apoyo mutuo.

La acusación se extiende a varios políticos de Antioquia. La Sala Penal de la Corte condenó recientemente al excongresista Óscar Suárez Mira a nueve años de cárcel al establecer que el congresista se habría reunido en el 2005 con algunos paramilitares para concertar alianzas y beneficios al parecer de la Ley de justicia y paz.

En otro proceso, la Corte Suprema señala que hubo una reunión en Bello donde participaron, según la versión de los desmovilizados, Luis Alfredo Ramos, Manuel Ramiro Velásquez y Óscar Arboleda, “para concertar los beneficios”. Sin embargo, Ramos es categórico en negar cualquier tipo de nexos con esas organizaciones criminales de extrema derecha que durante años cometieron asesinatos, desapariciones forzadas y masacres, entre otros delitos, a lo largo y ancho del país.

El 20 de agosto, en un debate con los precandidatos del Centro Democrático hecho por Semana en Vivo, a Ramos se le preguntó por sus reuniones con ilegales. Ese día señaló que “uno se puede sentar con cualquier ciudadano de Colombia pero bajo las reglas del país, bajo las reglas de la justicia”.  

Luego dijo que él se reunió cuando hizo parte de un grupo de congresistas. “Con tantos parlamentarios, cuando estaban socializando la Ley de Justicia y Paz. Y por eso yo creo que tenemos la obligación de escuchar a todos los ciudadanos y mucho más a quienes están en esas condiciones”.    

En declaración a Noticias RCN, dijo: “Eso no es cierto, yo no hice parte de esa reunión. Sí tuve una reunión con voceros de los grupos desmovilizados en la que me limité a escuchar las preocupaciones del vocero de esos grupos y le manifesté que debían someterse a la justicia y no me adentré en ese tema”.

En otra entrevista, con Blu Radio, el precandidato a la Presidencia admitió que sostuvo un encuentro en Bello (Antioquia) con Iván Roberto Duque, alias ‘Ernesto Báez’, exjefe político del Bloque Central Bolívar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Sin embargo, afirmó que se reunión se dio cuando ejercía como senador y porque ‘Báez’ ejercía en ese momento de vocero de los desmovilizados, dentro del marco del proceso que se realizó en el segundo semestre del 2004.

Según su versión, durante la charla, el paramilitar ‘Ernesto Báez’ le expresó su preocupación por el futuro de los desmovilizados, que para ese entonces se sometían a la Ley de Justicia y Paz en un proceso de reinserción impulsado por el gobierno de Uribe Vélez.

El exmandatario de Antioquia reconoció que en dicho encuentro estuvo Albeiro Quintero, alias ‘Patrón de Bello’, exgerente de la empresa Bellanita de Transportes y quien hoy está capturado y sindicado de financiar los grupos paramilitares. “En ese momento no me dio mala espina, estaba ejerciendo mi función como parlamentario y mi única intervención fue escuchar”, dijo en su defensa Ramos.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×