Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/23/2014 12:00:00 AM

Corte se inhibe en caso de Nancy Patricia Gutiérrez

La investigación preliminar no halló vínculos de la exsenadora con paramilitares en Cundinamarca.

Este miércoles, la Corte Suprema de Justicia se inhibió en el caso que por parapolítica se le seguía a la excongresista y expresidenta del Senado Nancy Patricia Gutiérrez.

En la investigación preliminar que se adelantó, el alto tribunal no encontró vínculos creíbles con los exjefes paramilitares Jhon Fredy Gallo Bedoya, alias ‘Pájaro’, y Luis Eduardo Cifuentes Galindo, ‘Aguila’, quienes operaban en varios municipios de Cundinamarca.

Para la Corte, los testimonios de la también excongresita Rocío Arias y de Diego Fernando Murillo, alias ‘Don Berna’, no corresponde a la realidad del contexto de la campaña de la exlegisladora a la Cámara, en 2002, y al Senado, en 2006.

Con esta decisión la Corte Suprema no cierra del todo la posibilidad de reabrir la investigación en la eventualidad de que se presentaran nuevas pruebas en el proceso. La realidad es que en el auto se remite a la Fiscalía para que se investigue por falso testimonio 'Pájaro' y 'Águila'.

El calvario de esta polémica abogada y política comenzó en abril de 2008 cuando Rocío Arias denunció ante los medios y la Corte Suprema que había oído que Gutiérrez, quien era en ese entonces la presidenta del Congreso, había recibido ayuda durante toda su carrera política de los paramilitares en Cundinamarca.

Según Arias, un tal J. le había dicho que no le podía ayudar con votos a su aspiración al Congreso porque los comandantes el Pájaro y el Águila habían dado la orden de ayudarle a Nancy Patricia Gutiérrez en Cundinamarca, tal y como lo habían hecho desde que se lanzó a la política como alcaldesa del municipio de Agua de Dios en 1988.

Con esa denuncia, la Corte le abrió investigación preliminar y llamó a declarar a Luis Eduardo Cifuentes, el Águila, quien bajo juramento dijo no haber tenido nunca relación alguna con Nancy Patricia Gutiérrez y no tener conocimiento de que algún miembro de las autodefensas la hubiera apoyado en su actividad política. Lo mismo dijo bajo juramento 'Pájaro', quien operó en el centro del país entre 2002 y 2006.

Después la Corte citó a otros diez testigos, buscando descartar cualquier indicio adicional que no se hubiera tenido en cuenta y que llevara a verificar la denuncia, pero ninguno sirvió. Cuando el proceso estaba a punto de caerse, apareció en 2009 un anónimo que decía que a alias el 'Diablo' le constaba que Gutiérrez había recibido ayuda en su carrera política, primero de Jorge Briceño, 'Mono Jojoy' y luego de 'Pájaro', con el visto bueno de 'Jorge 40'. La Fiscalía demostró que el Diablo nunca existió y el Pájaro declaró de nuevo diciendo que no había tenido ninguna relación con la exsenadora.

Con el proceso en la cuerda floja, apareció entonces una denuncia que decía que el Pájaro le había mentido a la Corte por presiones del entonces comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, y que de ello era testigo Ramón Isaza. Los dos negaron el hecho. La Corte siguió el proceso cuando a mediados de 2009 Rocío Arias le entregó una carta de Diego Fernando Murillo, alias don Berna, en la que manifiesta que antes de ser extraditado el Pájaro le había dicho que sí había ayudado a Nancy Patricia.

De nuevo, 'Pájaro' negó el hecho. Se supo que 'Don Berna' escribió la carta en respuesta a una petición de Rocío Arias. Y finalmente, tras tres años de espera, en junio pasado le confesó a la Corte que no tenía cómo demostrar, como testigo directo o con otros, la ayuda de los paras a Gutiérrez.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.