Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2016/03/14 12:17

La batalla que perdió Orlando Parada en el 'carrusel'

La Corte Suprema no admitió la demanda que interpuso el exconcejal de Bogotá contra el fallo en su contra de 13 años de prisión que le impuso el Tribunal Superior de la capital.

Orlando Parada seguirá detenido por el 'carrusel' de contratos del Distrito. Foto: Archivo particular

Tras conocerse la decisión de un juez de Bogotá de declarar culpable al exalcalde Samuel Moreno, el carrusel de la contratación sigue siendo noticia. Esta vez la atención se centra en el exconcejal Orlando Parada, quien perdió una importante batalla para recuperar su libertad.

La Corte Suprema de Justicia le negó al excabildante la demanda que interpuso para que se revocara la condena a 13 años de cárcel que le impuso el Tribunal Superior de Bogotá por tráfico de influencias y cohecho impropio.

Entre los años 2008 y 2010 Bogotá sufrió el más grande escándalo de corrupción del que se haya tenido noticia. Durante la Alcaldía de Samuel Moreno, fueron otorgados contratos en materias vial, de salud y otros campos, a cambio del pago de coimas a contratistas y dirigentes. También se aplicó una fuerte dosis de clientelismo, gracias a la cual los amigos de los responsables de semejante fraude obtuvieron contratos de prestación de servicios y nombramientos.

Según la Fiscalía, uno de los responsables de este desangre al erario fue el concejal Orlando Parada. Según las evidencias, Parada acudió ante el entonces director de la Unidad Administrativa Especial de Rehabilitación y Mantenimiento Vial, Iván Alberto Díaz, para que le otorgara contratos a personas allegadas a él. En fin, hizo parte del denominado ‘carrusel‘ que golpeó las arcas distritales.

Por todos estos hechos un juez de la capital condenó al concejal a nueve años de cárcel en el 2015. Meses más tarde, el Tribunal Superior de Bogotá ratificó su responsabilidad en los hechos, pero incrementó el monto de la pena a 13 años de prisión.

Por eso, el dirigente político buscó que la Corte Suprema revocara esa decisión. Interpuso un recurso de casación que no fue admitido por la Sala Penal, lo que significa que continuará privado de la libertad y cumpliendo los mismos años de condena.

Además de los 13 años, el Tribunal estableció para él una sanción pecuniaria de más de 200 millones de pesos. La buena noticia para él es que podrá presentar un recurso de insistencia ante esa misma corporación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.