Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/07/29 00:00

Corte Suprema pide a la Fiscalía investigar a Tomás Uribe por el escándalo de las notarías

A su vez, el presidente de la República, Álvaro Uribe, aseguró que sus hijos "no han tenido que ver con nombramientos, contratos ni decisiones del Estado" y le pidió al magistrado Yesid Ramírez "no suplantar la Justicia con el odio".

Junto a sus hijos Tomás y Jerónimo el presidente Álvaro Uribe dijo que ellos "no han intervenido en nombramientos, contratos, en decisiones del Estado". Foto: Tomado de televisión

La Corte Suprema de Justicia pidió este jueves a la Fiscalía General investigar a Tomás Uribe, hijo mayor del presidente Álvaro Uribe, por el presunto ofrecimiento de prebendas para la reelección de su padre en 2006, informaron fuentes judiciales.

El pedido de la Corte a la Fiscalía se basa en las declaraciones de varios testigos y en lo dicho por el ex superintendente de Notariado y Registro Manuel Guillermo Cuello Baute, quien dijo que Tomás Uribe tuvo injerencia en la asignación de una notaría en la ciudad de Tunja a un recomendado suyo.

Conocida la noticia, el presidente Álvaro Uribe, en rueda de prensa en la Casa de Nariño y acompañado por sus hijos Tomás y Jerónimo pidió no suplantar la Justicia “con el odio” y le advirtió al magistrado Yesid Ramírez que “cuando el juez falla por el odio, prevarica”.

“Que no sigan acabando la justicia suplantándola con el odio. Qué mal ejemplo da la Corte Suprema de Justicia a través de un magistrado como Yesid Ramírez, que tanto daño le ha hecho a Colombia”, dijo el mandatario.

El presidente fue enfático al defender a sus hijos: “El país puede saber bajo juramento que mis hijos no han intervenido en nombramientos, contratos, en decisiones del Estado”.

“Mi hijo Tomás acudirá con toda la integridad a la Fiscalía, a la investigación que la Fiscalía quiera adelantar”, agregó.

Sobre el tema de la entrega de notarías, el mandatario resaltó que su Gobierno practicó el concurso de méritos para tal efecto. Además, recordó que hace un año su hijo Tomás acudió a la Corte Suprema de Justicia a rendir testimonio por este mismo hecho, diligencia por la cual la Procuraduría adelanta una investigación disciplinaria por abuso de autoridad contra magistrados auxiliares del Alto Tribunal.

En esa diligencia, Tomás dijo que jamás había intervenido en notarías, nombramientos, intrigas o contratos oficiales.

“A una semana de entregar la Presidencia, después de un año de que recibieron su testimonio allá, compulsan copias a la Fiscalía simplemente atendiendo infamias y dando lugar a tramitar rencores a través de la justicia”, cuestionó Uribe.
 
La notaria Luz Marina Campo Hernández, la supuesta recomendada por el hijo del Presidente, reconoció que dijo ser cuota de Tomás Uribe, tal como lo muestra una grabación revelada por Noticias Uno en 2009. Ella dice que lo dijo en broma y se disculpó por usar el nombre Tomás.
 


En otro informe de Noticias Uno, un hombre identificado como Javier Socarrás se refiere a la presunta participación de Tomás Uribe en esos hechos.
 


En la misma decisión, la Corte Suprema abrió investigación preliminar a José Darío Salazar, presidente de la Comisión Tercera del Senado, y al ex congresista César Negret Mosquera, por ser presuntos acreedores del supuesto carrusel de notarias con el que supuestamente se pagaron prebendas a congresistas para que aprobaran la reelección del presidente Uribe.

Por sus vínculos en estos hechos, ya fueron condenados los ex representantes a la Cámara Teodolindo Avendaño, Iván Díaz Mateus y Yidis Medina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.