Domingo, 23 de noviembre de 2014

| 2013/01/24 00:00

¿Crece el cartel de testigos?

Semana.com conoció el falso testimonio en el caso del exsenador Martínez Sinisterra.

El testimonio de 'El Cabezón' es base en el proceso contra el exsenador en que se le acusa denarcotráfico. Foto: Archivo SEMANA

Armando Lugo, alias 'Cabezón', desmovilizado del bloque Calima de las AUC, es  considerado testigo 'estrella' en varios procesos de políticos involucrados con las Autodefensas y de otros vinculados a expedientes con el narcotráfico. En la mayoría de los casos sus testimonios han sido validados por jueces y fiscales.

Sin embargo, recientemente su credibilidad ha sido sistemáticamente minada. Fue él quien involucró al senador liberal Luis Fernando Velasco con dos homicidios en Cauca, información que resultó ser falsa. Lugo, incluso, extorsionó al congresista, a quien le exigió una millonaria suma para no señalarlo como colaborador de grupos ilegales.

También ha declarado contra la senadora Dilian Francisca Toro. En este proceso aseguró que ella y su esposo, el exsenador Julio César Caicedo, estaban detrás del homicidio del inspector de Policía Óscar Pérez, del municipio de Calima Darién (Valle del Cauca). Aun cuando su versión fue desmentida por jefes paramilitares, la Fiscalía lo llamará a declarar de nuevo.

Hace varias semanas el propio fiscal general, Eduardo Montealegre, anunció investigaciones contra Lugo por fraude procesal y falso testimonio al demostrarse que en algunos procesos ha mentido.

Ahora hay un nuevo capítulo de este ‘testigo’ que le podría dar más razones a la Fiscalía para encausarlo judicialmente. Semana.com conoció una conversación grabada de quien sería Lugo con otro excombatiente de las AUC conocido como Carlos Enrique Vélez, alias ‘comandante Víctor’, en la que cuadran una estrategia para comprometer al exsenador Juan Carlos Martínez con actividades de narcotráfico a cambio de dinero.

En la conversación, Lugo le da  instrucciones a Vélez para que declare ‘falsamente’ en el proceso que tiene al excongresista tras las rejas. Lugo lo conmina para que diga que el exsenador Martínez estuvo en unos laboratorios de su propiedad hallados por paramilitares y que habría entregado dinero para ponerlo a salvo.

En otro aparte de la charla, Vélez le pregunta a Lugo: “O sea, ¿la cuestión es embalar a este man?" A lo que Lugo responde: “¿Quién nos va a contradecir? Nadie. El Yovany (otro paramilitar) está muerto".

En la misma grabación se escucha a Lugo indicarle a Vélez que en su declaración ante los fiscales debía decir que Lugo era coordinador militar del bloque al que pertenecieron.

El audio, que fue aportado por Vélez al proceso, fue aprovechado por la defensa de Martínez para asegurar que su cliente ha sido procesado con ‘falsos testigos’.

El 30 de agosto del 2010 Lugo le dijo a la Fiscalía, dentro del proceso contra el excongresista, que conoció de varias reuniones del político vallecaucano en el 2002 cuando coordinó el pago de envíos de droga. Así las cosas, será el fiscal del caso quien decida si acoge esta prueba o la desestima.

Al margen de este caso, Martínez, quien fue condenado por parapolítica, deberá seguir tras las rejas porque en su contra hay en firme una medida de aseguramiento por presuntamente alterar los resultados de las pasadas elecciones a gobernación en el Valle.

Esta nueva revelación vuelve a abrir el debate sobre lo que se ha denominado un verdadero ‘cartel de testigos falsos’. Los más recientes fueron los que aparecieron en el proceso del exdiputado del Valle Sigifredo López, a quien el propio fiscal general, Eduardo Montealegre, le pidió perdón públicamente porque su entidad instruyó un proceso por haber presuntamente colaborado con la guerrilla con base en falsos testigos.

Más recientemente, la Fiscalía tomó la decisión de desacreditar y capturar a los tres ‘testigos estrella’ del caso Colmenares por considerar que no sólo mintieron en el proceso contra el estudiante Carlos Cárdenas, involucrado en el episodio, sino porque jamás entregaron las pruebas que dijeron tener.

Lo anterior hace necesario que sean las propias autoridades las que vayan más allá de las declaraciones de los testigos porque de ello depende la credibilidad de la entidad en sus procesos.

El tema es tan preocupante, que las cifras oficiales indican que la Fiscalía tiene 3.559 procesos activos por denuncias por el delito de falso testimonio. Esta grabación de Lugo ratifica que esta problemática de los testigos mentirosos va más allá de los conocidos casos de Sigifredo y Colmenares y constituye un verdadero ‘cáncer’ estructural para el ente de investigación. ¿Cuáles son las medidas que tomará el fiscal Montealegre al respecto?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×