Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/1/2011 11:00:00 AM

Crimen de Tame: testigo dice que defensa de oficial intentó chantajearlo

Así lo afirmó un testigo en el proceso contra el subteniente Raúl Muñoz Linares, señalado de ser presunto responsable de la violación de dos menores en Arauca y el homicidio de una de ellas, junto a sus dos hermanitos.

Un año después de que tres menores (hermanos) fueron encontrados muertos en una fosa común en una vereda de Tame (Arauca), se conocen nuevos detalles.
 
En el juicio que se adelanta uno de los testigos de la Fiscalía, quien era soldado del mismo pelotón de Raúl Muñoz Linares, aseguró que después de los hechos abogados de Muñoz lo buscaron. Según él, para ofrecerle viajes, plata y traslados a cambio de información.
 
El testigo además señaló que el día 14 de octubre el subteniente Muñoz se alejó del pelotón. "Iba con su arma de dotación y un machete", dijo. Destacó Señaló que casi tres horas después regresó. "Estaba completamente mojado". 
 
Ante la pregunta del fiscal del caso, Víctor Lozano, sobre cuál era la situación climática del momento, el soldado aseguró que no recuerda que hubiera llovido, pero sí subrayó que Muñoz llegó tan mojado como si se hubiera sumergido en una piscina. 
 
Durate la misma diligencia la Fiscalía presentó a cuatro testigos más, quienes coincideron en el relato, según el cual el subteniente se alejó del pelotón en dos oportunidades.
 
La primera el 2 de octubre (fecha en que una mujer campesina denunció que su hija había sido violada) y el 14 del mismo mes, día en que desaparecieron tres hermanitos, que luego fueron encontrados muertos, metidos en una fosa común.
 
Los testigos, aclararon, sin embargo que así como Muñoz el día en que se ausentó llevaba un machete, era normal que el resto de los uniformados, por las condiciones de vegetación de la zona, cargaran dentro de su equipo una herramienta de estas.
 
Los nuevos testimonios que se conocen en este proceso permitieron a la defensa de las víctimas mostrar ante el juez del caso cómo las fechas en que ocurrieron los trágicos hechos concuerdan con la desaparición, sin explicación, del subteniente Muñoz, así como con sus cambios en el comportamiento.
 
Todos los testigos recordaron que el subteniente, una vez regresó de su ausencia de más de dos horas, se mandó a cortar el pelo y se bañó.  
 
La próxima diligencia judicial por este caso se llevará a cabo en febrero del 2012, será entonces el momento en que la defensa de Muñoz presente los testigos de su parte, dentro de los que se encuentra un presunto desmovilizado.

Raúl Muñoz fue acusado por la Fiscalía como presunto responsable de la violación de dos menores en Arauca y el homicidio de una de ellas, junto a sus dos hermanitos.
 
El fiscal pidió pena máxima para el procesado y aseguró que el ente acusador demostrará que el 2 de octubre del 2010 el subteniente, portando su uniforme y armas, entró a la finca El Capricho (en Tame, Arauca), donde se encontraba la niña de 13 años cocinando en compañía de un primo, y a la fuerza sacó a la menor de la vivienda, le vendó los ojos y la violó.
 
Así mismo, el fiscal afirmó que también se demostrará que el 14 de octubre el subteniente llegó sobre las 3:30 p. m. hasta la finca Las Palmas con un machete y un fusil, momento en que los menores desaparecieron, y tiempo después fueron hallados muertos en una fosa común.
 
Entretanto, la defensa de Muñoz, el abogado Sergio Rodríguez, aseguró que no hay suficientes pruebas que demuestren la autoría o participación de su defendido en el crimen de los niños.
 
Rodríguez anunció que demostrará cómo los hechos por los cuales está siendo procesado el oficial son parte de una estrategia de grupos al margen de la ley que buscan –según él– desprestigiar la imagen del Ejército.
 
"Demostraremos que en la zona en donde ocurrieron los hechos hay alta presencia de guerrilla y que para que el subteniente haya sido el responsable de lo que se le imputa, tuvo que haber caminado entre 600 y 800 metros, cosa que es imposible", dijo el abogado.
 
Recientemente, la defensa de Muñoz pidió que se tuviera en cuenta dentro del proceso el testimonio de un supuesto desmovilizado de las FARC. El Tribunal Superior de Bogotá resolvió incluirlo como testigo y por eso este jueves se reanudó el juicio.
 
Redacción Justicia Semana.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.