Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/11/2002 12:00:00 AM

Crímenes misteriosos

¿Quién está detrás de los asesinatos de la senadora Martha Catalina Daniels y del empresario César Villegas?

En los estrados judiciales es común escuchar la frase “No hay crimen perfecto”. Los investigadores que siguen los casos de los asesinatos de la senadora liberal Martha Catalina Daniels y del empresario César Villegas dicen que esta sentencia cobra más vigencia, pues si bien los autores de los hechos no están tras las rejas sí dejaron muchas pistas que pueden conducir a su captura.

Por ejemplo, Martha Catalina Daniels, asesinada el sábado 2 de marzo junto con su chofer Carlos Lozano y su amiga Ana María Medina, fueron hallados en el fondo de un barranco de 50 metros en las afueras de Zipacón, a 60 kilómetros al noroccidente de Bogotá. Las autoridades tienen varias grabaciones en las que consta que Daniels iba a cumplir una cita para el pago de un secuestro por lo que llevaba cientos de millones de pesos en efectivo. “Ana María Medina era esposa de Mauricio Rodríguez Anzola, secuestrado por el frente 25 de las Farc en mayo de 2001”, dice un informe de las autoridades. Se sabe que Ana María llegó tarde a la cita, pues arribó a la casa de Martha Catalina Daniels poco después de las 5 de la mañana cuando el encuentro era a las 5 en punto. “Llegó de afán. Tanto que dejó el carro muy mal estacionado”. Ambas salieron al encuentro con bastante desconfianza. “Incluso Martha Catalina se llevó puesto un chaleco antibalas, muy poco común”, dijo uno de los investigadores.

En un principio trascendió que fueron los miembros de las Farc los que mataron a las tres personas. De acuerdo con esta hipótesis, Martha Catalina habría ayudado en la liberación de varios secuestrados. Estos contactos se iniciaron cuando las Farc secuestraron a su hermana y ella fue al Caguán a hablar con el 'Mono Jojoy' para ayudar a liberarla. A partir de ese momento quedó establecido un puente de comunicación entre el comandante de las Farc y la dirigente política que fue utilizado en otras ocasiones. Uno de ellos fue durante el secuestro de Guillermo 'La Chiva' Cortés, íntimo amigo del ex presidente Ernesto Samper Pizano, por quien Martha Catalina en calidad de samperista triple A estaba dispuesta a intervenir.

Existen testimonios de que la relación entre Martha Catalina y el 'Mono Jojoy' llegó a ser cordial y de respeto. Por esto ni la familia ni ningún allegado le han dado mayor credibilidad a la versión inicial de que fueron las Farc. La única posibilidad de que eso hubiera sucedido es por parte de un frente que actuara como una rueda suelta y que no respetara la autoridad del 'Mono Jojoy'. Los conocedores de la guerrilla también dudan de su responsabilidad porque la estrategia de las Farc consiste en secuestrar personajes del mundo de la política para presionar el canje. Viva, Martha Catalina hubiera sido una verdadera joya para este propósito. Muerta, no tiene ninguna utilidad para ese movimiento subversivo fuera del desprestigio que le acarrea.



Las conjeturas

Por eso, a lo largo de la semana surgieron otras hipótesis. Una indica que pudieron ser los paramilitares o una banda delincuencial al servicio de estos. Ello se explica porque se trató de personas que seguramente tenían sus teléfonos intervenidos y que sabían de la cita y del multimillonario monto de dinero, por lo que les tendieron la emboscada. Además se robaron el carro, un hecho ahora extraño en la guerrilla pues aunque antes los hurtaban para alimentar su flota de autos en la zona de distensión, ya no les sirve para nada. Un argumento en contra de que se trata de delincuencia común es la circunstancia de que Martha Catalina y sus acompañantes fueron ejecutadas de un frío y profesional tiro en la nuca, modalidad más propia de un crimen premeditado que un episodio del azar.

La versión más generalizada es que delincuentes comunes se hicieron pasar por las Farc y le tendieron una trampa a Martha Catalina. No de otra forma se entiende el asesinato del chofer, una acción que no es común en el modus operandi de la guerrilla.

En el caso de César Villegas, las primeras hipótesis giraron en torno a su participación en el proceso 8.000 cuando él para obtener rebaja de penas recurrió a la delación acusando al hoy senador Juan Fernando Cristo. También surgió otra hipótesis relacionada con la supuesta adjudicación de licencias en la Aeronáutica Civil hace 20 años. Si bien este último hecho es muy remoto cronológicamente habría sido revivido recientemente como consecuencia de la candidatura de Alvaro Uribe Vélez, quien era el director de la Aeronáutica cuando Villegas entró a esa entidad como director de Planeación.

Las investigaciones iniciales descartan sin embargo estas dos versiones. Las autoridades han logrado establecer a través de numerosas pruebas documentales que el empresario tenía deudas pendientes con miembros del cartel del norte del Valle por millonarios traspasos de jugadores de fútbol. Esto se deduce gracias a la cuidadosa revisión de sus documentos en su oficina particular en la misma noche del asesinato, el pasado lunes 4 de marzo a las 7 de la noche en el norte de Bogotá. “Hay pruebas que indican que él debía mucho dinero a personas señaladas de pertenecer al cartel del norte del Valle”, dijo un investigador. Sobre este punto están de acuerdo tanto fuentes del DAS como de la Fiscalía.

A ambos no sólo los unió una muerte trágica sino que en vida desempeñaron papeles protagónicos en el proceso 8.000. Martha Catalina Daniels llevó la voz cantante en la defensa del presidente Ernesto Samper. Su actuación en el Senado fue sorpresiva y destacada. Cuando casi todas las apuestas apuntaban a que la defensa de Samper en la Cámara en esa época iba a tener como principales protagonistas a los representantes Julio Bahamón y Carlos Alonso Lucio, el país se sorprendió con el papel estelar que desempeñó esta parlamentaria de Girardot. Ella lideró la defensa, movió a sus colegas a votar en favor de la participación de Luis Guillermo Nieto en el juicio, y en la última sesión le 'enmochiló' la propuesta a Rodrigo Rivera de hacer dos votaciones: una penal y otra política. Además de esto su intervención fue demoledora contra Fernando Botero. Martha Catalina había tenido acceso a los documentos que el DAS le había incautado en el aeropuerto a una periodista extranjera, quien salía del país con una documentación que contenía la estrategia para su defensa del ex ministro. Con esos documentos logró ridiculizar esta estrategia ante la Cámara haciéndole mucho daño a Botero.

De ahí en adelante pasó a ser más conocida por los problemas de su marido que por los de Samper. Luis Hernando Rodríguez, el esposo de la representante a la Cámara, fue acusado por la Fiscalía ante los jueces de la República de ser el principal responsable de la malversación de más de 10.000 millones de pesos del Fondo de Pasivo Social de Colpuertos (Foncolpuertos).

César Villegas, por
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.