Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/6/2014 10:00:00 PM

¿Cristo alcanzará a tramitar su agenda?

En medio de conatos de rebelión, Juan Fernando Cristo está corriendo para dejar su agenda lista en el Congreso.

No hay nada que se demore más en el Congreso que lo urgente. Eso quedó demostrado el miércoles de la semana pasada cuando en plena votación de la reforma de reequilibrio de poderes, la Cámara de Representantes se llenó de bailarines y los congresistas aplaudían al son de ‘Yo me llamo cumbia’. La banda musical de Baranoa amenizó tanto la tarde que a los representantes se les pegó la fiesta y si no es por el presidente de la Cámara, Fabio Amín, el desorden hubiera dado para rato. El ambiente tan folclórico contrastaba con el afán de aprobar en los últimos días de sesiones las prioridades de  la agenda del gobierno.

Al igual que en las películas, las segundas versiones son más criticadas que las primeras. El Congreso modelo 2014 que recibió el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, es más complicado que el que terminó en junio pasado: una oposición más numerosa, variada y dura, y un bloque oficialista con nuevos integrantes y deseoso de mayor participación. En estos casi 5 meses esas diferencias han empezado a salir a flote para golpear la gestión de Cristo en varios frentes: el trámite legislativo, las demandas de los partidos y la percepción de la opinión pública sobre proyectos como las reformas tributaria y política. ¿Enfrenta la Casa de Nariño una rebelión de sus mayorías?

Como el primer tiempo del Congreso en esta segunda administración de Santos termina esta semana, el jefe de la cartera política necesita dejar avanzadas las iniciativas del Ejecutivo. En este tramo final Juan Fernando Cristo ha hecho toda clase de maromas para cumplir el plazo. El martes envió una circular a los representantes diciéndoles que no era necesario declararse impedidos y se reunió con la bancada liberal para pedirle agilidad en la votación del reequilibrio de poderes. Con todo y eso, ochenta congresistas se declararon impedidos y el debate, como raro, se prolongó.

Sin embargo, al final de la semana el balance fue positivo. De 36 artículos, 24 quedaron aprobados, incluyendo temas tan espinosos como la eliminación de todas las reelecciones y el fin de la puerta giratoria. Pero quedó pendiente uno de los más decisivos: la lista cerrada. Con las elecciones de 2015 a la vuelta de la esquina, muchos partidos prefieren las listas abiertas porque en las regiones se vota por caras y no por logos. Este martes el gobierno espera la aprobación del resto del articulado.
Aparte de los líos del trámite, el principal enemigo del gobierno es el tiempo. Aparte de la reforma política, hay ocho proyectos con mensaje de urgencia en el Capitolio. Reforma tributaria, TLC con Corea, Alianza Pacífico, un proyecto para acelerar  la expropiación predial en infraestructura, presupuesto de regalías, ley de orden público, financiamiento de la rama judicial y, por último, el proyecto del Ministerio de Educación o ‘Ley San Martín’, como le dicen algunos congresistas, que busca ampliar las facultades del ministerio para investigar las irregularidades en las universidades.

Del amplio portafolio, la mayoría ya se definió en comisiones conjuntas y entran a plenaria esta semana (ver recuadro). “Los proyectos del gobierno avanzan según el cronograma y aspiramos a que en estos días, con el compromiso de la Unidad Nacional, se pueda terminar la tarea”, afirmó el ministro Cristo a SEMANA. Cualquier análisis del control del gobierno sobre sus mayorías parlamentarias debe partir del estado de su agenda y, hasta ahora, las iniciativas prioritarias consiguen votaciones favorables.  En el caso de la reforma tributaria, por ejemplo, la presión sobre la Casa de Nariño no proviene de los recintos del Congreso sino de los gremios empresariales, el sector privado y los analistas en los medios de comunicación.

La agenda del Ejecutivo se desarrolla, entonces, sin contratiempos, con el lunar de la reelección de alcaldes y gobernadores, que ha sido la única derrota hasta el momento. Si bien desde un comienzo ese proyecto no contaba con el ambiente más propicio, nadie esperaba que la caída fuera a ser tan estrepitosa. La votación 12-0 fue un baldado de agua fría para el gobierno y despertó dudas sobre si la coalición mayoritaria se le estaba saliendo de las manos al ministro Cristo.

Más que poner en peligro el portafolio de iniciativas gubernamentales, ese episodio dejó claro que la Unidad Nacional no es tan unida como la pintan. Senadores tan representativos como los liberales Horacio Serpa, Viviane Morales y Juan Manuel Galán así como Armando Benedetti del Partido de la U protagonizaron la debacle de la reelección de alcaldes. Más aún, la bancada del liberalismo en el Senado anunciará en próximos días una postura más crítica a la agenda económica de Santos y hoy pide mejor representación (ver artículo siguiente).  Palabras más palabras menos, su apoyo a los proyectos santistas no es incondicional.

Por los lados de La U, las cosas también se complicaron. La elección de Roy Barreras, José David Name y Berner Zambrano como nuevos dirigentes del partido no les gustó a algunos sectores. En especial a 14 representantes que optaron por desconocer la decisión porque no se sintieron incluidos. No obstante,  que 14 de 58 congresistas se rebelen, no pone en riesgo la relación de La U con el gobierno  y lo más probable es que se trate de una disputa pasajera.  Así que más allá de las rencillas, las matemáticas del Congreso indican que Cristo sí tiene las mayorías. Hasta ahora los congresistas de la Unidad Nacional han votado alineados casi toda la agenda y eso quedó demostrado en Cámara cuando apoyaron sin peros la reforma política. “Los rumores y cuentos de pasillo quedan en el piso porque las votaciones hablan por sí solas” le dijo el ministro a la revista. “El gobierno no pretende unanimismos alrededor de sus proyectos y cada partido tiene libertad de opinión” agregó.

Desde que arrancó la legislatura el 20 de julio pasado, a Cristo no le ha tocado fácil. Como dicen algunos senadores, le tocó bailar con la más fea. Al ser la voz de la Casa de Nariño en el Congreso, ha tenido que lidiar con la oposición uribista, jalarle las orejas a los ministros cuando no van a los debates de control político y rendirle cuentas no solo a Santos, sino al secretario de Presidencia, Néstor Humberto Martínez y al vicepresidente, Germán Vargas Lleras.  A esto se suma la desgastante tarea de mantener a la Unidad Nacional disciplinada y evitar las ruedas sueltas a la hora de votar.

Que algunos liberales y miembros de La U estén descontentos y Cambio Radical ni se pronuncie no es coincidencia. Al contrario, eso refleja que todavía no han sanado las heridas del nombramiento del gabinete  y que si no se ponen de acuerdo ahora, será difícil que lo hagan a futuro, sobre todo en la selección de candidatos únicos para los comicios regionales del año entrante. Aunque la agenda del gobierno va bien y las votaciones hablan más que los chismes, en manos de la cartera política está lograr que la coalición santista deje atrás las molestias si no quiere que el segundo tiempo sea un viacrucis para Cristo.

La agenda anda

Estos son los nueve proyectos prioritarios del gobierno en el Congreso. Todos están andando y se ajustan al cronograma. Todavía está por verse si entre marzo y julio de 2015, que es el segundo tiempo del legislativo, los proyectos lograrán salir adelante.

Proyectos prioritarios En qué van
Reequilibrio de poderes   
Aprobado en cuatro de ocho debates. Pendiente de la plenaria en la Cámara
Alianza Pacífico Aprobado en primer debate en las comisiones segunda
Ley de infraestructura para acelerar expropiación predial Aprobada en las comisiones sextas. Pendiente de la plenaria de Senado y Cámara
Ley de orden público Aprobada en último debate en el Senado
TLC con Corea Aprobado en primer debate en las comisiones segundas de Senado y Cámara
Reforma tributaria Aprobada en las comisiones terceras y cuartas y pendiente de la plenaria
Presupuesto de regalías Aprobado en la plenaria del Senado
Financiamiento a la Rama Judicial Aprobado en primer debate por las comisiones terceras
Ley para controlar más las universidades Aprobada en comisiones conjuntas, pendiente de la plenaria

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.