Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/2/2013 12:00:00 AM

“Preocupa interferencia de Álvaro Leyva en proceso de paz”

Para Juan Fernando Cristo, la presencia del exministro en La Habana hace daño a los diálogos.

En la víspera del inicio de la decimoquinta ronda de conversaciones entre el gobierno y la guerrilla de las FARC en La Habana, el presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo, se refirió a la presencia de funcionarios y particulares en la capital cubana y las presuntas reuniones que supuestamente han tenido con los voceros del equipo negociador de la guerrilla.

Cristo aseguró que le compete a la Fiscalía determinar las consecuencias penales que tendrían aquellos particulares que han viajado a La Habana a reunirse con los miembros de una organización armada ilegal, sin el visto bueno del gobierno. Sin embargo, como no son servidores públicos no tendrían porqué pedir dicha autorización.

Cristo hizo una confesión: al gobierno le preocupa una presencia en particular, la del exministro Álvaro Leyva, de quien se ha conocido que ha viajado en varias oportunidades a la capital cubana y ha tenido reuniones con voceros de la guerrilla.

Leyva, en repetidas oportunidades, ha manifestado públicamente que el mecanismos de refrendación de los acuerdos de paz debe ser mediante una Asamblea Constituyente, tal como han insistido las FARC. Incluso, Leyva, el pasado mes de abril, se reunió con el expresidente Álvaro Uribe con quien habló sobre una eventual constituyente.

Según Cristo el gobierno tiene “una preocupación válida” con lo que llamó la “interferencia” de Leyva en el proceso de paz. “Si hay particulares que están yendo a la habana a reunirse con las FARC para hablar de mecanismos de refrendación y lo hacen sin autorización del gobierno sin duda están entorpeciendo el proceso de paz y le están haciendo daño”.

Fue el ministro del Interior, Aurelio Iragorri, quien manifestó la preocupación del gobierno por la presencia de terceros en La Habana quienes a su juicio “se están reuniendo de forma clandestina” con los negociadores de las guerrilla. “Estàn disfrazando sus viajes como turísticos, y van es a dialogar, según lo denunció el propio Procurador, con miembros de las FARC”.

Para Iragorri “las conversaciones de Cuba no se pueden convertir en negociaciones abiertas a cualquiera que quiera ir a discutir asuntos con ellos. A eso hay que ponerle orden”.

Hace dos semanas el procurador Alejandro Ordóñez pidió al Gobierno y al Congreso informar si autorizaron algún tipo de viaje a Cuba. Y anunció una investigación disciplinaria a los servidores que se hayan reunido con los guerrilleros de las FARC en La Habana.

En caso de que se compruebe la presencia de funcionarios públicos en La Habana sin la autorización del gobierno podrían incurrir en una violación al artículo 48 del Código Disciplinario, que señala sanciones para los funcionarios que “fomenten, promuevan, auspicien, organicen o colaboren” con grupos al margen de la ley.

Otra circunstancia se da en el caso de los particulares, como Álvaro Leyva, que no tendrían que pedir autorización. Sin embargo el presidente del Senado Juan Fernando Cristo le pidió a la Fiscalía establecer las eventuales consecuencias judiciales de los particulares que se reúnan con la guerrilla en la capital cubana.

Leyva ha participado en varios proceso de paz que se ha adelantado con la guerrilla. Incluso fue candidato presidencial en el 2010 con el argumento de que él tenía la llave de la paz. Entre sus últimas participaciones de medicación con la guerrilla, Leyva fue clave en la entrega de cuerpos de los diputados del Valle asesinados por las FARC en el año 2007.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.