Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/18/2012 12:00:00 AM

Cuando se está en la lista de los más buscados y no se sabe por qué

Sonia Milena Muñoz aparece en la lista de los cien delincuentes más buscados de Bogotá. Ella asegura que no tiene antecedentes penales ni disciplinarios. Otra mujer, Blanca Escobar, fue incluida por deberle un millón de pesos a la DIAN.

Sonia Milena Muñoz dice que le cambió la vida esta semana. En un segundo perdió su trabajo y tomó la decisión de internarse en su casa y de no salir. Ella aparece junto con otras 99 personas en la lista de los delincuentes más buscados de Bogotá. Asegura que no sabe por qué.
 
"No podía creer que me estaba viendo en el televisor en el cartel de los más buscados por la Policía", dice Sonia, de 19 años y mamá de una bebé de seis meses.
 
El lunes, cuando el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, Luis Eduardo Martínez, anunció el cartel de los más buscados, aseguró que para hacer el listado se calculó el número de órdenes de captura y su pertenencia a estructuras criminales dedicadas a atraco, extorsión, hurto de vehículos y residencias.
 
También se incluyeron expendedores de estupefacientes, traficantes de armas y secuestradores. Sonia dice que siempre se ha desempeñado como vendedora en almacenes y que nunca ha tocado un arma. "¿Por qué me hacen esto? Si yo tuviera algún antecedente no estaría denunciando de lo que estoy siendo víctima (...) Debe haber algún error".
 
La Policía de Bogotá ofreció también recompensas de entre un millón y 20 millones de pesos para quien dé información que permita la captura de las personas que aparecen en la lista. "Yo decidí, desde cuando vi la noticia, no salir de mi casa. No sé qué hacer, no tengo abogado, no tengo quién me asesore, lo único que he hecho es poner en conocimiento de los medios mi situación", asegura Sonia, quien señala además que ha revisado una y otra vez sus antecedentes disciplinarios y penales y no encuentra nada.
 
Pero su caso no es el único. Blanca Escobar, otra mujer que aparece en la lista, reconoce que aunque tiene deudas con la DIAN, no entiende por qué la consideran una de las personas más peligrosas de la ciudad. Ni siquiera vive en Bogotá. "Me llamó un hermano y me dijo que yo estaba en el cartel de los más buscados. Casi me enloquezco y mis dos hijos casi se desmayan. Pensé que me habían clonado la cédula", dijo al canal Citytv.
 
Ella califica como "infame" que su nombre y su aparezcan en ese cartel y reconoce que hace diez años, cuando tuvo una empresa de artesanías que quebró, quedó con una deuda de un millón de pesos con la DIAN, de los cuales -dice- ya pagó $400.000.
 
Ante la situación de Blanca, el comandante de la Sijín, coronel Juan Miguel Rojas, reconoció que efectivamente Blanca no tiene la peligrosidad de los delincuentes que normalmente hacen parte de los carteles de los más buscados, pero que sí tiene una deuda con el Estado.
 
"Esta vez decidimos incluir a personas que están involucradas en hechos contra la administración pública", señaló el coronel Rojas.  Por su parte, el comandante de la Policía Metropolitana , Coronel Luis Eduardo Martínez, insistió en que existe orden de captura contra todos los integrantes de la lista de los cien más buscados. Sobre el caso puntual de Sonia Milena Muñoz aseguró que está sindicada por hurto agravado y concierto para delinquir.

La polémica por el caso de estas dos mujeres surge, sobre todo, porque en la presentación de la lista por parte de las autoridades todos las que la integran fueron señalados como de gran peligrosidad. "Estar al lado de gente que ha matado o violado puede poner en peligro mi propia vida, ¿cómo me atrevo a salir a la calle?", dice Sonia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.