Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/10/2014 12:00:00 AM

En huelga de hambre cubanos atrapados en El Dorado

Los exiliados piden ayuda internacional para no volver a la isla. Temen represalias.

;
EFE
Los seis cubanos varados hace diez días en el Aeropuerto Internacional de Bogotá, que se han dado a sí mismos el nombre de 'Los balseros de El Dorado', pidieron este viernes ayuda a organismos internacionales para no verse obligados a retornar a la isla.

Además, los isleños se declararon en huelga de hambre desde el pasado jueves a las 7:00 p. m. mientras no se les resuelva su estadía en el país.

"A Cuba no regresamos", aseguró el vocero del grupo, Nayip Mayo, en una conversación telefónica con Efe y agregó que él y sus compañeros se rehúsan a vivir bajo el sistema de Gobierno cubano.

"Lo ideal para nosotros sería poder ingresar a este país (Colombia), que es el que queremos", dijo Mayo y pidió que, de no ser posible, los organismos internacionales puedan "buscar otro lugar, otra vía, algo".

Los seis, por los que ya ha intercedido ante el presidente, Juan Manuel Santos, un grupo del exilio cubano en Miami, están en una zona de tránsito internacional del aeropuerto El Dorado desde el primero de enero, después de que se les denegara la entrada en Ecuador.

Formaban parte de un grupo de once, pero otros cinco aceptaron ser repatriados a Cuba por la compañía aérea Avianca, con la que viajaron hasta Quito.

Los seis, según dijeron que recibieron la víspera la visita de una delegación diplomática cubana, que les aseguró que en la isla los recibirían "con los brazos abiertos", pero ellos creen que de hacerlo, su vida "correría peligro".

"Para nadie es un secreto que la seguridad cubana en el mundo es la seguridad cubana, cualquier cosa que digamos se filtra", dijo Mayo, quien señaló que él y sus compañeros temen quedar sin empleo, ser rechazados por la sociedad y que se le prohíba el acceso a organismos internacionales.

"Hemos sabido por terceros que el último compañero que retornó perdió su trabajo al igual que su esposa", explicó.

Grupos de cubanos residentes en Colombia se desplazaron este viernes hasta la terminal aérea para solidarizarse con sus compatriotas, pero no pudieron entregarles las mantas, alimentos y ropa que les llevaron.

Tal es el caso de José Gustavo Estribaco Ortega, un cubano que escapó de la isla hace 18 años y que decidió ir al aeropuerto para "darles fuerza y apoyo".

"Si ellos regresan, mínimo van a ser perseguidos y vigilados por el Gobierno", dijo Estribaco.

Además, aseguró que se ensañarán contra ellos porque se "han convertido en figuras mediáticas y han movido a la prensa internacional".

La Cancillería programó para este viernes una reunión con delegados del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en la que esperan encontrar una solución a la situación.

Igualmente, la Defensoría del Pueblo de Colombia envió una delegación de funcionarios que pedirán ante el departamento de Migración tener acceso a los viajeros para verificar la protección de sus derechos humanos.

El Gobierno afirma que legalmente no les puede dar refugio, pues ni siquiera se encuentran en territorio del país.

El Movimiento Democracia, con sede en Miami, solicitó este viernes al presidente Santos que "detenga la repatriación de los cubanos hasta tanto sean entrevistados por organismos internacionales que escuchen sus reclamos de asilo".

Los seis cubanos rasgaron los billetes que Avianca les entregó para viajar en un vuelo a La Habana esta mañana, según Caracol Radio. Es un gesto simbólico dado que actualmente los tiquetes son electrónicos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.