Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/10/06 23:10

Las cuentas que no le cuadran a la campaña del No

Semana.com estableció que la recaudación de fondos para la campaña al plebiscito de la que habla Juan Carlos Vélez, no coincide con lo reportado al CNE.

Vélez hizo disgustar a Uribe al revelar las estrategias publicitarias que usaron para convencer a los ciudadanos de votar por el No en el plebiscito. Foto: Fotomontaje SEMANA

La tormenta que se desató en las últimas horas dentro del Centro Democrático está signada por una enorme paradoja. Y es que no fueron los opositores ni los enemigos políticos del expresidente Álvaro Uribe quienes la propiciaron, sino uno de sus más fieles y devotos seguidores: el exsenador Juan Carlos Vélez Uribe.

Pero no fue cualquier tormenta. Vélez hizo disgustar a Uribe al revelar las estrategias publicitarias que usaron para convencer a los ciudadanos de votar por el No en el plebiscito. Dejó ver que la idea era ignorar los acuerdos, para centrarse en argumentos emocionales, sin importar qué tan veraces o reales fueran.

Puede leer: Álvaro Uribe regaña a Vélez por revelar la estrategia del No

Pero además, al revelar los nombres de algunos de los donantes de la campaña (ver aquí lista de financiadores), Vélez logró que el presidente de un conglomerado como el Grupo Bolívar, se mostrara decepcionado, y también que un gigante de medios como el Grupo Ardilla Lülle saliera a desmentir que hubiese aportado plata a la campaña liderada por el No. Lo mismo hizo el grupo de marcas textil de la familia Uribe.

Le recomendamos: “La desinformación y las mentiras me dan mucha tristeza”

Sin embargo, las declaraciones que Vélez Uribe ha dado sobre la forma en que gerenció uno de los comités promotores del No, son tan desenfadadas, que han dejado abiertas más presuntas incongruencias. Vélez Uribe aseguró que entre el Centro Democrático y la corporación “La paz es de todos” habían logrado recaudar 1.300 millones de pesos, “principalmente de 30 empresas y 30 personas naturales. Fue muy difícil conseguir respaldo y los bancos no estaban preparados. Sin embargo, el No fue la campaña más barata y efectiva en mucho tiempo”, le dijo al diario La República.

Pero las cuentas que Vélez Uribe entregó al Consejo Nacional Electoral (CNE) dicen otra cosa. El exsenador, como gerente del comité “La paz es de todos”, reportó que a la campaña ingresaron 656 millones 700 mil pesos.

Al respecto Vélez Uribe aseguró en un comunicado que "la cifra de 1.300 millones de pesos surgió de un cálculo aproximado de cuánto pudieron gastar los comités nacionales que pautaron. La cifra exacta, estará consolidada al presentar las cuentas respectivas ante el CNE dentro del plazo de la ley".

Por su parte, el comité Nacional del Centro Democrático, cuyo representante legal era el excandidato presidencial, Óscar Iván Zuluaga, declaró ante el CNE unos ingresos de 311 millones de pesos. A diferencia de Vélez Uribe, que entregó al CNE una lista de aportantes, Zuluaga registró casi todos los ingresos como recursos propios del partido. Los únicos donantes externos, según lo consignado por Zuluaga, son: Parque Industrial Malambo S.A. Francisco León Londoño Morelli y Angelica Acosta Castellanos. El partido en Antioquia reportó cero pesos. Cuentas sin ingresos también mostraron los delegados de Norte de Santander; Espinal y Carmen de Apicalá, en el Tolima, y El Retiro, en Antioquia.

Pese a que Vélez Uribe, con quien Semana.com intentó comunicarse sin éxito, había dicho que habían ingresado 1.300 millones, lo que aparece en el sistema de Cuentas Claras, del CNE, suman 967 millones 700 mil pesos. La diferencia son 333 millones de pesos.

El magistrado del CNE Armando Novoa asegura que todos los comités que se registraron para promover las campañas (tanto las del Sí, como las del No) estaban en la obligación de reportar la totalidad de los ingresos, incluidos aquellos recibidos en especie, como lo puede ser la publicidad gratuita. “Y eso debe hacerse en tiempo real, es decir,
en la medida en que vayan recibiendo y ejecutando gastos, deben ir reportando en el link a Cuentas claras”, dijo Novoa.

A la campaña gerenciada por Vélez Uribe le han salido más reparos. La senadora Claudia López denunció al exsenador ante la Fiscalía por el presunto delito electoral de fraude al sufragante, consignado así en el Código Penal: "aquel que mediante maniobra engañosa vote por determinado candidato, partido o corriente política, o lo haga en blanco, incurrirá en prisión de 4 a ocho años. En igual pena incurrirá quien por el mismo obtenga en plebiscito, referendo o consulta popular”.

Aunque la denuncia implica por ahora poner el hecho en conocimiento para que lo investigue un fiscal, las pruebas de la senadora López son las mismas declaraciones de Vélez Uribe a La República. En dicha entrevista le preguntan al exsenador del porqué la campaña por el No tergiversó mensajes para hacer campaña, a lo que contestó, “fue lo mismo que
hicieron los del Sí”.

Hay otra frase de la entrevista que deja muchas dudas: “Unos estrategas de Panamá y Brasil nos dijeron que la estrategia era dejar de explicar los acuerdos para centrar el mensaje en la indignación”. Sin embargo, en Blu Radio, Vélez Uribe dijo que la campaña no había contratado a ningún extranjero, que solo se trató de una conversación. Y el dato es relevante, pues de haber recibido tal asesoría, el comité, incluso por donación, debió haberlo reportado. Los extranjeros que trabajen en Colombia están obligados a tramitar una visa, de acuerdo a un decreto vigente de la Cancillería (el 834 de 2013).

Con denuncia en la Fiscalía y la lista de preguntas sobre la financiación, se vaticina que la campaña promotora del No aún tendrá que despejar muchas dudas. Lo curioso es que quien deberá hacerlo es el mismo que las sembró. En la noche del jueves, Juan Carlos Vélez rectificó y renunció al Centro Democrático. Sin embargo, se anticipa que el episodio no se acabará ahí.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.