Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/24/2017 7:31:00 PM

28 premios Nobel se reúnen en Bogotá para hablar de paz

Colombia fue escogida como sede de la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de Paz. Mikhail Gorbachev, Rigoberta Menchú, David Trimble y Óscar Arias son algunos de los laureados que estarán en la capital la próxima semana.

Cuando aceptó en Oslo el premio Nobel de Paz, el 10 de diciembre, Juan Manuel Santos exaltó en varios pasajes de su discurso el proceso de paz en Colombia como una especie de culminación, de síntesis, de anteriores negociaciones en el mundo. Como un esfuerzo a la medida del país, pero posible gracias a la participación y la experiencia de laureados en anteriores ediciones del galardón.

Mencionó el legado de Jody Williams en el esfuerzo por erradicar las minas antipersonal, el respaldo de la Unión Europea y de Barack Obama a la negociación de La Habana, el mérito de Malala para subrayar la importancia de la educación y el de Al Gore y el panel de cambio climático en el momento de proteger el planeta. Repasó los esfuerzos de paz en Oriente Medio, en Centroamérica, en Sudáfrica y en Irlanda del Norte.  

Le puede interesar: ¿Vendrá Obama?

En pocas palabras, Santos sostuvo que el caso colombiano recoge la experiencia de muchos ganadores anteriores del Nobel. Ese argumento tendrá una oportunidad de oro para ser discutido cuando se reúnan en Bogotá, entre el 2 y el 5 de febrero, muchos de esos homenajeados para la cumbre de premios Nobel de paz. Cerca de 30 laureados han confirmado su participación, entre ellos el expresidente costarricense Óscar Arias, el ex rimer ministro irlandés David Trimble y la propia Jody Williams.

Con un Nobel de paz colombiano como anfitrión, durante cuatro días se reunirán en Corferias más de 2.500 personas, además de los laureados y más de 800 jóvenes líderes invitados, para discutir temas de paz relacionados con turismo, tierras, el sector energético, el desarrollo, la convivencia digital y el posconflicto.

"Es posible construir caminos de paz, ese es el mensaje básico. Las grandes transformaciones que se requieren para construir una sociedad reconciliada son posibles y hay gente que lo ha hecho. La suma de esas decisiones individuales ha logrado grandes transformaciones", resaltó Jorge Mario Díaz, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Bogotá que viene organizando toda la logística del evento. 

Quince años después de recorrer ciudades emblemáticas para la paz como París, Berlín, Hiroshima, Varsovia y Roma, la capital colombiana se convierte en la puerta de entrada para la cumbre en Latinoamérica en un momento histórico para la región: el fin del conflicto con la guerrilla más vieja del continente.

"Hemos tenido temores permanentes. El 2016 fue una montaña rusa de sentimientos. Empezamos estas negociaciones hace más de un año sorteando los difíciles momentos que se vivieron en La Habana. No teníamos claro que el acuerdo se iba a ratificar a través de un plebiscito y menos que iba a tener un resultado negativo. Todos esos motivos afectaron la realización de la cumbre", revela el vocero de la entidad, quien incluso confiesa que "se debió haber realizado el año pasado en octubre o noviembre". Sin embargo, por la coyuntura política del país se postergó hasta la fecha.

"El año pasado fue muy duro. El tema de paz generaba mucha desconfianza y división (...) ahora con la implementación es mucho más fácil tocar el tema que hace seis meses en medio de tanta polarización", agrega.

La Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz es considerada el evento más importante del mundo en el campo de la construcción de paz y el análisis de los retos sociales y ecológicos de la humanidad. Más allá de homenajear y hacer un reconocimiento a quienes suman esfuerzos a lo largo y ancho del mundo, se perfila como un espacio para perfilar ideas que allanen el camino hacia el fin de los diferentes conflictos.

Muestra de ello es que cerca de 400 jóvenes extranjeros se reúnan con otros 300 colombianos durante la cumbre para participar en talleres académicos con los laureados. "Bogotá será escenario de foros interactivos, talleres para jóvenes, presentaciones de casos de éxito y una zona de experiencias, actividades que buscan sensibilizar a los asistentes frente al tema de la paz".

En esta oportunidad Colombia se convirtió en el escenario perfecto. A la concurrida asistencia de ganadores motivada por el reciente acuerdo que firmaron el Gobierno y las FARC se suma que el más reciente laureado sea el presidente Santos, y para rematar la instalación de la esquiva Mesa de conversaciones con la guerrilla del ELN, en busca de la ‘paz redonda‘, que se anunció para el día siguiente del cierre de la Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.