Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/09/05 22:00

Las lecciones de la gran Cumbre por la Educación

Durante dos días, 73 expertos nacionales e internacionales hablaron de los enormes desafíos que tiene el país para cumplir la meta de ser el mejor educado de América Latina.

Tercerizar: ¿la solución?

La revista británica The Economist puso el tema en la agenda: ¿es posible solucionar los líos de la educación en países en vías de desarrollo mediante colegios privados de bajo costo y alta calidad? Para el consultor internacional Robert Lytle, la respuesta puede ser afirmativa. En Brasil, más de un tercio de las escuelas han sido tercerizadas con éxito mediante redes que permiten mayores recursos e inversiones, por ejemplo, en tecnología.

Los mejores, ¿pero con qué plata?

La ministra de Educación, Gina Parody, y su par de  Hacienda, Mauricio Cárdenas, hablaron de cómo financiar el plan de convertir a Colombia en el campeón educativo de América Latina hasta 2025. Hoy por primera vez el presupuesto para Educación es más alto que el de Defensa, pero aún faltan recursos. Parody puso la mira en la reforma tributaria que se aproxima. Y Cárdenas, que ve necesaria más austeridad, invitó a ser más creativos: “No todos los problemas de la educación se resuelven con plata”.

“Para hablar de calidad hay que hablar de conocimientos, incluir destrezas, saber convivir e incorporar destrezas del siglo XXI, sobre todo trabajo  en equipo” Vicky Colbert, Fundación Escuela Nueva.

“No debe pretenderse cambiar las ideologías de los reinsertados, sino trabajar por el respeto por la democracia y por el otro” Joshua Mitrotti, director de la Agencia Colombiana para la Reintegración.

“La educación incluyente es hacer presencia en las fronteras, de ahí el origen de las sedes en Leticia, San Andrés Isla, Arauca y Tumaco” Ignacio Mantilla, rector de la Universidad Nacional de Colombia.

Para competir, más ciencia


La directora de Maloka, Nohora Elizabeth Hoyos, hizo un llamado a ver en la ciencia una llave a una mejor educación. “Genera conocimiento e innovación, y estos permiten construir una sociedad y una economía basadas en el aprendizaje”, dijo. La directora de Colciencias, Yaneth Giha, se unió al mensaje y recordó que países como Suiza, Singapur y Finlandia han logrado altísimos niveles de competitividad mediante programas serios y robustos de inversión en ciencia y tecnología. “Aunque el esfuerzo económico actual es grande, todavía estamos lejos de aportarle de verdad a la educación”, dijo.

“No ganaron los maestros, ganó la educación”

Las palabras del presidente de Fecode, Luis Grubert, sintetizan el debate que se dio en la cumbre en torno a la evaluación y formación de educadores. Pero quedan desafíos. El viceministro de Educación, Luis García de Brigard, recordó que la mayoría de los programas de licenciatura no cuentan con acreditaciones de calidad. Paz Portales, de la Unesco, señaló la baja remuneración de los maestros. Y la directora de estrategia global de Intel, Martina Roth, recordó que, mientras la tecnología es una herramienta, los profesores “son la magia”.

Conseguir trabajo en la era digital

Ahora que la sociedad parece convencida de la necesidad de incorporar la tecnología en la educación, el nuevo debate gira en torno a cómo hacer que la era digital realmente les sirva a los estudiantes a la hora de buscar un empleo. Los desafíos son enormes. La relación empleador-empleado ya empieza a ser reconsiderada. Según Amar Kumar, experto indio en educación incluyente, hoy un joven cambia 15 veces de trabajo, y un tercio de la fuerza laboral es independiente y, por ende, “vende conocimiento”. También debatieron Gabriel Zinny, del Huffington Post, y Andrés Cadena, presidente de la consultora McKinsey en Colombia.

Educación en línea, pero de calidad

La estadounidense Lila Ibrahim, pionera de la enseñanza virtual, presentó una cifra a primera vista impactante: Colombia es el tercer país en el mundo con más usuarios de cursos en línea. Sin embargo, justo el caso colombiano refleja el mayor problema del denominado e-learning: no importa la cantidad, sino la calidad. Expertos como Alex Aberg, director para América Latina de la prestigiosa universidad virtual Minerva, y Yuma Inzolia sugirieron al gobierno contemplar una regulación para la educación virtual, además de un modelo pedagógico y programas acordes con las necesidades del país.

Hablaron los candidatos

“La deserción nos preocupa: en el último año 35.000 jóvenes desertaron. Como la mayoría de ellos hoy trabaja, la educación virtual es la única manera de permitirles validar” Francisco Santos, Centro Democrático.

“Quienes apostamos por construir igualdad tenemos como prioridad atender a la primera infancia” María Mercedes Maldonado, Movimiento  Progresistas.

“Necesitamos gratuidad de los textos escolares. Al no serlo muchos creen hoy que no son necesarios y eso repercute muy negativamente en la calidad” Clara López, Polo Democrático.

“El gobierno nacional tiene que colaborar, pues se ha lavado las manos sobre los esfuerzos del Distrito en educación” Enrique Peñalosa, Equipo por Bogotá.

“Nos preocupa la inequidad. Los niños de estrato seis estudian 14 años, mientras los de uno y dos pasan solo siete en el colegio” Rafael Pardo,  Partido Liberal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.