Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/10/27 00:00

Curul de Piedad Córdoba podrá ser reemplazada

La senadora liberal deberá abandonar sus funciones legislativas, pues los recursos que pueda interponer pasan a la jurisdicción contenciosa.

Este miércoles, la Procuraduría dejó en firme la destitución e inhabilidad por 18 años en contra de la senadora Piedad Córdoba. Foto: SEMANA

A Piedad Córdoba sólo le queda el camino de interponer recursos ante el Consejo de Estado con el propósito de salvar su carrera política.
 
Este miércoles, la Procuraduría dejó en firme su destitución por 18 años y la congresista se verá obligada a abandonar sus funciones legislativas.
 
Eso se producirá tan pronto la Procuraduría notifique oficialmente su decisión que responde al recurso de reposición a la sanción que el pasado mes de septiembre le impuso el propio procurador general Alejandro Ordóñez.
 
Los procesos en el contencioso administrativo suelen tardarse varios años. Y el sólo trámite de este recurso no implica la suspensión de la medida, según explicaron varios parlamentarios expertos en la letra menuda de la Constitución.
 
Si el propósito de Piedad Córdoba es mantener su curul en el Congreso, probablemente no le funcione. Este recurso sólo le significaría suspender la inhabilidad que por 18 años le puso el máximo ente disciplinario, que para muchos se ha traducido en su “muerte política”.
 
Tan pronto la Procuraduría notifique la decisión al Congreso de la República, la mesa directiva tomará las decisiones que se desprenden del fallo disciplinario. La suspensión de las funciones legislativas de Piedad Córdoba las podrá suplir el Partido Liberal, pues según el presidente del Congreso, Armando Benedetti, en este caso no se aplicará la figura de la ‘silla vacía’, la cual fue estrenada tras la captura de Javier Cáceres.
 
Según Benedetti, y a la luz del artículo 134 de la Constitución, la Reforma Política de 2009 estableció que ningún partido político podrá reemplazar a un congresista investigado por delitos de promoción de grupos ilegales, narcotráfico o delitos de lesa humanidad.
 
Pero el presidente del Congreso explicó que esto sólo aplica a procesos penales y no a disciplinarios.
 
En consecuencia, la curul de Piedad Córdoba será ocupada por Lidio García, quien en las pasadas elecciones legislativas ocupó el décimo octavo lugar en las elecciones parlamentarias dentro de la lista liberal. García, del departamento de Bolívar, fue vicepresidente de la Cámara de Representantes en el pasado periodo legislativo.

La ratificación de la sanción disciplinaria contra Piedad Córdoba no tomó por sorpresa al congreso de la República. El vocero del Partido Liberal en el Senado, Álvaro Ashton, calificó la noticia como “la crónica de una decisión anunciada”.

El vocero liberal dijo que su partido respeta la decisión de los organismos de control, pero que también respalda a la senadora Córdoba en su defensa jurídica y pidió respeto al debido proceso en las instancias que la ley le faculta a la senadora liberal.

El representante Iván Cepeda, vocero del Polo en la Cámara de Representantes, sí controvirtió el fallo disciplinario y aseguró que la Procuraduría no se ajustó ni al Derecho ni a la justicia para vincular a Piedad Córdoba con las Farc.

Juan Lozano, presidente del Partido de La U, sólo reiteró que su partido acata y respeta las decisiones judiciales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.