Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/24/2012 12:00:00 AM

Daños en sus casas denuncian vecinos por construcción de edificio

La construcción de un conjunto residencial ha deteriorado al menos 15 casas en la calle 178 con autopista, en el norte de la capital. Los habitantes esperan que los arreglos no sean "maquillaje". La constructora asegura que está respondiendo.

La Constructora Pijao, conocida por construir un edificio que aparentemente hizo que se hundiera la carrera 11 con calle 98, está nuevamente en la mira de las autoridades, quienes buscan determinar si una edificación de apartamentos, ubicada en la calle 178 con autopista, es la responsable del deterioro de varias casas, un jardín infantil y un centro de salud. Estos últimos cerrados por el peligro que representaban.

Precisamente fue el propio Secretario de Salud de Bogotá, Guillermo Alfonso Jaramillo, fue quien denunció el deterioro de las edificaciones y espera que la constructora responda por los daños que se han presentado en esta zona. Para ello ya se reunió con los propietarios, con quienes piensa hacer causa común.

La constructora no la tiene fácil pues en los dos casos no sólo los dueños de predios se han visto afectados, también personas del común que vieron como la carrera 11 tuvo que ser cerrada desde el pasado 15 de diciembre del 2011. A eso se suma el cierre del centro de salud y un jardín infantil.

El caso de Nueva Zelandia

Cerca de 15 casas del barrio Nueva Zelandia, ubicado en el costado occidental de la autopista norte con calle 178, han denunciado que sus viviendas se han venido deteriorando a causa, según varios de los vecinos, del edificio de 19 pisos que la constructora Pijao hizo en este lugar.

Algunos de los habitantes dicen que por el peso de la edificación sus casas presentan grietas, levantamientos de pisos y en los casos más graves, ruptura de placas. Uno de los propietarios, Wilson Espitia, le dijo a Semana.com que ellos no quieren plata, “sólo que nos dejen la casa como estaba”.

El caso se conoció tras la visita del secretario de salud de Bogotá, Guillermo Alfonso Jaramillo, quien revisó los daños en el centro asistencial. Jaramillo reconoció que el Distrito, los abogados de la comunidad afectada y la Junta de Acción Comunal van a unificar esfuerzos para entablar una demanda.

Para el funcionario no cabe duda de que el centro de salud “amenaza ruina”, cualquier arreglo no va a servir para nada, por eso “les vamos pedir un lote cercano a la zona y que nos construyan de nuevo el centro de salud”.
 
Las declaraciones del secretario fueron más allá al decir que la constructora Pijao son “unos depredadores que ahora no quieren responder por los daños causados”.
 
Por su parte, la constructora Pijao envió por correo electrónico respuesta sobre este caso. Allí se asegura que de las 15 casas averiadas, nueve han sido reparadas y con los propietarios de siete de ellas no se ha podido llegar a un acuerdo, pues “no nos ha permitido realizar las mejoras, pero sí han exigido presupuestos exorbitantes, que sabemos no corresponden a la realidad técnica analizada por nosotros”.

Aunque la constructora asegura que no han evadido la responsabilidad y que han estado pendientes de los requerimientos de los damnificados, se resalta en sus explicaciones que las casas son “construcciones levantadas sin estudios estructurales del nivel técnico exigido por la ley”, lo que ocasionaría el deterioro.
 
También aseguran en la respuesta que “como constructores responsables que somos, sabemos que este tipo de inconvenientes con la vecindad de los proyectos de las dimensiones que estamos acostumbrados a construir, se presentan en esta o en cualquier otra constructora, por lo que es nuestro deber atender de manera expedita los requerimientos que los predios afectados nos hacen”.
 
Vea las denuncias de algunos de los habitantes
 


Y qué pasó con la carrera 11
 
Incertidumbre gira en torno de la carrera 11 con calle 98, hasta ahora no se sabe cuándo la vía va a ser abierta, tema que corresponde determinar al Instituto de Desarrollo Urbano (IDU). Esa entidad espera el informe final de los expertos de la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional, quienes preparan un estudio técnico por el hundimiento.
 
Los ingenieros ya ordenaron perforaciones para la extracción de muestras y la ubicación de inclinómetros para realizar los ensayos y monitoreos en el lugar. “Estas actividades permitirán tener un informe del comportamiento del terreno para determinar las causas del hundimiento y establecer la fecha de reapertura de la vía”, se resalta en un informe previo.
 
Así mismo, los expertos les pidieron a los constructores del edificio, Green Office, realizar obras de mitigación y trabajos de cimentación de los sótanos, para evitar nuevos daños.
 
Precisamente, el alcalde encargado de la localidad de Chapinero, Carlos Castro, aseguró que el viernes 20 de enero se ordenó el levantamiento parcial del sello para que trabajadores puedan hacer obras de mitigación. “Le hemos solicitados a la constructora un informe de un supervisor técnico externo para que diga cuál es la prioridad de las obras de litigación de riesgos”.
 
Como se sabe, tras el arreglo de la vía, la exalcaldesa de Bogotá Clara López Obregón calificó la obra como una “chambonada”.
 
Frente a este tema la constructora dijo que están a la espera de la respuesta del informe de “los técnicos de la Universidad Nacional, designados para el estudio”.
 
Por ahora sólo resta esperar las acciones que entable el secretario de salud del Distrito y el informe definitivo de la Universidad Nacional, para saber si la constructora tiene alguna responsabilidad en estos episodios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.