Domingo, 23 de noviembre de 2014

| 2013/09/03 00:00

Manotas va a la cárcel por la muerte de su vecino

David Emanuel Manotas se declaró inocente. Dijo que agredió a Francisco Cifuentes en defensa propia.

Manotas es para sus vecinos un vecino problemático. Foto: Daniel Reina Romero / SEMANA

Una riña de vecinos que terminó trágicamente, fiel reflejo de la intolerancia que absurdamente sigue dejando víctimas en el país, es la que tiene en líos judiciales a David Emanuel Manotas Char, quien deberá afrontar su proceso desde una cárcel luego de que un juez de garantías determinara que es un peligro para la sociedad.

Manotas es para sus vecinos -según los testimonios recogidos por la prensa- el vecino problemático que de manera desconsiderada hace escándalo hasta altas horas de la noche, en medio de licor y sustancias alucinógenas. Así también lo mostró la Fiscalía al imputarle el delito de homicidio agravado, luego de que -al parecer- fuera él quien apuñalara y lanzara por el balcón a Francisco Cifuentes Ferreira.

El señalado, un barranquillero de 39 años y titulado como ingeniero electrónico, habría estado en el momento de los hechos bajo los efectos del alcohol y las drogas como lo aseguró su propia defensa. Todo ocurrió la madrugada del lunes en el barrio Santa Cruz de los Molinos, en la localidad de Usaquén, en Bogotá.

Para la Fiscalía no hay duda que Manotas no fue tolerante ante los reclamos de Francisco, quien había subido de su apartamento, en el segundo piso, al tercero para pedirle a su vecino que bajara el volumen a su equipo de sonido.

Allí sin la presencia de una tercera persona, que corrobore lo que sucedió, Cifuentes Ferreira salió herido de muerte tras recibir varias puñaladas, y terminó por caer por el balcón. Según la Fiscalía hay serios indicios que fue David lo hirió y además lo arrojó.

Pero la defensa del hombre de 38 años, capturado tras los hechos, dijo que su representado es una persona que por su adición está sufriendo de una enfermedad mental y que actuó en defensa propia, ante el ataque del que fue objeto, según él, por Cifuentes Ferreira, el cual habría arrojado la puerta del inmueble para atacarlo.

Para la Fiscalía la versión del defensor y de Manotas es inconsistente, pues las primeras investigaciones dan cuenta que la víctima solo fue a pedirle que le bajara el volumen al sonido, pero que a cambio recibió un ataque que le produjo la muerte.

Luego de escuchar las versiones y que el imputado no aceptara los cargos, el juez 22 de control de garantías, decidió tener en cuenta los argumentos de la Fiscalía, en donde se indicó que lo mejor era que Manotas, esté en una cárcel mientras se desarrolla su proceso puesto que es claro que constituye un peligro para la sociedad.

Noticia en desarrollo…

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×