Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/01/29 00:00

De costurera a financista

Hace un par de años Flor Marina Romero abandonó su oficio de costurera para estar al frente de una de las empresas más populares,

De costurera a financista

Hoy en Villavicencio, Chía, Zipaquirá y el sur-occidente de Bogotá. Inició con el nombre People Winner, pero desde agosto del año pasado se llama Fuvegan (Fundación de Vecinos Ganadores), una entidad familiar que se registró con un patrimonio de un millón de pesos. Quienes la conocen dicen que esta mujer de 53 años, de origen humilde, y muy creyente es “un alma de Dios que lo único que quiere es ayudar a la gente. Ella le ha dado de comer a muchos”, comentan sus colaboradores. Su esposo Henry Torres dice que han logrado más de 80.000 afiliados y que el dinero se produce gracias a un esquema multinivel, argumento con el que enfrentan la acusación que tiene contra ellos la Fiscalía por captación ilegal de recursos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.