Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/12/2011 12:00:00 AM

De escándalo a telenovela

El caso de Agro Ingreso Seguro se está convirtiendo en un verdadero folletín: denuncias de maltrato y comprometedores correos entre la actriz Valerie Domínguez y su exnovio se roban hoy la atención en los estrados.

En la telenovela El último matrimonio feliz, Valerie Domínguez interpretaba a Bárbara, una mujer que sufre por culpa de su marido. En el primer capítulo aparece Valerie sentada frente a un espejo, examinando su mejilla derecha. Está roja e inflamada y apenas soporta el roce de sus dedos. Para camuflar el golpe que le ha dado su pareja, acomoda un mechón sobre la cara y se pone lentes oscuros.

Es la típica historia de la mujer maltratada. Y, según las pruebas que quiere aportar la actriz a la justicia, parece no ser muy distinta a la que vivía en la vida real con el empresario Juan Manuel Dávila, miembro de una de las familias que han resultado más implicadas en la fragmentación de lotes para tener acceso a créditos y subsidios del Estado.

En los últimos días ha aparecido en los medios una serie de documentos y correos electrónicos que le han dado un giro simbólico al caso de Agro Ingreso Seguro: de escándalo que salpicaba a fichas claves del gobierno ahora se ha convertido en telenovela.

Entre los documentos -que fueron aportados por el abogado de la actriz, Yesid Reyes- está una declaración que ella dio ante la Policía española en enero de 2009. Según el portal Kienyke.com, Valerie denunció lesiones en el cuello y en la cara, luego de una pelea en un hotel donde la pareja se hospedaba.

La defensa de la exreina también presentó 22 correos electrónicos y mensajes de texto que pretenden demostrar que ella no tenía ningún interés en acceder a los subsidios de AIS y que el que hizo todo fue Dávila. En un mensaje de texto de su celular del 2 de junio de 2010, Dávila le escribe a Valerie: "Estoy muerto pero te sigo amando....no me alcanzará esta vida para arrepentirme". Ella le responde: "No me interesa tu arrepentimiento... nunca fuiste capaz de declarar la única verdad: que yo en esto no tengo NADA que ver de NINGUNA manera solo por salvar tu pellejo…Eres una rata mentirosa y asquerosa. Vi perfectamente cuando tu hermana y mamá se reían cuando a mí me imputaban cargos que han debido imputarte a ti. No sé cómo no me di cuenta antes. Sacar lo más importante para ti (tu familia) de esto y yo que me defendiera en juicio. Eres un asco".

En un correo de octubre de 2010, Juan Manuel Dávila le dice a Valerie: "Ya el daño lo hice y no es mucho lo que pueda subsanar…Tu carrera no se jodió ¿sabes por qué? Porque aunque te cueste trabajo creerlo, la gente sabe cómo fueron las cosas".

La actriz es la única que no ha admitido cargos en el escándalo AIS. Y el propósito de su defensa al revelar estos correos es probar que ella hacía lo que su novio le dijera. Aunque Valerie renunció al subsidio de más de 300 millones de pesos antes de recibirlo, está siendo investigada por delitos de peculado por apropiación, en calidad de tentativa, y falsedad en documento privado.

El juez que lleva el caso ya aceptó estos documentos para el juicio. Sin embargo, en la audiencia del pasado viernes, a la que no asistió la actriz porque se encuentra en un curso de actuación en Estados Unidos, negó la petición de la Fiscalía de interrogar como testigos al exnovio de Valerie; a María Clara Fernández, la mamá de él; a Ana María Dávila, la hermana; a María Lourdes Tarud, la mamá de Valerie; a Gloria de la Pava, mánager de la actriz; a José Felix Lafourie, presidente de Fedegán, y al periodista Hollman Morris.

El Tribunal de Bogotá tendrá que resolver si la Fiscalía los interroga, y hasta entonces se pospone el juicio. Continuará.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.