Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2003/02/09 00:00

De paso fino

El recién capturado, Mario Valencia, a quien las autoridades señalan de ser el nuevo jefe del narcotráfico de Cali, vivía con un lujo ostentoso.

Es usted Joaquin Mario Valencia Trujillo?, preguntó uno de los agentes de la Dirección Central de Policía Judicial. "Sí, señor, soy yo", contestó con incertidumbre el esposo de la ex campeona de patinaje Luz Mery Tristán. "Tengo una orden de captura contra usted con fines de extradición", le dijo otro de los agentes de la Dijin, mientras le mostraba la resolución firmada por el fiscal Luis Camilo Osorio, fechada el 30 de enero de 2003.

Valencia Trujillo palideció y les pidió que le permitieran sentarse en una silla, inclinó la cabeza y guardó silencio por unos pocos minutos.

Las autoridades colombianas y estadounidenses consideran a Valencia como el sucesor de los hermanos Rodríguez Orejuela; es decir, como el nuevo jefe del narcotráfico en Cali. Los agentes de la Dijin lo detuvieron en un pasillo del edificio de la Fiscalía General en Bogotá, cuando salía de rendir una declaración libre dentro de una investigación por enriquecimiento ilícito. A esa hora, 11 de la mañana del pasado 31 de enero, los dos agentes, acompañados por un fiscal, le tomaron las huellas digitales, comprobaron plenamente su identidad, mientras su abogado insistía en que se trataba de una equivocación.

"Lo tenemos plenamente identificado y no hay ninguna duda de que se trata del mismo hombre a quien le hemos seguido la pista en los últimos 10 años", le dijo a SEMANA un oficial de la Dijin que pidió reserva de su nombre.

A Joaquín Mario Valencia Trujillo lo requiere una Corte Distrital de Tampa, Florida, para juzgarlo por los delitos de concierto para importar y distribuir cocaína, participación en empresa criminal y lavado de dinero. Una juez de Estados Unidos, Elizabeth A. Jenkins, dice tener pruebas que lo señalan como dueño de 13 toneladas de cocaína que iban a ser introducidas a ese país. Cinco toneladas fueron decomisadas por guardacostas norteamericanos hace dos años en aguas marítimas internacionales, cerca de Cuba. Cinco más, las incautó la Armada Nacional en el Pacífico y las tres restantes, en aguas del Caribe.

Quien era 'El Joven'

Valencia Trujillo era conocido como un empresario caleño, pero algunos no veían con muy buenos ojos sus negocios porque consideraban que llevaba una vida de lujos y ostentación. Sin embargo, no se conoció la magnitud de su riqueza hasta que los hombres de la Dijin y la Policía Metropolitana de Cali allanaron cinco de sus empresas y otras propiedades. Su residencia, levantada en un lote de 23.000 metros cuadrados de extensión, ubicada en el exclusivo sector de Pance, fue descrita por uno de los uniformados que estuvo en el operativo como "uno de los bienes más lujosos que he visto. Tiene un caballo de exposición. Dicen que es campeón mundial. Se llama 'Insólito del 8' y está avaluado en cinco millones de dólares. Su salto vale 25.000 dólares y fue comprado al clan Ochoa".

En el mundo de los caballistas, también tienen fama sus caballos 'Patrimonio' y 'Tártaro'. Los mantiene en La Luisa, en Jamundí, el criadero reputado como el más importante del país con 350 animales. Allí, en esa finca, sostienen los policías, que encontraron también un gigantesco banco de semen de caballos. Aparte de 'Tártaro' y de 'Patrimonio', dicen los caballlistas, que Valencia se enorgullece de tener a 'Tupac Junior', hijo del famoso 'Tupac Amaru', el finísimo caballo que le perteneció al extinto narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha.

Pero la sorpresa de los uniformados no paró ahí. A medida que recorrían sus propiedades fueron encontrando 10 vehículos blindados, escopetas, 15 subametralladoras Mini Uzi y documentos en los que aparecen relacionadas más de 50 casas, lotes y empresas a nombre de sus familiares o de personas allegadas.

Desde hace tiempo las autoridades le venían siguiendo la pista, e incluso intentaron acercársele en las exhibiciones de caballos, pero sus 30 guardaespaldas impedían cualquier cercanía. En diciembre del año pasado intensificaron el rastreo de sus movimientos. Mientras Valencia se movilizaba en un campero blanco, un equipo satelital le seguía sus pasos por el Valle del Cauca.

La DEA y la Policía colombiana coinciden en afirmar que este hombre, de 45 años, conoció a Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela a principios de 1980 y desde esa época lo apodaron 'El Joven'. Y dicen, además, que no sólo es el sucesor de quienes fueron los jefes del cartel de Cali, sino que tenía conformada una de las organizaciones más grandes de exportación de cocaína por vía marítima desde los puertos de Tumaco, Buenaventura y Guapi, en la Costa Pacífica. Su fortuna la calculan en 500 millones de dólares.

En los dos últimos años la Policía ha realizado una operación que denomina 'Pegaso' en la que se han capturado a nueve hombres a quienes se les sindica de ser miembros de la organización de Mario Valencia. Cuatro de estas personas fueron entregadas en la última semana a agentes estadounidenses en el aeropuerto El Dorado de Bogotá y extraditadas a Estados Unidos.

La célebre patinadora Luz Mery Tristán asegura que se trata de un caso de homonimia, pues su marido tiene el mismo nombre pero nada tiene que ver con narcotráfico. El abogado de Valencia, Luis Xavier Sorela, sostiene que él no defiende narcotraficantes e insiste en que se trata de un error.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.