Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/17/2011 12:00:00 AM

Debate y preocupación por bandas criminales

Mientras el obispo de Montería, monseñor Julio César Vidal, asegura que ha recibido mensajes en los que miembros de estas bandas manifiestan su deseo de dejar las armas y entregarse, el Gobierno descarta cualquier posibilidad de diálogo.

Hace una semana en el país no se deja de hablar de las bandas criminales. Mientras las autoridades aseguran que aunque las BACRIM son un gran desafío no se les han salido de las manos, algunos hechos, como los más de 30 asesinatos en Córdoba en lo que va corrido del año, parecen demostrar que la situación es más grave de lo que se cree.
 
En este contexto se conoció, según el obispo de Montería, monseñor Julio César Vidal, el deseo de algunos integrantes de estas bandas de entregarse. Así lo aseguró el sacerdote en diálogo con diferentes medios de comunicación.
 
Según él, aunque no se ha tenido un encuentro personal con miembros de estos grupos, sí ha recibido muchos mensajes en los que piden a la Iglesia que sirva de intermediaria para lograr un acercamiento con el Gobierno.
 
“El año antepasado, en septiembre, viendo cómo moría gente asesinada en Córdoba, no obstante a algunas medidas adoptadas, me di cuenta de que había que buscar otra manera de lograr la paz y se me ocurrió decir que nos acercáramos a ellos. En diciembre de ese mismo año recibí respuesta por parte de ellos, y en febrero del año pasado otras bandas me mandaron mensajes y me dijeron que estaban dispuestos a entregarse al Gobierno”, señaló Monseñor en diálogo con La FM.
 
El obispo de Montería dijo además que las llamadas BACRIM estarían dispuestas a entregarse de forma integral. “No piden mesas de diálogo, sólo acercarse al Gobierno para entregar armas, rutas, cultivos. Entregarse ellos mismos, así el destino sea la misma extradición”, afirmó Vidal, quien además reiteró que no se ha reunido con ningún miembro de estas bandas y que lo que expresa es el resultado de los mensajes que ha recibido.
 
“Me han dicho que no quieren que Colombia se vuelva un México y que no importa que los extraditen, pero que esto hay que pararlo”, sostuvo el obispo, quien hace referencia a miembros de Los Rastrojos, Paisas, Urabeños y Águilas Negras.
 
En diálogo con La W Radio, monseñor Julio César Vidal dijo además que la Iglesia ha decidido mediar porque se ha dado cuenta de que las acciones de las autoridades para retomar el control de la zona han sido insuficientes.
 
“Hemos buscado otras vías, las vías del dialogo, y han llegado a la decisión de una entrega, eso es lo que han manifestado desde el año pasado”, aseguró Monseñor a la misma cadena radial.
 
El obispo de Córdoba es claro en decir que sin una evidente unidad de mando en estos grupos, porque cada uno tiene su jefe, es difícil lograr tal entrega, sin embargo, asegura que ha recibido mensajes “de parte y parte donde dicen que quieren entregarse”.
 
Sobre la forma cómo se daría el proceso, el obispo asegura que él sólo manifiesta lo que le han dicho y que aunque él también era escéptico, la propuesta va en serio, y que si próspera, deberá haber una muestra clara, como el cese de hostilidades.
 
Sin embargo, este lunes el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, aseguró que el Gobierno no negociará con estas bandas y que lo único que espera de éstas es su entrega o lograr su captura.
 
Por su parte, tal como lo afirmó en entrevista con Semana.com, el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, reiteró el gran reto que tiene el gobierno frente a las BACRIM y recordó que aunque se logran algunas capturas, es muy alto el porcentaje de excarcelaciones.
 
"Generalmente los capturamos por porte ilegal de armas o por tener cantidades pequeñas de narcóticos, y esos delitos en la legislación actual, si van acompañados de confesión de cargos, de allanamientos, les permiten tener beneficios que producen la excarcelación casi inmediata", dijo Rivera.
 
Por eso, según él, es necesario cambiar la ley para hacer las precisiones necesarias, de modo que cuando se capture a un individuo de estas bandas, el solo hecho de pertenecer a ellas ya sea un delito grave, que no permita la excarcelación.
 
Crece preocupación
 
La ONU y la organización no gubernamental Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (CCODHES) expresaron este lunes su preocupación por la violencia de nuevas bandas criminales formadas, en su mayoría, por exparamilitares, ligadas al narcotráfico y responsables de varios asesinatos.

Según CODHES, sólo en el departamento de Córdoba esas bandas asesinaron a 600 personas en el 2010 y a otras 45 en este año, aunque la Policía afirma que son 28 los muertos en el 2011.

"La idea de que el paramilitarismo es 'cosa del pasado' (...) es ya insostenible", aseguró CODHES en un comunicado difundido este lunes, que recuerda que fue precisamente en Córdoba, el departamento más afectado por la violencia de las nuevas bandas, donde nació esa fuerza de extrema derecha.

Por su parte, el delegado en Colombia del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Christian Salazar, alertó de que esos grupos surgieron "después del proceso de desmovilización" de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que se desarmaron en un proceso de paz entre el 2003 y el 2006.

Mientras tanto, el director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, admitió en una rueda de prensa que esas bandas criminales están presentes en al menos nueve de los 32 departamentos del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.