Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/6/2012 12:00:00 AM

Debilidades y aciertos de Colombia para afrontar una nueva temporada de lluvias

Fortunato Carvajal, director general de la Alianza colombo-holandesa por el agua, explica por qué el país puede vivir otro drama nacional por cuenta de una nueva temporada invernal.

Según el más reciente informe de predicción climática y alertas del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), en las primeras semanas de marzo se registrarán lluvias significativas en la región pacífica y un ligero aumento en la Amazonia. Es decir que a partir de la segunda quincena de ese mes comenzará la transición a la primera temporada de lluvias del año en la región andina.

Según los análisis del instituto, para ese momento también se esperan lluvias ligeramente por encima de lo normal en las regiones caribe, andina y pacífica, mientras en la Orinoquia las precipitaciones estarán entre normales y ligeramente deficitarias.

Ante la nueva temporada de lluvias Semana.com consultó con Fortunato Carvajal, director general de la Alianza colombo-holandesa por el agua, qué tanto está preparado el país para asumir las intensas precipitaciones que se avecinan.

Carvajal trabajó durante los últimos 25 años como consultor internacional en África, Asia y Latinoamérica, donde se desempeñó como director de proyectos en el sector de agua.

El experto identifica las debilidades del país ante una nueva posible emergencia invernal y propone soluciones ante las falencias. Carvajal destaca además algunos logros del gobierno nacional.

Las debilidades

1. "La cobertura de red de alertas no está completa todavía. La planificación territorial y el mantenimiento de la infraestructura existente para prevenir las inundaciones no están en el nivel que deberían estar para disminuir el riesgo".

Carvajal explica que las obras que se realizan normalmente para evitar que el nivel del agua, cuando aumenta, inunde ciertas áreas, "sufren fatiga como cualquier otra infraestructura".

La solución es crear "un plan de manejo de las estructuras para determinar en dónde están debilitadas y dónde posiblemente se presentará una ruptura. Así se logrará minimizar el riesgo".

2. En el caso del jarillón de Aguablanca, en Cali, "todavía no hay un diagnóstico integral sobre cuál es el estado de los 17 o 18 kilómetros que conforman ese anillo de protección".

En su opinión, el monitoreo constante a las infraestructuras de protección no está instrumentado en Colombia, pero la alianza está trabajando con el Gobierno, algunos ministerios y corporaciones, en esa función.

Según la experiencia de Holanda, la solución es "recorrer los100, 200 o 400 kilómetros de la infraestructura y así diseñar los planes para reforzarla. Se trata de saber cuál es la mejor manera de mantener la función estructural de esas protecciones y que siempre estén al nivel que debe ser".

3. La gobernanza del agua: el llamado a mandatarios regionales y municipales.

Fortunato se cuestiona sobre si los gobernadores y los alcaldes tienen la voluntad política para tomar las acciones necesarias en corto tiempo.

El experto propone como solución que los gobernantes tengan una clara distinción sobre cuáles son las instituciones encargadas de monitorear, evaluar, rediseñar e instrumentar las soluciones para enfrentar la emergencia.

Además, advierte que los problemas de infraestructura corresponden a deficiencias en la gobernanza. "¿Quién toma la decisión de hacer la contratación de los servicios?, ¿para qué?, ¿cómo?, ¿se asignan los recursos y no se pueden ejecutar o se ejecutan de una manera que no es la mejor? Eso está en los gobernantes".

4. Manejo de las zonas de alto riesgo.

El experto aclara que en Colombia, como ha sucedido en varios países, las ciudades se desarrollan a lo largo del agua, en los ríos o costas.

"Hace 400 años Bogotá era la zona alta de la capital, pero la ciudad creció y no se planificó ese desarrollo (...) Las civilizaciones tuvieron problemas de inundaciones. Lo que hay que aprender es cómo han manejado esos problemas", indica.

En su criterio, la solución es planificar el desarrollo de las ciudades, reservar áreas para ese progreso, evitar el desarrollo en zonas de alto riesgo y en las zonas que ya están habitadas y tienen valor económico alto, emprender sistemas de protección ante las inundaciones.

5. Las inundaciones programadas y su inadecuado uso para "apagar incendios".

Seleccionar áreas que sirvan de esponja para las inundaciones es válido, según Fortunato, pero "no es un modelo que debe ser desarrollado durante una emergencia, sino planificado de ante mano".

El experto aclara que si existe la posibilidad de romper jarillones y dejar que se inunden algunas áreas, las autoridades deben preguntarse en cuánto esas zonas que se anegan disminuyen el riesgo de inundaciones en otras áreas.

En su opinión, en el caso de Bogotá, se debe realizar un modelo integrado de la cuenca alta del río Bogotá, restituir las zonas de humedales y determinar cuál zona, dentro del desarrollo de la cuenca, se debe reservar de antemano para que preste el servicio de almacenamiento contra las inundaciones.

"Esas zonas no van a ser inactivamente productivas. Se pueden dedicar a la ganadería o a un tipo de agricultura que se maneje durante cierto período del año. Los propietarios de la tierra deben tener una compensación", explica.

Fortunato propone como solución la instalación de diques o jarillones fusibles y controlados para que cuando se llegue a un determinado nivel de agua en el río, se produzca la ruptura de esas zonas y se permita la inundación.

6. Infraestructura vial

El experto asegura que Colombia no tiene una norma para el diseño de la infraestructura relacionada con el sistema hidraúlico.

"La norma debe contemplar factores de riesgo. Una carretera nacional es una vía estratégica prioritaria para el país. En el caso de las inundaciones, la infraestructura vial no debe fallar porque es la que permite ayudar las áreas afectadas y que la actividad económica continúe", explica.

Carvajal aclara que la solución ya está en marcha. "Hemos propuesto trabajar con los Ministerios de Ambiente y Transporte y otras corporaciones, para llegar a tener normas que sean ley nacional y que la infraestructura vial se diseñe de tal manera que el riesgo no se presente y no se afecte la movilidad", anota.

Los logros

1. Conciencia del Gobierno ante la emergencia

Carvajal señala que a través de la experiencia crítica de los dos últimos años, "el Gobierno ha estado consciente de que, ante una emergencia, necesita buscar medios para avisarle a la población y evacuarla para que el daño sea menor".

2. Tecnología de punta para medir el ascenso del nivel de agua en tiempo real

El experto recuerda que el sistema de ríos en Holanda está monitoreado en tiempo real y cualquier ciudadano puede verlo. "Los técnicos encargados de manejar los sistemas de diques y la planificación de los ríos pueden tomar decisiones muy rápido".

En ese sentido, Carvajal celebra que la tecnología de punta para medir el ascenso del nivel de agua en los ríos en tiempo real haya llegado al país, una inversión anunciada por el presidente Juan Manuel Santos en días pasados.

"Es muy importante tener esos sistemas de tiempo real, los cuales se facilitan por censores remotos y van en comunicación satelital. Se trata de un sistema integrado de alerta temprana. Para que sea efectivo hay que poner esa estrategia junto a los modelos de predicción de lluvias, caudales y tránsito de caudales a lo largo del río".

3. El modelo hidraúlico que se incorpora en Bogotá, anunciado por el secretario de Gobierno, Antonio Navarro Wolff.

"A través de los modelos hidraúlicos se pueden estimular las diferentes condiciones del cauce con distintas circunstancias metereológicas. Así se pueden conocer todos los escenarios bajo condiciones metereológicas extremas", indica.

El experto explica que con el protocolo que se instrumentará en la capital se puede planificar si se necesita más capacidad de bombeo, desviaciones del río o uso de embalses.

Además advierte que para facilitar el diseño de la infraestructura futura se debe hacer el manejo integrado del agua en la cuencia. "Se trata del manejo integrado del agua en la cuenca", agrega.

La Alianza colombo-holandesa por el agua en marcha

El 30 de junio del 2011 se firmó una cooperación entre Colombia y Holanda sobre el manejo integrado del recurso hídrico. El acuerdo se llama Alianza colombo-holandesa por el agua. El país está representado por el Departamento Nacional de Planeación.

Entre sus líneas de acción están la gestión integral de recurso hídrico, la gobernanza del agua y la preparación de proyectos con un componente de red de alertas tempranas.

La alianza, junto con el IDEAM, quiere proponer una red de alertas tempranas y para este fin seleccionaron la cuenca alta del río Cauca hasta La Virginia y la cuenca alta del río Bogotá.

"Estamos trabajando en un proyecto piloto. Buscarmos determinar el corredor ambiental del río Cauca, es decir, saber cuánto hay que dejarle al río".

Desde mediados de noviembre, la alianza está relacionada con las obras para mitigar el impacto de las lluvias en la región de La Mojana, donde se requieren unos seis meses más para empezar a planificar las acciones, también en el Canal del Dique, donde existe un plan para tener una solución integrada a través del Fondo de Adaptación, y finalmente en el Valle del Cauca.

Carvajal reconoce que aunque Colombia es un país geográficamente difícil, los gobernantes y los ciudadanos deben aprender cómo manejarlo.

"Se trata de no llevarle la contraria al agua y construir con la naturaleza. Si se planifica, los riesgos disminuyen".

Para el director de la alianza de Colombia con Holanda, en el país se apagan los incendios y "no se tiene en cuenta que la emergencia se puede presentar en unos años". "En este Gobierno hay una voluntad muy grande de hacer las cosas de una manera diferente. En Colombia estamos aprendiendo de los errores desde hace mucho tiempo", concluye. 
 
Para contactar la Alianza colombo-holandesa por el agua puede escribir a f.carvajal@alianzacolombiaholandaagua.com.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.