Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/24/2014 12:00:00 AM

La segunda defensa de Carlos Cárdenas

Los abogados del joven buscan mantener la determinación que lo libra de cargos en el caso Colmenares.

En un escrito de 65 páginas, presentado ante el Tribunal Superior de Bogotá, la defensa de Carlos Cárdenas entregó sus argumentos para sostener la decisión de primera instancia, la que declaró inocente al universitario de la muerte de Luis Andrés Colmenares.

William de Jesús Soto Angarita, abogado de Cárdenas, les plateó a los magistrados hechos puntuales con los que según él, se demuestra que el deceso de Colmenares no fue un homicidio, y que nada tiene que ver el joven en tal situción.

Según el defensor, lo primero que se probó en el juicio es que Cárdenas nunca estuvo en inmediaciones de El Virrey la madrugada del 31 de octubre de 2010, fecha en que Colmenares perdió la vida.

“Se logró probar más allá de toda duda razonable que Carlos Cárdenas salió antes de las 3:00 de la mañana, concretamente a las 2:56 de la madrugada, del sector del Andino con destino al occidente de la ciudad, primero a llevar a su hermana Angélica Cárdenas y al novio de esta, Felipe Parra, al sector de Quinta Paredes, y luego para llevar a su amiga Camila Romero al sector de Pablo VI, posteriormente se dirigió a su casa en Modelo Norte”, señaló la defensa.

De lo anterior, según dijo el abogado hay prueba. Aseguran existen estudios técnicos de las empresas de telefonía que corroboran que el celular de Cárdenas no estaba en el momento de los hechos cerca al caño El Virrey.

De la posibilidad de un homicidio. El abogado dijo que la muerte del estudiante se acredita que fue producto de una asfixia al caer en un lugar en que había un líquido, para el caso el agua que corre por el mencionado afluente. “A través de la necropsia correctamente sustentada acá en juicio y soportada por los distintos exámenes que se realizaron”, señaló la defensa, al tiempo que aseguró que no se probó la supuesta violencia en contra de la víctima por parte de un tercero.

“Para resaltar la tesis de que el joven Luis Andrés Colmenares estaba vivo para cuando tuvo contacto con el agua del canal El Virrey, hay que recordar una explicación brindada por la perito Lesly del Pilar Rodríguez, cuando afirmó que de haber sido puesto el cuerpo sin vida en el agua, el agua no hubiera ido a parar a los pulmones, esto solo puede ser cuando se intenta realizar el intercambio de oxígeno, para lo cual se necesita estar vivo”, aseguró el defensor.

“El agua lo arrastró”


De igual manera, Soto le hace saber a los magistrados del Tribunal, que la madrugada del 31 de octubre de 2010, había condiciones climáticas que permiten evidenciar que Colmenares, incluso fue arrastrado por el agua.

“La causa de la demora en la ubicación del cadáver al interior del caño, se debió no solo a las condiciones físicas del caño, como que no era recto y tenía desniveles, sino también a la vestimenta que portaba Luis Andrés Colmenares, situación que dificultó su ubicación, esto máxime cuando los bomberos del primer turno no realizaron correctamente su labor”, explicó la defensa.

Según el defensor, su cliente, fue vinculado únicamente porque retomó su relación de noviazgo con Laura Moreno, luego que Colmenares falleció. “Persona esta que en algún momento salió también con Luis Andrés por un par de semanas, así a la petición expresa que realizase la madre de la víctima y el anterior Fiscal del caso para que vincularan a Carlos Cárdenas a esta indagación”.

A lo que añadió que el ente acusador ante la ausencia de prueba tomó "una supuesta amenaza realizada por el acusado a Luis Andrés, basada en una conversación que manifestó el joven Jorge Luis Colmenares haber escuchado el 23 de octubre de 2010, cuando su hermano habló vía telefónica con Laura Moreno. En la que señala que Luis Andrés le dijo a Laura que le dijera a nuestro representado, Carlos Andrés Cárdenas Gómez, que él no era un hombre de peleas”.

Recordó el abogado, que el juez que absolvió a su cliente, aseguró que no hay prueba que Cárdenas hubiera atacado a Colmenares con una botella y que luego el joven fallecido, hubiera sido llevado en un vehículo a un lugar desconocido y devuelto a El Virrey en otro automotor.

¿Por qué fue a la discoteca?

Sobre la presencia de Cárdenas en la discoteca Penthosuse, lugar al que el estudiante fallecido también asistió con sus amigos, el defensor le dice al Tribunal que únicamente estuvo allí porque llovía y que jamás los dos jóvenes se encontraron.

“Entonces decíamos, Carlos y María Camila Romero ingresaron a Penthouse no porque fuese su plan desde el principio, sino que al salir de 6 Grados a buscar un sitio más acorde con sus gustos, se tiene que al primero que intentan ingresar no pueden por estar lleno, la noche de Halloween es una fecha de especial movimiento en lo que a la rumba se refiere, y dado que no se pueden mover mucho por el sector so pena de mojarse por el aguacero que estaba cayendo, ingresan al próximo sitio más cercano que resulta ser Penthouse”, dijo el abogado.

La defensa de Cárdenas también cuestiona a los bomberos que no encontraron el cuerpo sin vida de Colmenares en la primera búsqueda. “Sólo alumbraron desde la entrada al caño, situación que dadas las características del canal que no es lineal y tiene desniveles, les imposibilitó tener una verdadera dimensión de lo que existía al interior del caño (…) si se hubiese alumbrado desde el costado oriental, tal y como se presentó en audiencia, en el sitio donde se encontró el cadáver hay una depresión causada por una caída de agua, lo que ocultaba el cuerpo sin vida”.

Por los argumentos expuestos, la defensa le solicitó a la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá, no tener en cuenta la apelación de la Fiscalía y las víctimas, y por el contrario confirmar el fallo absolutorio del Juzgado 27 Penal del Circuito con funciones de conocimiento por los delitos de homicidio agravado y soborno.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.