Jueves, 19 de enero de 2017

| 2016/04/15 21:57

Macabros desmembramientos aterran a Barranquilla

La Defensoría del Pueblo pidió a las autoridades aclarar los aberrantes casos que se han presentado en los últimos días. Advirtió sobre la presencia de grupos posdesmovilizados.

Desde el 2013 se han hallado 11 cuerpos desmembrados en Barranquilla. Foto: Archivo SEMANA

Barranquilla es una ciudad de contrastes. Por un lado se destaca por la industria, el desarrollo, su pujanza y su belleza arquitectónica. Sin embargo, una compleja situación empaña todo esto: los aberrantes casos de cuerpos desmembrados que han aparecido en los últimos días.
 
Este viernes la Defensoría del Pueblo encendió las alarmas pues, entre el 5 de marzo y el 12 de abril, la entidad tuvo conocimiento de al menos tres de estos macabros casos.
 
Según la institución, los hechos se presentaron en los sectores El Boliche y la Calle 15, donde aparecieron tres cabezas en avanzado estado de descomposición. Además, se encontró el tronco de una persona y aún se desconoce corresponde a alguna de las partes humanas que se halladas primero.
 
Lo expuesto por la Defensoría parece una historia de terror. Por eso, la entidad les solicitó a las autoridades aclarar cada uno de los casos y llegar al fondo del asunto.
 
Cabe anotar que esta no es la primera vez que se presentan casos de desmembramientos en Barranquilla. Los últimos que fueron registrados fueron en 2015, cuando fueron descubiertos los restos de dos hombres.
 
Uno de ellos, identificado como Jhony Javier Suárez, tenía 19 años y, al parecer, fue asesinado en el barrio La Luz en el mes de octubre. El otro, William Manotas Suárez, tenía 33 años. Sus restos aparecieron en el barrio Villa Nueva en el mes de abril.

Según las cifras de la Defensoría, desde el 2013 se han presentado 11 casos de desmembramientos. Y desde ese año la entidad ha advertido acerca de la presencia de posdesmovilizados en los sectores donde se han hallado los restos sobre los que se han realizado las escabrosas prácticas.

Así las cosas, una duda queda en el aire: ¿existirá una relación entre esos grupos y esa violenta práctica?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.