Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/02/06 08:29

Empresario capturado por escándalo del DNE fue dejado en libertad

Eduardo Benavides, el prometido de la directora del ICBF, Cristina Plazas, seguirá libre mientras se defiende de los cargos que se le imputan.

Eduardo Benavides podrá gozar de su libertad, mientras intenta demostrar su inocencia. Foto: Archivo SEMANA

El empresario Eduardo Benavides fue capturado este viernes por supuestas irregularidades en su gestión como administrador de algunos bienes intervenidos por la desaparecida Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE). Sin embargo, horas después, recuperó su libertad.

Pese a su detención, no fue trasladado a prisión, porque el juez de Control de Garantías ante el cual fue presentado no le dictó medida de aseguramiento.

Eso significa que podrá defenderse de los cargos que se le imputaron disfrutando de su libertad. En desarrollo de la misma audiencia, se declaró inocente de peculado por apropiación e interés indebido en la celebración de contratos, que fueron los delitos que presentó la Fiscalía en su contra.

La decisión del operador obedece a un pacto previo entre el imputado y el ente inviestigador, en el que el organismo se abstuvo de solicitar la medida de aseguramiento siempre y cuando aquel se comprometiera a devolver los bienes que estaba administrando, a no salir del país y a comparecer a las audiencias.

El nombre de Eduardo Benavides no le dice mucho al común de los colombianos. Se trata de un empresario que, a través de sociedades, ha administrado, según fuentes de la Fiscalía, miles de hectáreas de tierras confiscadas a la mafia y administradas por la extinta Dirección Nacional de Estupefacientes.

Benavides, de familia pastusa muy cercana al exdirector de esa entidad, Carlos Albornoz, se hizo a la administración de la finca Jesús del Río, en zona rural de Zambrano (Bolívar). Hasta ahí no habría mayor problema de no ser porque la Fiscalía, en los innumerables procesos que lleva a depositarios de bienes de la DNE, encontró que en el caso de Benavides hubo irregularidades en la entrega de esas tierras. Un posible tráfico de influencias.

La propiedad, como muchas otras administradas por Benavides y sus sociedades, era del reconocido narcotraficante Luis Enrique Ramírez, conocido como ‘Mickey Ramírez’, el mismo que resultó implicado en una gran estafa cercana a 50.000 millones de pesos y que estaba dirigida a pequeños y grandes ganaderos de Caquetá a través del Fondo Ganadero. Ramírez fue socio de Pablo Escobar y en los registros periodísticos aparece como uno de los que delataron al capo ante las autoridades, lo que habría permitido su captura.

Fuentes de la Fiscalía advierten que el empresario y las firmas bajo su control también manejan grandes extensiones de tierras decomisadas a Hugues Manuel Rodríguez, conocido como comandante ‘Barbie’, que trabajó de cerca al jefe paramilitar ‘Jorge 40‘.

Semana.com conoció que la Fiscalía logró abrir el expediente por cuenta de la declaración de personas que han colaborado con la justicia en el esclarecimiento de hechos en la DNE. Dos de ellos serían el exdepositario Camilo Bula y el exdirector de la entidad Ómar Figueroa, quienes han colaborado efectivamente con la justicia y han logrado acuerdos de cooperación. Ambos se encuentran detenidos.

La noticia sobre su captura se conoció justo el día en que, al parecer, contraería matrimonio con la directora de Bienestar Familiar, Cristina Plazas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.