Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/5/2016 12:00:00 AM

El grupo que nos habituó a ganar

Hasta hace algunos años, Colombia aún iba a los Juegos Olímpicos con la idea de que lo más importante era participar.

Los deportistas veían las medallas como un galardón lejano y muchos se conformaban con hacer presencia en el evento que reúne a la elite deportiva mundial. De vez en cuando llegaba algún premio, pero era más una recompensa a esfuerzos individuales que un triunfo colectivo.

Las cosas comenzaron a cambiar en Londres 2012, cuando la delegación nacional ganó 8 medallas, una cifra sorprendente para un país que solo había logrado 11 en 36 años. Y aunque esa actuación dejó el listón bastante alto, los deportistas colombianos ratificaron el buen momento en Río 2016 con una actuación histórica.

A Brasil fueron 147 atletas –la delegación más numerosa de la historia del país– que se llevaron 14 diplomas olímpicos y 8 medallas. Por primera vez, además, Colombia consiguió tres preseas doradas y eso le alcanzó para obtener su mejor puesto en un medallero olímpico (23).

Gracias a Caterine Ibargüen (salto tri-ple), Óscar Figueroa (levantamiento de pesas), Mariana Pajón (ciclismo BMX), Yuberjén Martínez (boxeo), Yuri Alvear (judo), Carlos Ramírez (ciclismo BMX), Íngrit Valencia (boxeo) y Luis Javier Mosquera (levantamiento de pesas). Colombia hoy es una potencia deportiva regional por encima de países como Venezuela, México y Argentina, y muy cerca de históricos como Cuba.

El buen momento lo ratificó la delegación paralímpica, conformada por guerreros que mostraron que no existen límites y ganaron 17 medallas, superando todas las predicciones.

Sus triunfos, además, unieron a un país polarizado e inspiraron a cientos de niños y jóvenes que ahora sueñan con hacer deporte y representar a Colombia. Pero lo más importante es que esos logros resultaron de un trabajo colectivo. El gobierno, la dirigencia y los competidores vienen cooperando desde 1996 para cambiar la cara del deporte colombiano. Un esfuerzo que demuestra que con gestión y metas claras se pueden conseguir los objetivos, por más difíciles que parezcan. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.