Viernes, 28 de noviembre de 2014

| 2013/10/26 08:00

¡Todo un acuario de hijos de políticos!

Las próximas elecciones han renovado el debate tradicional en Colombia sobre los herederos de castas políticas. Pero no hay un solo tipo de delfín.

Santiago Pastrana ha mostrado su interés en participar en política. Simón Gaviria es el actual jefe del Partido Liberal.

Pocos saben por qué a los hijos de los políticos les dicen delfines. La historia se remonta a 1349, pero ha marcado el ejercicio del poder desde entonces. Ese año, el conde Humberto II, quien era miembro de una familia conocida como “los delfines de Viena”, le entregó toda su tierra al rey Felipe VI de Francia con la condición de que el heredero al trono llevara por siempre ese nombre. 

Desde ahí el delfín dejó de ser solo un mamífero del mar y se convirtió en la forma como se denominó en Francia al hijo del monarca y sucesor de la corona. La Revolución francesa terminó con la idea del delfín, sin embargo, siete siglos después el título del conde de Viena todavía representa lo que sucedía en tiempos de la monarquía: que el poder puede llevarse en las venas. 

En Colombia históricamente no habrá una exhibición de delfines más amplia que la de las próximas elecciones. Hoy todos los partidos políticos andan en una búsqueda exhaustiva de árboles genealógicos para lanzar al ruedo. Tanto, que en los corrillos del Capitolio ya se dice que “no habrá lista sin delfín”. Pero no hay un delfín único. Al menos en el Congreso, diferentes especies se disputarán un espacio. SEMANA los clasificó. 

Delfín de sangre azul

Estos son los verdaderos delfines. En la Francia de los tiempos de Luis XIV el único que podía llevar este título era el heredero del rey. Por esta razón, en términos más estrictos, solo estarían los hijos de los presidentes. Simón Gaviria es quizás el más activo de este clan. 

El hijo del expresidente César Gaviria es representante a la Cámara y director del Partido Liberal, pero lo más probable es que, si Juan Manuel Santos se reelige, desempeñe un cargo en el próximo gobierno. En esas toldas también está Miguel, el hijo de Ernesto Samper, pero como actualmente es el viceministro de Justicia no se postulará a las elecciones. 

En el Partido Conservador cruzan los dedos porque Santiago, el hijo del expresidente Andrés Pastrana, decida lanzarse al ruedo, aunque se dice que no es muy probable. El único que va fijo con un delfín de sangre azul es el Centro Democrático. El movimiento de Uribe no logró conquistar a un hijo, pero sí a una nieta. Se trata de Paloma Valencia. Su abuelo Guillermo León Valencia gobernó a Colombia de 1962 a 1966.

Delfín de aguadulce

Esta especie es la más abundante y sus miembros son los dueños y señores de casi todos los ríos de Colombia. Se caracterizan por ser los herederos de los clanes políticos tradicionales en las regiones. Se ha dicho que se lanzan: en Antioquia, Ana Mercedes Gómez (hija del exgobernador y exministro Fernando Gómez), Santiago Valencia (hijo de Fabio Valencia Cossio) y Sofía Gaviria (hermana del actual alcalde de Medellín). 

En Valle se lanzarían Mauricio Delgado (sobrino del gobernador de Valle, Ubeimar Delgado, y del senador César Delgado), Felipe Barragán (hijo del senador Carlos Barragán) y Carlos Fernando Motoa (hijo del exsenador Miguel Motoa). Y en el Caribe, Fernando Araújo (hijo del exministro del mismo nombre), Arturo Char (hijo del senador Fuad Char) y José David Name (hijo del senador José Name Terán). Incluso hay hermanos en contienda. Antonio y María del Rosario Guerra, hijos del exsenador José Guerra Tulena y sobrinos del actual gobernador de Sucre, Julio César Guerra, se lanzan ambos al Congreso, pero por partidos distintos. 

Delfines víctimas

Los hermanos Carlos Fernando y Juan Manuel Galán son herederos de uno de los apellidos que más pasión y respaldo genera en Colombia. Se cree que ambos se enfrentarán para las elecciones al Senado. El primero será la cabeza de lista de Cambio Radical e irá en fórmula con otro delfín, Rodrigo Lara, hijo del exministro del mismo nombre. Y el segundo se lanzaría por el Partido Liberal, aunque no lo ha confirmado públicamente. Los Galán, así como los Lara, son delfines atípicos pues la violencia les arrebató a sus padres. Iván Cepeda, José Antequera y Mauricio Ospina también estarían en esta categoría. 

Delfin rosado

Es una especie más exótica y difícil de encontrar. Son los representantes de los nacientes clanes de izquierda o de movimientos independientes. Aunque nadan a contracorriente, cada vez llegan más lejos. Los más aventajados son el representante Iván Cepeda, hijo del inmolado congresista de la Unión Patriótica, Manuel Cepeda Vargas y el senador Mauricio Ospina, hijo del comandante asesinado del M-19 Iván Marino Ospina y hermano del exalcalde de Cali, Jorge Iván Ospina. 

En el Polo también se dice que José Antequera, el hijo del inmolado líder de la UP del mismo nombre, se lanzaría a la Cámara. Las elecciones para la Cámara de Bogotá traerán también un enfrentamiento particular: Garzón contra Garzón. Ángela, la hija del vicepresidente Angelino Garzón, competirá con Eduardo, el hijo del exalcalde Luis Eduardo Garzón. Los descendientes de ambos líderes sindicales esperan ser cabeza de lista de los partidos Liberal y Verde, respectivamente. También dará de qué hablar la candidatura del hijo de Piedad Córdoba, Juan Luis Castro Córdoba, quien aspira a ser senador por el trapo rojo como su madre. 

Delfín en cautiverio

Por cuenta de la parapolítica y la corrupción, en Colombia se creó una subespecie de delfines única. Estos son los que se han lanzado a la arena en gran parte porque sus padres se retiraron no por jubilación sino porque están condenados penalmente o privados de la libertad. Es el caso de José García Zuccardi, quien aspiraría a ser senador por el liberalismo. Su padre, el exsenador Juan José Garcia fue condenado por peculado y su madre, la senadora Piedad Zuccardi, está detenida preventivamente por la parapolítica. 

En una situación similar se encuentran Luz Estela (hija del exsenador Javier Cáceres), Viviana, (hija del exsenador Vicente Blel) y José Luis (hijo del exsenador Miguel Pinedo Vidal). Los tres padres están condenados por parapolítica. Alfredo, el hijo del exgobernador Luis Alfredo Ramos, aspira al Senado por el Centro Democrático. Su padre está detenido preventivamente por un proceso por parapolítica, pero no ha sido condenado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×