Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/20/2014 10:00:00 PM

La guerra a la delincuencia común

Microtráfico, hurto callejero, robo a residencias y vehículos y explotación sexual se han transformado en el principal dolor de cabeza. Así se combate el principal enemigo de la ciudadanía.

Aunque los colombianos suelen escuchar bastante de corrupción, como lo sucedido con el famoso grupo Nule, lo que ocurre en su entorno más cercano es quizá lo que más les preocupa.  En el caso de la capital, la delincuencia común se ha convertido en el principal problema de los bogotanos.

La última encuesta Bogotá Cómo Vamos indicó que más del 52 por ciento de los preguntados se siente inseguro en su ciudad. Esta percepción no es de extrañar. Cada día las estrategias de los grupos delincuenciales son más elaboradas, y el tamaño de las bandas dista mucho del simple ladrón que trabaja solo y roba lo que puede.

Los Motoristas

El miércoles pasado la Sijín de la Policía Metropolitana de Bogotá capturó a 13 personas que en el último año estuvieron involucradas en el hurto de más de 400 motocicletas, aunque solo la mitad de las víctimas denunciaban los robos. La banda conocida como Los motoristas se dedicaba a robar motos gama media que podían tener varios destinos: deshuesadas y vendidas por partes, regrabadas con placas falsas, u ofrecidas a sus dueños originales a cambio del pago de un rescate que oscilaba entre los dos y tres millones de pesos.

Los robos de esta banda superaban los 1.000 millones de pesos y operaban en las localidades de Rafael Uribe Uribe, Kennedy, San Cristóbal y Ciudad Bolívar. El hurto de la motocicleta se daba en menos de 30 segundos. El caso también dejó al descubierto situaciones absurdas como que alias Tata, uno de los miembros de la banda, fue capturado en Armenia cuando tenía casa por cárcel en Bogotá.

Los 'Chinches'

En octubre se detuvieron 16 personas que hacían parte de Los Chinches, la organización más grande dedicada al hurto con arma blanca y al ‘cosquilleo’ en el centro de la capital, y que solo entre septiembre y octubre realizaron más de 500 atracos. Operaban en la carrera 10 entre calles 9 y 19 y según la Sijin para evitar que quedaran en libertad en poco tiempo se decidió hacer una investigación  durante  cinco meses con la cual se les logró imputar el cargo de concierto para delinquir, con apoyo de la fiscal local de apoyo 269 que centró esfuerzos en el hurto callejero, un delito al que no se le dedicaban los esfuerzos suficientes.

La mayoría de los capturados ya tenían antecedentes. En un solo día podían cometer entre 17 y 20 robos y se hacían mínimo a tres millones de pesos diarios.

Vea acá un video de la captura.

Las Cuestas


A finales de noviembre cayó este grupo familiar compuesto por 14 personas, 10 de ellas mujeres, que se dedicaron durante 34 años al microtráfico en la plaza de mercado del barrio 7 de agosto. Había tres generaciones involucradas en este delito.

Por estos hechos podrían enfrentar penas superiores a 16 años de prisión. Para la desarticulación de esta banda la Policía realizó una investigación de más de un año. En esta organización participaban primas, hermanas y sobrinas. María Eulogia Cuestas Mora, líder de la banda, tenía prisión domiciliaria pero evadía los controles y mínimo dos veces a la semana iba a la plaza de mercado del 7 de agosto a supervisar su negocio.

La droga la ocultaban entre cáscaras de verduras, bolsas de basura o entre postes y andenes en la calle. Cada 20 minutos un ‘mensajero repartía entre 20 y 25 bolsas de droga a los jíbaros. La fabricación y tráfico de estupefacientes se agrava en este caso pues había cinco menores de edad involucrados.

Vea acá un video de los hechos.

Apartamenteros LGBTI

Detrás del asesinato del activista LGBTI Guillermo Garzón en Chapinero estaban cinco hombres cuyo blanco era la población homosexual. La estrategia era que uno de ellos enamorara a un hombre en una rumba  para que este luego lo llevara a su casa. Allí lo drogaban, amarraban y poniéndole objetos encima lo hacían morir asfixiado, mientras desocupaban su vivienda. Cuatro de los asaltantes ya fueron capturados, la mayoría de ellos tenían antecedentes, y se investiga la participación de la banda en dos homicidios más. Alias Leo, alias Danilo, alias El Gato, y alias el Cojo ya fueron detenidos y la Policía ya tiene indicios de donde podría estar alias Terror, el último miembro de la banda que falta por capturar. Cada uno podría pagar entre 35 y 40 años de prisión por los delitos de hurto agravado, secuestro extorsivo y homicidio.

Vea acá un video de los hechos.

Los 'Enanos'

A finales de octubre se desmanteló una organización que vendía estupefacientes en algunos centros educativos de la localidad de Suba y en donde participaban dos estudiantes de un colegio distrital.
Eran seis los miembros de los enanos y su estrategia consistía en invitar a los menores al consumo de sustancias psicoactivas, luego les vendían las sustancias  dentro y desde las rejas de los colegios, todo quedó registrado en videos que fueron utilizados como pruebas y luego de seis meses de seguimientos se desmanteló la organización.

Vea acá un video de la captura.

Los 'Memos'

Esta banda se dedicaba al hurto de residencias. Según datos de la Policía de Bogotá fueron responsables de al menos 30 atracos a viviendas. Una mujer que integraba la banda era experta en suplantación, se disfrazó como fanática evangélica, funcionaria de empresa de servicios públicos, Alcaldía  y hasta de policía. La banda fue desmantelada a principios de este mes. A los siete integrantes capturados se les imputaron los cargos de hurto calificado y agravado, concierto para delinquir, y tráfico y porte de armas de fuego.

Vea acá un video de la captura.

Los 'No Copeo'

Estos delincuentes decían desafiar la ley y burlar las reglas para continuar con el negocio de la venta y comercialización de estupefacientes en el Sector de Bosa Brasilia.

Las informaciones aportadas por la comunidad, dejaron al descubierto que estas personas, desde nueve inmuebles ubicados en el sector de ‘Segundo Bicentenario’ en Bosa, escondían y comercializaban los estupefacientes, consiguiendo influencia y temor entre los habitantes  con amenazas que iban desde lesiones personales hasta acciones violentas con armas de fuego que en este momento son materia de investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional.

A mediados de noviembre se allanaron nueve inmuebles pertenecientes a esta organización en donde se capturaron seis personas, se incautaron dos armas de fuego y más de 2.500 gramos de estupefacientes. Uno de los aspectos que más sorprendió a los investigadores, fue encontrar al padre de uno de los miembros de la organización, como orientador en  su escuela del crimen. Omar Fernando Correa de 45 años, era el cabecilla de la banda y estaba adoctrinando y enseñando a su hijo de 20 años todos los secretos y caminos de la carrera criminal.

Vea acá un video de la captura.

Jíbaros en la Distrital

El 9 de diciembre la Policía capturó a cuatro personas que vendían droga dentro de la Universidad Distrital en Bogotá. Se camuflaban entre los estudiantes y podían vender hasta 500.000 pesos diarios. Con denuncias y videos aportados por los mismos estudiantes se desarrolló durante dos meses una investigación en la sede del barrio La Macarena en la capital.

Esta es la primera operación de este tipo dentro de una universidad pública. En el momento de la captura se decomisaron 3.000 dosis de marihuana y 500 de bazuco. Además se realizaron dos allanamientos en donde se comprobó que los jóvenes adquirían la droga en diferentes ollas de la ciudad para luego comercializarla en la universidad.

Vea acá un video de los hechos.

Los Sabaneros

Siete bodegas se allanaron en las localidades de Rafael Uribe Uribe Los Mártires y Puente Aranda. En ellas estaban almacenadas más de 11.000 botellas de licor adulterado entre whisky, aguardiente, ron y vodka. Las fábricas realizaban copias casi perfectas de los licores, donde incluso falsificaban los anillos de seguridad de las botellas. En el operativo se capturaron cinco personas y los siete inmuebles pasarán a extinción de dominio.

Vea acá un video de la captura.

Explotación sexual

El 6 de noviembre se detuvo a tres personas en Roldanillo (Valle) quienes en 2012 llevaron varias niñas hasta Bogotá para explotarlas sexualmente; una de las víctimas contrajo una enfermedad de transmisión sexual y otra terminó embarazada. Todas ellas eran abusadas y maltratadas en los clubes nocturnos Venus y Nilo en la localidad de Santa Fe.

Claudia Patricia Macías se ganaba la confianza de las niñas y les prometía un empleo de grandes ingresos si se iban con dos hombres a la capital. Una vez llegaban a Bogotá, las retenían a la fuerza y las obligaban a prostituirse para que así les pagaran lo que supuestamente habían invertido en su transporte y alimentación.

Los Paisas

También en Suba operaban Los Paisas, una banda de 24 personas procedentes de Bello (Antioquia) y que durante dos años se disputaron el negocio del microtráfico con Los Boyacos, capturados en 2013. La organización estaba compuesta por tres núcleos familiares, sus ingresos por tráfico de estupefacientes superaban los 500 millones de pesos mensuales y eran responsables de seis homicidios.

Todas estas operaciones fueron parte del Plan Choque de la Policía de Bogotá implementado hace dos meses, y que ha terminado con más de 200 capturados. Todo lo anterior evidencia que si bien la delincuencia común cada vez es más compleja y amplía sus alcances, convirtiéndose en un problema cada vez mayor para los ciudadanos, también existe una reacción contundente por parte de las autoridades en una guerra que se libra diariamente en todas las calles de la ciudad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.