Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/10/26 21:08

¿De quién es la culpa del trágico derrumbe en Antioquia?

El vicepresidente Vargas Lleras pidió poner en cintura las concesiones mineras que pueden desestabilizar los terrenos cercanos a la vía. Van seis muertos.

¿De quién es la culpa del trágico derrumbe en Antioquia? Foto: Pablo Andrés Monsalve / SEMANA

El derrumbe ocurrido este miércoles a las 8 de la mañana en el kilómetro 12 de la autopista Medellín-Bogotá, en jurisdicción del municipio de Copacabana, en el norte del Valle de Aburrá, deja hasta el momento seis personas muertas —de las cuales ya hay cinco cuerpos rescatados—, cuatro heridos —uno de ellos de gravedad— y nueve desaparecidos.

En la tarde algunos familiares de los desaparecidos llegaron hasta el lugar de los hechos, cercano al municipio de Guarne, donde esperaban a que sus seres queridos aparecieran. Aunque las autoridades no han reportado qué vehículos sepultó el alud, quienes estaban cerca del lugar en el momento de la tragedia aseguraron que están sepultados dos carros particulares, un camión y dos motos.

Aunque se ha hablado de que las lluvias ocasionaron el derrumbe, las autoridades ya denuncian que el deslizamiento fue producido por la explotación de una cantera, que está con todos los papeles en regla. El vicepresidente Germán Vargas Lleras, quien habló de 17 desaparecidos, dijo: “Muy lamentable que las concesiones mineras se sigan explotando de esta manera, en principio es que esta cantera fue la que ocasionó este derrumbe. Ojalá Corantioaquia ponga orden a la explotación y al manejo de canteras como esta, que no es la única en la zona”.

Para algunos trabajadores que encuentran su sustento en la vía, la tragedia ya estaba cantada pues desde hacía varios meses se veía caer tierra desde la ladera y corría el rumor de que pronto habría un derrumbe. Lo que sí es cierto es que con la ola invernal que vive Antioquia, esos terrenos inestables donde se construye o se cava —como en este caso— se vuelven de alto riesgo.

Según el coordinador del DAPARD, Gilberto Mazo, más de 60.000 metros cúbicos de tierra cayeron sobre la vía, por lo que la remoción será muy difícil y no empezará de manera decidida hasta que se encuentren los cuerpos desaparecidos. Así las cosas, la vía podrá estar cerrada casi una semana, lo que significa un caos más en la ya congestionada Autopista de Las Palmas, que se convertiría en la vía alterna para viajar al oriente antioqueño o Bogotá.

El ingeniero Germán Vélez, directivo de la concesionaria DEVIMED, encargada de la administración de la Autopista, dijo: “Estamos pendientes de que terminen las labores de rescate para comenzar a mover tierra. En Marinilla ya comenzamos a hacer trabajos de excavación. Sin embargo, no se puede hacer una intervención masiva hasta que se termine el rescate de los cuerpos. Los primeros trabajos pueden tardar tres o cuatro días y mover el derrumbe otros tres, vamos para un cierre de siete días”. Sin embargo, el vicepresidente Vargas Lleras dio que en dos días podrían estar abiertos dos carriles.

A esta hora se encuentran trabajando en la zona miembros de los cuerpos de Bomberos del Área Metropolitana, la Defensa Civil, la Cruz Roja en varios frentes, quienes calculan que los desaparecidos serían 14, cifra que no se ha podido corroborar.

Por el momento, quienes viven cerca de la vía temen que haya más derrumbes, pues este tipo de concesiones mineras es muy frecuente en la zona.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.