Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/10/1995 12:00:00 AM

DESAFIANDO NUBARRONES

Pedro Gómez Barrero está a punto de enbarcarse en el proyecto urbanístico más grande que haya emprendido el sector privado en la historia del país.

EN ESTE MOMENTO, CUANdo toda Colombia está preocupada por la incertidumbre económica y por los nubarrones negros sobre las cifras de las empresas, Pedro Gómez tiene en mente la realización del proyecto más grande de toda su carrera: el Centro Internacional del Comercio.
Se trata del primer centro mayorista de comercio internacional y promoción de exportaciones en América Latina, al estilo de los más importantes del mundo, que tendrá su sede en un lote de 17 hectáreas ubicado en la esquina suroriental de la avenida El Dorado con la avenida Boyacá, a pocas cuadras del aeropuerto. El proyecto se hará en asocio con Ospinas y Compañía y Proexport de Colombia. Sólo la primera etapa estaría lista en unos tres años y tendrá 65.000 metros cuadrados, que es como unir 15 campos de fútbol reglamentarios, y que contará con un centro de exposición permanente para 1.200 locales, además de un centro ferial. El proyecto total, que será de 440.000 metros cuadrados, tardará más tiempo, pues tendrá hoteles y otros servicios adicionales.
¿Qué lleva a un hombre prudente como éste a meterse en un megaproyecto de semejantes magnitudes, justo en un momento en que se ha llegado a hablar incluso de la posibilidad de una recesión, particularmente en el sector de la construcción? Pedro Gómez dice al respecto que "el desarrollo de los negocios en Colombia exige que haya un sitio donde los comerciantes puedan promocionar sus productos a nível mundial, como ocurre en todas las grandes capitales del mundo. Además, a la vez que hay sectores que se están desacelerando, como el de la construcción de vivienda, hay otros en los cuales habrá un crecimiento muy importante, como el de la construcción de centros de negocios. Con proyectos como este se compensará la posible caída de la industria de la construcción en general y por otro lado podrá ayudar a combatir las debilidades internas de la economía, porque permite crear acceso a más mercados internacionales".
Un proyecto de tal envergadura no puede estar basado en las fluctuaciones de la economía a corto plazo, sino que va mucho más allá y sus perspectivas son bastante amplias, más aún con la apertura y la internacionalización de la economía. Al fin y al cabo, Colombia se ha convertido en un lugar estratégico para los inversionistas, pues cuenta con cuatro acuerdos comerciales -Grupo Andino, Grupo de los Tres, Acuerdo con Chile y el Mercado Común Centroamericano-. También es posible que llegue a un convenio con el Mercado Común del Sur -Mercosur-, lo que la convertiría en la Nación más integrada de América Latina.
Hasta ahora el centro internacional ha contado con una buena aceptación por parte de sus posibles inversionistas. Según una encuesta realizada por Pedro Gómez y Compañía entre 126 firmas, la mayoría de Bogotá y unas cuantas de Cali, el 70 por ciento de los empresarios estarían interesados en participar en el proyecto. De ellos, el 50 por ciento quisiera comprar un local, y el resto pensaría en arrendarlo. La idea de tener una alternativa diferente a Corferias también fue bien recibida, e igual ocurrió con el lugar que se escogió para la realización del proyecto. Además de los empresarios nacionales, se buscará vincular a los inversionistas foráneos y a las entidades relacionadas con la promoción de exportaciones e inversión extranjera en Colombia -como Bancoldex, Coinvertir o el IFI-. Varios proyectos de esta naturaleza han sido puestos en práctica en ciudades importantes de Asia, particularmente en Taiwan, Osaka y Tokio, donde su construcción ha coincidido con una dinámica sin precedentes en la economía. No obstante, aún no se ha inaugurado ninguno en América Latina, y de llegar a hacerse, Colombia sería un pais precursor.
El grado de aceptación de los clientes potenciales es un termómetro indispensable para decidir si se arranca o no con el proyecto, en enero del próximo año, pues el costo será igualmente monumental. Aunque Pedro Gómez prefiere no hablar de eso, para hacerse una idea, el valor de las ventas de la primera fase será de 200.000 millones de pesos, lo que indica por qué lados andará la inversión que será necesaria. Y ese es uno de los problemas, pues en estos momentos, si hay algo complicado es conseguir financiación por los elevados niveles de las tasas de interés. Sin embargo, Gómez Barrero es optimista y confía en que la credibilidad del proyecto le permita conseguir los medios necesarios.
El centro internacional de negocios ha sido una obsesión de Pedro Gómez Barrero desde hace 15 años. Inicialmente pensó en desarrollar algo similar en el norte del Valle del Cauca, porque en su opinión, esa iba a ser la zona mejor conectada del país. Se la presentó a los industriales de la región, y aunque tuvo acogida, se requerían inversiones muy altas en infraestructura hotelera y aeroportuaria. Entonces descartó la idea, y siendo presidente Julio César Turbay, propuso desarrollarla en el centro internacional de Bogotá, donde está hoy en día el Parque Central Bavaria. Sin embargo, a Julio Mario Santo Domingo -su propietario- no lo convenció la idea. Siguió insistiendo y desde hace dos años comenzó a hacer los estudios, con Ospinas y Compañía. Su equipo viajó por todo el mundo para conocer los centros de negocios más importantes. Encontró el lote en El Salitre y se decidió por el proyecto.
El centro de negocios puede parecer demasiado ambicioso pero, proporciones guardadas, algo similar le ocurrió a Pedro Gómez hace 20 años, cuando pensó en hacer Unicentro. En Colombia no existía el concepto de centro comercial como tal; las inversiones que se requerían eran muy altas; no había seguridad sobre la acogida que tendría. Era mucha la gente que le auguraba una quiebra si se metía a ese negocio. Y hoy en día, no sólo hay un Unicentro sino tres; en todo el país. Aunque es difícil pensar en que algún día haya tres centros internacionales, con uno solo, Colombia podría quedar a la vanguardia en el continente en materia de promoción del comercio internacional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.