Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/7/2014 12:00:00 AM

Destituido alcalde que cargó al erario ‘relax’ para funcionarios

En un proceso verbal la Procuraduría destituyó e inhabilitó al alcalde de Yopal por 11 años.

La Procuraduría fue contundente. Destituyó e inhabilitó por 11 años al alcalde de Yopal Willman Enrique Celemín por faltas que consideró “gravísimas”.

El mandatario por el Partido Liberal suscribió contratos para la compra de ocho paquetes de turismo, como estímulo para sus funcionarios, por un costo de 24 millones de pesos. También por el empleo de 25 millones de pesos del erario en 150 paquetes de relajación estético-corporal, también para los servidores públicos a su cargo, que incluyeron actividades como exfoliación corporal, relajación estético-corporal y tratamientos para secuelas de acné, entre otros.

En la investigación, que derivó en proceso verbal, se estableció que estos dineros pudieron ser utilizados en los verdaderos problemas que tiene ese municipio, agobiado por ya casi tres años por la falta de un acueducto que supla las necesidades de los habitantes, que deben surtirse de carrotanques.

Igualmente, el mandatario incurrió en falta disciplinaria al haber suscrito y permitido la ejecución de un convenio de cooperación con la Caja de Compensación Familiar del Casanare (Comfacasanare) para brindar atención integral a 640 adultos mayores del municipio de Yopal, pese a que, al parecer, esta entidad no tenía la capacidad, la infraestructura, o la posibilidad real para desarrollar y cumplir las condiciones y obligaciones adquiridas en el convenio.

Esta fue calificada provisionalmente como falta gravísima cometida a título de culpa gravísima.

La otra falta endilgada en el pliego de cargos a Celemín está relacionada con dos contratos y un otrosí celebrados en el año 2012, cuyos objetos contractuales habrían sido enmarcados dentro del Sistema de Estímulos Colectivos para los servidores públicos de la administración municipal, pese a que aparentemente no cumplían con tal fin.

Se trató de los contratos 1353 del 26 de diciembre del 2012, suscrito para suministrar 157 paquetes de relajación estético-corporal; el 1305 del 2012, para proporcionar ocho paquetes de turismo social y un otrosí a un contrato de prestación de servicios suscrito para la adquisición, montaje y desmontaje del pesebre navideño y figuras luminosas en el parque el Resurgimiento del municipio de Yopal (Casanare).

El Ministerio Público consideró que, al parecer, “la actividad aquí contratada no desarrolló, ni se enmarcó en ninguno de los programas de bienestar social, o del programa de incentivos, permitidos por las disposiciones del Sistema de Estímulos para los empleados del Estado, Ley 1567 de 1998 y el decreto 1227 de 2005”. Esta falta fue calificada de manera provisional como “grave cometida a título de culpa gravísima”.

Cuando se conocieron todas esas irregularidades se planteó una paradoja, pues el municipio, uno de los que más dinero han recibido por cuenta de regalías, no tiene para reconstruir el acueducto, pero sí para gastar en la 'relajación' de los funcionarios. Este fallo es en primera instancia y el mandatario podrá seguir defendiéndose.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.