Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2015/11/11 20:00

La paz necesitaría cuatro millones de votos

Ponentes del plebiscito por la paz proponen eliminar el umbral de participación necesaria y reducir la validez del mecanismo al 13 % del censo electoral. Polémica.

Actualmente, el censo electoral está fijado en 33.820.199 votos. Foto: Archivo particular

Desde cuando el presidente Juan Manuel Santos se comprometió a someter a refrendación popular los acuerdos de paz que se alcancen en La Habana, el Gobierno y las FARC saben que el éxito del proceso de paz pasa necesariamente por las urnas. Allí, los esfuerzos de más de tres años de negociaciones podrían fracasar si la mayoría de los ciudadanos decide rechazarlos, o pueden prosperar si la mayoría de colombianos los ratifica con su voto.
 
Aunque los negociadores del Gobierno y de las FARC aún no se ponen de acuerdo en cuál será el mecanismo para refrendar los acuerdos, la fórmula del plebiscito emerge como “la más conveniente”, según palabras del presidente Juan Manuel Santos.
 
Sin embargo, el plebiscito, mecanismo de participación ciudadana que aún no se ha estrenado en el país, tiene duras exigencias en cuanto al umbral de participación. Según la ley vigente, para que un plebiscito sea válido necesita la aprobación de la mitad más uno del censo electoral.
 
Actualmente, el censo electoral está fijado en 33.820.199 votos, por lo que un eventual plebiscito para la paz necesitaría, para constituir mayoría, el voto afirmativo de por los menos 16.910.099 ciudadanos.
 
Para Humberto de la Calle este requisito es “desmesurado” y contrario a la tradición electoral colombiana, donde la participación en las elecciones apenas alcanza la mitad del censo electoral. Dijo que la exigencia “no es realista”, pues en el país nunca se ha llegado a la participación de casi 17 millones de colombianos en las urnas. Por eso, al exponer las bondades del plebiscito, también le pidió al Congreso ajustar el umbral sin ablandarlo.
 
Atendiendo la sugerencia, los ponentes del proyecto de plebiscito definieron una propuesta para disminuir las exigencias del plebiscito. Según el senador Armando Benedetti, el plebiscito para la paz sería válido con el voto afirmativo del 13 % de los votos.
 
Eso quiere decir que si el próximo 23 de marzo, el Gobierno y las FARC firman el acuerdo para poner fin al conflicto, este deberá ser ratificado en las urnas con el voto afirmativo de 4.396.625 ciudadanos, si es que se aprueba el mecanismo en el Congreso.
 
Luego de conocerse esta propuesta, el senador Álvaro Uribe se declaró en oposición al proyecto. Dijo que si para el Gobierno y el negociador Humberto de la Calle “una dosis de realismo” es aceptar que los responsables de los mayores crtímenes no vayan a la cárcel, o que tengan elegibilidad política, es una impunidad que generará altas dosis de violencia.
 
También cuestionó la eficacia del plebiscito, pues considera que a los colombianos se les hará una sola pregunta, pero no podrán decidir respecto a otros acuerdos. “Engloba todos los temas en uno y los colombianos no tienen opción distinta a decir sí o no. A un colombiano que diga yo estoy con la paz pero no con la impunidad, no le permitirán pronunciarse”.

Uribe se abstuvo de responder si saldría a votar en un eventual plebiscito.

Por su parte, el fiscal Eduardo Montealegre, señaló que el plebiscito era un exceso de generosidad del presidente Santos pues, en su concepto, no se requiere de ningún mecanismo de refrendación para darle validez a los acuerdos que se adelantan en La Habana.
 
Según el proyecto, el plebiscito se votaría en un solo día y no será obligatorio. Tampoco se impondrán sanciones a quienes decidan no votar. La iniciativa, que en principio fue de origen parlamentario, pero que ya empezó a ser reclamada por el propio presidente Santos, tendrá su primer debate la próxima semana en el Senado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.