Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/26/2015 5:00:00 PM

Dilian Francisca y la foto de la discordia

Revuelo en ese departamento porque en la inauguración de la sala de urgencias de un hospital, aparece la exsenadora hoy precandidata a la gobernación.

En el Valle del Cauca es claro que lo que haga o diga la ex senadora Dilian Francisca Toro Torres, de inmediato sacude el tablero político de ese departamento. Semejante poder que le atribuyen a esa dirigente política no es gratuito.

La baronesa del Valle no solo tiene en ascuas el ajedrez político para las próximas elecciones territoriales, por cuenta de la incertidumbre en torno a su eventual candidatura (ya que está pendiente de un fallo judicial), sino que es una de las dirigentes más votadas en la región y en la actualidad cuenta con un envidiable bloque parlamentario conformado por un senador y tres representantes a la cámara. Todos fieles a ella.

De ahí que su presencia en la inauguración de una obra en el municipio de Palmira, despertó toda clase de suspicacias y de paso podría poner en aprietos a uno de sus alfiles políticos: el alcalde Ritter López.

La historia tuvo origen el pasado lunes 16 de marzo cuando el alcalde de Palmira hizo entrega oficial de la primera etapa del proceso de remodelación del hospital Raúl Orejuela de esa ciudad. El proyecto que tendrá un costo total cercano a los 8.000 millones de pesos, contempla la modernización de esa casa de salud.

Y ese lunes el mandatario entregó con bombos y platillos la adecuación de la sala de urgencias del hospital. Lo llamativo de la noticia, es que en dicha ceremonia de apertura estaban presentes las autoridades políticas locales, del sector salud y una particular.

Esa persona particular era nada más y nada menos que la ex senadora Dilian Francisca Toro. Pese a que su presencia era notable y no podía pasar inadvertida, en el boletín de prensa oficial que publicó la alcaldía, se nota el esmero por no mencionarla y como dato curioso, no hay fotografías sociales del certamen.

“El acto contó con la asistencia del Secretario de Salud del Municipio, Alejandro Solo Nieto; el Gerente del centro hospitalario, Ricardo López; los diputados, Luis Alfonso Chávez, Hugo Armando Bohórquez y Antonio Ospina, el Presidente del Concejo Juan Carlos Suárez; Concejales del Municipio; miembros del Gabinete Municipal; sector privado y de la salud, quienes destacaron con positivas calificaciones la labor desarrollada por el alcalde Ritter López en materia de salud”. (Ver boletín)

Al ser consultado sobre la presencia de la ex senadora en el acto inaugural, el mandatario López aclaró a este portal que “no la invité y ella tiene todo el derecho de asistir a una obra para la cual hizo gestión”.

Argumentó además que no le ve problema, “ya que ella no es candidata a la gobernación y era un acto de gratitud darle el reconocimiento a su gestión”.

Sin embargo, sus detractores políticos no ven el asunto tan ingenuamente y consideran que la presencia de la ex senadora es “una evidente violación a las reglas de juego electorales y una prueba de que el alcalde está participando en política”, dijo un veedor ciudadano que pidió omitir su nombre.

La verdad es que tanto el alcalde y el veedor tienen razón en sus posturas. El alcalde porque en efecto, al menos oficialmente, la ex senadora aún no es candidata a la gobernación del Valle; de hecho, ni siquiera tiene el aval asegurado dentro del partido de La U, para tal efecto.

Pero el veedor también tiene razón cuando manifiesta que esa ceremonia pone en desventaja a los posibles contrincantes de la ex senadora, ya que la inauguración de la obra del hospital le da mayor visibilidad ante sus eventuales electores. Pocos aspirantes a la gobernación tienen la posibilidad de inaugurar obras.

Otro factor que juega mucho en la molestia que causó la foto, es el sitio donde ocurrió el hecho. Para nadie es un secreto que Palmira es uno de los fortines electorales y burocráticos más preciados que tiene Dilian Francisca Toro. Ese municipio maneja un presupuesto cercano a los 300.000 millones de pesos y el alcalde actual Ritter López, es de su cuerda política y llegó a ese cargo como ficha de la ex senadora.

Otro hecho relevante es que Palmira es una máquina que produce votos y para la muestra un botón. De los cuatro congresistas que tiene Dilian en el Congreso (un senador y tres Representantes a la cámara) uno es de Palmira.

Se trata del Representante Élbert Díaz Lozano; coincidencialmente antes de llegar al Congreso, el señor Díaz era asesor del alcalde Ritter López. De los 37.505 votos que sacó en todo el Valle, más de la mitad los obtuvo en Palmira. Igual fenómeno electoral pasó con el senador Roosvelt Rodríguez, ya que de los 77.232 votos ganados en el Valle, casi el 20 por ciento de ellos fueron de Palmira.

Por todo lo anterior se puede afirmar que la fotografía donde aparece la ex senadora y precandidata a la gobernación Dilian Francisca Toro, inaugurando una obra en Palmira, es (más allá de las suspicacias y la discordia) una muestra del poder que tiene la baronesa del Valle para salir ilesa de la lupa de las autoridades. Lo que muchos se preguntan es si esa misma suerte la correrá su pupilo el alcalde Ritter López.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.